Adrien Fowl (I): “Los videojuegos deberían unirnos, no separarnos”

El youtuber español Adrien Fowl reflexiona sobre la polarización en el mundo de los videojuegos, comentando la posición de su canal SKYHAMMER frente al hate.

Adrien Fowl es un youtuber español que habla sobre videojuegos. Su canal se llama SKYHAMMER, y en él se puede encontrar contenido de elevada calidad.

Este apasionado de los videojuegos irrumpe, -lleva dos años de actividad constante aunque su popularidad aumenta de manera sostenida desde hace siete meses-, con un contenido que la comunidad de videojugadores, en su facción más hardcore, necesitaba con urgencia.

Otros creadores de contenido habían encontrado en el hate sus minas de oro. La “Guerra de Consolas” genera visitas e interacciones, pero también amenazas, frustración, rabia… Sin embargo, un grupo de youtubers entre los que se encuentra Adrien Fowl, ha sabido cómo calmar los ánimos para que el objetivo común sea el que siempre debió haber sido: disfrutar jugando videojuegos.

Con un lenguaje suave expresado con calma que respeta a todos y a todas, con críticas constructivas y reconocimiento de los puntos fuertes de todas las compañías, mediante dialéctica forjada con didáctica, Adrien Fowl comenta y analiza la actualidad de los videojuegos, aportando valor a la información con datos objetivos y opiniones bien contrastadas.

De vez en cuando tiene tiempo para realizar vídeos con un análisis más profundo, tratando temas técnicos sobre el desarrollo de los videojuegos, como la importancia de las escaleras en los títulos. Su pasión por el tema consigue que un tema de nicho como ese, rompa los límites e interese a quienes no dominen esos aspectos técnicos.

Descubrí tu canal de YouTube hace un par de meses, huyendo de otros canales sobre videojuegos que usan el hate como forma de conseguir visitas e interacciones, ¿cómo es estar en el medio de una escenario tan polarizado?

¡Hola! Lo cierto es que al principio pensaba que me iba a librar de tener haters, pero parece ser que a medida que el canal ha ido creciendo y ha ido llegando a más y más personas, me he dado cuenta de que hay una buena cantidad de usuarios, (afortunadamente no son la mayoría), que no aceptan que su marca favorita sea criticada. Estos usuarios tóxicos, que los hay en todas las plataformas, son una minoría pero hacen mucho ruido.

Afortunadamente, manejo bastante bien el tema especialmente porque llevo desde el final de la adolescencia subiéndome a los escenarios en distintas bandas de rock, y las críticas siempre han estado ahí. Son parte de dar la cara de manera pública expresando tus opiniones.

A la gente que está fuera de la comunidad gamer le sorprende que exista un ambiente tan crispado en torno a los usuarios de diferentes consolas, ¿cómo se ha llegado a este punto?

En primer lugar quiero decir que es una verdadera pena que a veces nos encontremos con este panorama tan polarizado cuando, como digo siempre en mi canal, los videojuegos deberían unirnos, no separarnos.

Actualmente el mundo de los videojuegos en las redes sociales e Internet se puede comparar a la rivalidad que hay entre los seguidores de dos equipos de fútbol rivales, (Madrid- Barça, Sevilla- Betis, etc), o a lo que vivimos muchas veces en el escenario político de muchos países.

Debo decir que para mí no tiene ningún sentido porque estamos hablando de compañías que nos ofrecen sus productos o servicios, y nosotros decidimos si nos interesa pagar por ellos o no.

Por diversas razones, hay gente que tiene verdadero fanatismo por su marca favorita (Xbox, Playstation, Nintendo, etc), y entiende cualquier crítica hacia estas compañías como una crítica personal hacia ellos mismos.

¿Cómo te afecta esta situación a la hora de grabar tus vídeos? ¿Eres más cuidadoso con las palabras que usas o te autocensuras de alguna manera?

Desde el primer momento tenía claro que yo quería hablar sobre videojuegos sin crear polémicas con otros usuarios, y siempre hablando desde el punto de vista del usuario, especialmente a la hora de criticar ciertas decisiones o prácticas que llevan a cabo algunas compañías.

Más de doce años en la docencia me han enseñado que se puede debatir sobre las más diversas cuestiones sin necesidad de recurrir al insulto fácil y, sobre todo, sin ver al que no piensa como tú como un un enemigo. Realmente no necesito censurar mi discurso ni mi forma de hablar, ya que para mí no es habitual recurrir a los insultos o descalificaciones. Hay que hablar con hechos y argumentos.

Y lo más importante de todo para mí es que esto no es una guerra de unos contra otros. No se trata de dejar claro que mi plataforma de juego favorita es la mejor, y la tuya es una basura. No pasa nada por no estar de acuerdo en todo. Algunos pretenden implementar el pensamiento único, pero yo prefiero que cada uno tenga su propia opinión y disfrute de lo que quiera donde quiera.

Acaba de llegar una nueva generación de consolas, ¿cuáles son tus expectativas con las máquinas de nueva generación?

Pues a pesar de la falta de títulos potentes de nueva generación, debo decir que estoy muy contento con lo que ofrecen las nuevas consolas, especialmente en lo relacionado con la mejora de calidad de vida del usuario.

Hablo de características como los tiempos de carga reducidos (a veces casi inexistentes), el smart delivery, quick resume, etc. Nunca me había sentido tan cómodo jugando a videojuegos como en la actualidad.

Comentarios