Andrés Arauz apuesta por el cierre de la brecha digital en Ecuador

El candidato con más opciones de vencer en la segunda vuelta sostiene que el acceso a Internet debería ser un derecho para todos y todas las ecuatorianas.

La brecha digital en Ecuador mantiene a más de la mitad de la población sin acceso a Internet, una herramienta que actualmente significa no solo estar comunicado, sino también la certeza de tener trabajo y de poder estudiar en tiempos de pandemia.

Ecuador es un país donde la deuda social comprende la necesidad de electrificar todo el territorio y así llevar electricidad a las zonas rurales, e igualmente democratizar el acceso al internet en la velocidad adecuada.

Justicia digital

En el contexto de una propuesta que conecta la creación de una nueva economía sustentable, la democratización del acceso a la tecnología y la promoción de la innovación, Andrés Arauz se trazó como meta acabar con el rentismo neoliberal en el terreno virtual.

Actualmente, el acceso a internet en Ecuador no solo se encuentra privatizado, sino también controlado por muy pocas compañías, apenas 15 empresas son proveedoras en todo el país, lo cual ofrece un margen estrecho de elección a quienes deseen contratar este servicio.

Si bien es cierto que el costo del servicio no es el más alto de la región, la cobertura no es amplia y las empresas proveedoras han sido señaladas por discriminar a los sectores de bajos ingresos, y la velocidad es lenta lo cual perjudica el rendimiento de la herramienta.

Andrés Arauz afirma que las plataformas virtuales conforman un monopolio natural y que por ello internet debe ser considerado como un servicio público, por ser un bien de utilidad pública, al igual que la información, que debe ser democratizado.

La llamada ciudadanía virtual es el horizonte que dibuja la propuesta de Andrés Arauz para recuperar internet para beneficio de las mayorías, por ello también plantea la digitalización definitiva de la administración pública.

Alfabetización tecnológica

A mediados del año 2020, autoridades del gobierno de Lenín Moreno anunciaron el cierre de los infocentros, un programa que la Revolución Ciudadana implementó para que las comunidades rurales en Ecuador pudieran acceder al servicio de internet.

Desde 2011 efectivamente la brecha digital comenzó a cerrarse. Desde 2012 a 2014 se pudo constatar el descenso del analfabetismo tecnológico del 21 al 14% de la población. Casi 200 mil personas fueron capacitadas en los infocentros.

Aún cuando algunos de estos centros se mantienen abiertos, el servicio que ofrecen seha reducido considerablemente a causa de los recortes en inversión social ordenados por Lenín Moreno.

Andrés Arauz afirma que internet es un derecho humano, y como tal considera que cada ecuatoriano debe acceder a él con su cédula de identidad. Bajo su mandato, los programas de alfabetización tecnológica como el de Infocentros continuarán con mayor fuerza y alcance.

Arauz lleva su propuesta más allá, ya que quiere construir una Red de Centros de Innovación Ciudadana que giren en torno al hecho científico, esta es una fase superior a la superación de la brecha digital que buscará mayores niveles de soberanía tecnológica y económica para Ecuador.

Comentarios