Enrique Santiago: “la llegada de la Tercera República es un proceso imparable”

Se podría decir que la vida del madrileño Enrique Santiago siempre ha estado unida a la actividad política. Este licenciado en derecho por la Universidad Complutense, es ahora diputado en la cámara baja por Unidas Podemos y desempeña la secretaría general del histórico Partido Comunista de España (PCE).

Su vida política ha ido ligada siempre a este partido y a Izquierda Unida, donde ha jugado un papel notable. Cabe destacar también que fue secretario general de la UJCE (juventudes del PCE) a la edad de 26 años.

Dentro de su carrera jurídica, hay que resaltar su participación como abogado de la acusación en diversas causas de interés político, como la causa contra la dictadura militar en Argentina, la detención y acusación popular contra el dictador chileno Pinochet y, dentro de España en casos tan sonados como el de José Couso y el caso Bárcenas.

Además de todo esto, jugó un papel fundamental como asesor jurídico en el proceso de paz entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno colombiano, asunto que será tratado en profundidad más adelante.

La primera pregunta es obligada como dirigente del PCE, ¿puede volver a enganchar el comunismo?

El comunismo y el trabajo del Partido Comunista de España será necesario mientras siga habiendo explotación de unas personas sobre otras. Los comunistas tenemos un modelo de sociedad que cubre las necesidades de los trabajadores y que es respetuoso con la sostenibilidad del planeta, porque si algo ha demostrado el capitalismo es que es un sistema incompatible con la vida y, por supuesto, con los derechos de los trabajadores.

Con todo esto, la humanidad deberá buscar sistemas económicos alternativos. En nuestro país, el Partido Comunista siempre ha estado en los momentos más complicados defendiendo a la clase trabajadora y las libertades cuando no había nadie más haciéndolo. Es, sin duda alguna, la herramienta de solidaridad política más importante que existe.

Respecto al PCE y sus objetivos, recuerda que se han vivido momentos de cierta confusión ante las nuevas situaciones y el fraude que ha representado el no cumplimiento de la Constitución en ámbitos como el acceso a un trabajo digno, a la vivienda o a la educación pública: “la oligarquía española no estaba dispuesta a cumplir el pacto constitucional en el cual los comunistas cedimos en muchas cuestiones (como con la monarquía heredada del franquismo)”.

El PCE sigue apostando por crear un bloque de izquierdas lo más amplio posible, esta vez bajo el signo de Unidas Podemos. Santiago recuerda con esto ejemplos anteriores como el Frente Popular durante la II República e IU durante los años 80 y 90.
¿Es la mejor opción para un comunista votar a UP?

Sin duda alguna. Ahora mismo UP representa el bloque de izquierdas más amplio existente, capaz de llevar a cabo políticas que garanticen derechos. Rechaza las medidas neoliberales que empobrecen y que crean acumulaciones ingentes de riqueza cada vez en menos manos.

Estas políticas neoliberales, derivadas del Tratado de Maastritcht, representan la amputación de todos los mecanismos de redistribución de riqueza de un estado que pretenda ser social. UP es la alternativa que tenemos que impulsar para defender los derechos de nuestro pueblo.

UP surgió con el objetivo de romper con el régimen y con todo. Sin embargo, en el último debate electoral, Iglesias salió con la constitución en la mano…

Lo que Iglesias trató de resaltar ya lo explicó Anguita en su día: es de gran desfachatez alardear de constitucionalismo e incumplir sistemáticamente esos derechos que el PCE exigió y consiguió que se incluyeran en al Constitución. Todos los derechos constitucionales se tienen que cumplir y no se puede aceptar que algunos se hayan convertido en sacrosantos, como el derecho a la propiedad privada, y otros sean ignorados.

Con la mirada ya puesta en la repetición electoral del 10 de noviembre, las encuestas no son demasiado favorables para la formación morada. Con el nuevo panorama y el surgimiento de partidos como Más País podría perder hasta el 20% de sus escaños. El líder del PCE denuncia que esta repetición podría haberse evitado, pero el PSOE y su afán de volver al bipartidismo han llevado a ella a todos los españoles. “El PSOE intentó dar la imagen de que el único voto útil de izquierdas era el dirigido a ellos, y tampoco podían asumir que una fuerza a la izquierda de ese social-neoliberalismo entrase en el consejo de ministros”.

Sobre la formación de Errejón, señala el hecho de que cada vez que la izquierda alternativa está fuerte surge una nueva formación que divide el voto. “El PCE lo vio al final de los 70 con el surgimiento de un autodenominado sector renovador que encabezó Pilar Bravo y que finalmente acabó en el seno del PSOE. Lo volvimos a ver en los 90, cuando IU estaba en su momento de mayor fortaleza surge el Partido de Nueva Izquierda. También venía a renovar la izquierda y acabó entrando en el PSOE. Ahora hemos visto lo mismo. Surge dentro de UP un partido sin programa, sin propuestas pero con un gran apoyo de los medios… dicen que para renovar a la izquierda. Dentro de unos meses hablaremos, pero desde mi punto de vista también acabará en el partido socialista y habiendo debilitado a la izquierda. No hay especio politico entre la amplia alianza Unidas Podemos y el PSOE
Queremos una izquierda más verde y menos proletaria” ¿Qué opina de esta frase de Errejón?

No voy a valorar lo que diga uno u otro dirigente, pero creo que la historia es la historia de la lucha de clases desde que está datada y no creo que haya ninguna contradicción entre reivindicar el papel protagónico de la clase trabajadora y defender un modelo económico y social sostenible, respetuoso con un planeta de recursos finitos pero suficiente para toda la humanidad.

Creo que la crisis ecológica que hay ahora mismo es consecuencia de que la lucha de clases la va ganando el gran capital que solo piensa en acumular riqueza y no los trabajadores.