Maite Mola: “la información tiene que basarse en los hechos, en la verdad”

La vicepresidenta del PIE analiza la situación de la libertad de expresión, expresando que la imparcialidad debe primar a la hora de informar.

La información es uno de los mayores poderes que existen en la realidad política y social. Dominarla significa crear un relato que puede incluso sustituir a lo que la mayoría social percibe mediante sus sentidos. Una democracia puede convertirse una dictadura, la violencia de Estado en protección frente a peligrosos violentos y un explotador en un generador de riqueza y puestos de empleo.

A causa de ello, la mayoría de países del mundo han legislado para, primero limitar, y después controlar los medios de comunicación que dan la información a la sociedad. Con contadas excepciones, esas legislaciones han dado la práctica totalidad del espectro mediático a los altavoces del sistema, silenciando a las voces que se les oponen.

Sobre este tema hablamos con la vicepresidenta del Partido de la Izquierda Europeo (PIE), Maite Mola, durante una entrevista en la que también estuvo el dirigente hondureño Bartolo Fuentes. La progresista expresó que “yo creo en la imparcialidad. Hay que informar imparcialmente, porque uno ideológicamente puede pensar -evitando extremos- lo que quiera, pero cuando uno informa lo que tiene que hacer es basarse en los hechos, en la verdad“.

Un código ético que muy pocos siguen, ya que la polarización, las Fake News, y el sensacionalismo (clickbait) generan visitas e interacciones, lo que aumentan los beneficios económicos a la vez que dinamitan la credibilidad periodística, creando un clima de tensión social que la extrema derecha ha sabido aprovechar para colar su discurso de odio.

Maite Mola conoce esa situación, “como bien se ha dicho, todo depende del dueño, pero no me refiero al dueño del periódico, sino al capitalismo, que son los dueños de todo. Entonces no hay libertad de expresión, no hay posibilidad -como decía Bartolo Fuentes- de trabajar en un medio de comunicación salvo si haces lo que te mandan“, sostiene, para terminar añadiendo que “luego está el tema de las redes sociales, que es un auténtico desastre lo que se está haciendo, todo pagado“, denuncia refiriéndose a los bots y al acoso.

Yo creo en la imparcialidad. Hay que informar imparcialmente, porque uno ideológicamente puede pensar -evitando extremos- lo que quiera, pero cuando uno informa lo que tiene que hacer es basarse en los hechos, en la verdad. Maite Mola.

Para la vicepresidenta del PIEno se trata de un reparto ideológico, que los que son de derechas digan lo que el medio de derechas les dice, y los que son de izquierdas digan lo que les dicen, sino que se trata de una obligación deontológica de decir lo que pasa realmente, y luego que cada una lo interpretemos“.

Unas palabras que se refieren a la conciencia crítica que permitiría a la sociedad avanzar hacia posiciones de igualdad, libertad y justicia social, al tener todos los elementos para juzgar la realidad objetiva, sin contaminación mediática que los incline a un lugar u a otro.