La recuperación de la CELAC, tarea pendiente de la izquierda latinoamericana

Pablo Cisneros considera inconcebible que los países de América Latina no busquen primero las alianzas entre ellos, como un bloque, antes que buscar alianzas lejos.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), es una organización supranacional en la que están todos los países de América excepto Canadá y Estados Unidos (EEUU). Fundada por la izquierda hace una década, nació con la voluntad de sustituir a la OEA.

Los gobiernos progresistas de la región siguen participando en ella, pese a que en la actualidad no se toman decisiones vinculantes ni se cierras acuerdos comerciales ni diplomáticos en conjunto.

Una cuestión que, por motivos puramente económicos, debería cambiar. Así lo considera el analista político Pablo Cisneros, “creo que la CELAC en general es la mejor muestra de integración regional. La integración regional es una tarea pendiente de toda la historia de Latinoamérica desde que se independizó de la monarquía española“.

Sobre la entente internacional, Cisneros considera que “la CELAC tiene muchas fortalezas, ya que sus integrantes representan una región donde solamente hay 4 idiomas, sus países tienen casi la misma historia, posen una misma idiosincrasia, las mismas costumbres y las mismas culturas“.

De ahí que “sea inconcebible que los mismos países latinoamericanos busquen tener comercio con regiones de fuera de Latinoamérica como Estados Unidos o Europa, cuando aquí se pueden dar unas mejores condiciones de comercio e integración“.