The news is by your side.

¿Por qué Shingeki No Kyojin es el mejor anime del 2022?

Si no te has enterado, esta es una de las series japonesas que ha conquistado al público y está en su etapa final, con muchos secretos que revelar y que te dejarán impresionado.

Estamos en pleno 2022 y Shingeki No Kyojin (también conocido como Ataque a los Titanes) continúa siendo el mejor anime del año, rompiendo récords y convirtiéndose en quizás una de las historias más impactantes, tanto de la animación japonesa, como entre otras series con las que podría compartir categoría.

Lo cierto es que ha enganchado a más de un espectador, consiguiendo que personas que antes rechazaban ver cualquier anime, ahora esperen cada domingo para saber que sucederá con estos elaborados personajes, los cuales inevitablemente generan una gran empatía con la audiencia.

Esta adaptación llegó un poco tarde, luego de que sacaran la primera temporada hace mucho y dejaran en pausa a sus seguidores, con inmensas dudas sobre los misterios que escondía la trama, así como también el giro tan abrumador de los acontecimientos.

Por mucho tiempo, esta fue una serie de confort —pese a que más de uno estuvo a punto de sufrir un colapso por la ansiedad y las escenas tan crudas—, porque demostró que pese a no tener una ejecución tan impecable, se remontó y consiguió transformarse en una pieza extraordinaria que todos pueden disfrutar.

Camino al sótano de Eren

Durante el transcurso de la historia, es como si estuvieras en oscuridad y buscas un vestigio de luz para conectar todos los puntos. Por ello, Isayama —el mangaka— te va barajando ciertas pistas para que construyas tus hipótesis y al final resulta ser algo completamente distinto.

Lo mejor de todo, es que reúne diversas referencias y detalles tan minuciosos que la hacen más profunda, inquietante, porque quieres las respuestas y cuando no te das cuenta, terminas «entregando tu corazón» como dice el Comandante Erwin Smith.

Además, los personajes logran encajar y tener una dinámica tan realista que inevitablemente te sientes dentro de ese mundo. Aprendes a ver los matices en sus personalidades, ver el crecimiento, desarrollo y madurez que adquieren con el paso del tiempo, incluyendo el choque traumático de las muertes y sucesos, pero lo más resaltante es que están muy humanizados.

Por supuesto, hay villanos absolutos, pero ninguno puede considerarse un héroe con una moral y ética incuestionable, pues, transmiten la naturaleza imperfecta, voluble, a veces egoísta, esperanzadora y mucho más, del hombre en el mundo real.

A su vez, esta serie posee simbolismos políticos y raciales inspirados en regímenes dictatoriales de la historia de la humanidad, especialmente considerando que presenta a un país cuya cultura es supremacista, un tanto etnocéntrica y bastante cruel. Si bien es polémica, no se encuentra alejada de lo que en algún momento experimentaron los grupos raciales, étnicos y religiosos que eran perseguidos por tales motivos.

De ahí que, en un primer instante muestran que los titanes son la amenaza principal para la supervivencia humana, en este caso, de Paradis, ese pequeño «país» que está encerrado en grandes murallas que los protegen y aíslan del peligro. No obstante, es solo una cortina para ocultar la faceta oscura y corrupta que hay detrás.

Justicia, igualdad y política

Una premisa muy importante es: hasta que punto es sano darle el poder a un gobernante, considerando que puede sucumbir ante sus propios intereses y dejarse llevar por la soberbia, la avaricia; olvidándose de a quienes representa, por los cuales debe velar, y en este sistema monárquico que tiene, es bastante visible.

Conspiraciones, traiciones, incluso golpes de Estado, hay tantos elementos que pueden verse a la luz de nuestro juicio y nos hace reflexionar. Porque pese a tener bastante acción, escenas sangrientas, trágicas y desgarradoras, cuestiona nuestra percepción de la justicia.

Cabe destacar que entre la variedad de personajes que hay, no existe esa sexualización hacia las féminas o se introducen a la trama como «relleno» porque realmente cumplen con un rol relevante dentro de la historia y tienen cualidades, talentos, destrezas que son clave para alcanzar los objetivos.

Por si fuera poco, presenta a un líder político-militar —que monta a caballo, casualmente— y tiene ideas revolucionarias, posee proyectos y sueños personales que iban en beneficio del colectivo, con tanto potencial que me recuerda inevitablemente a Simón Bolívar. ¡Sí, pueden reírse en este punto! Pero véanla y me van comentando que les parece esa comparación.

En síntesis, estas son algunas de las razones por las cuales Attack on Titan es uno de los mejores animes del 2022 y probablemente de la historia de la animación japonesa, luego de Fullmetal Alchemist: Brotherhood.