Pablo Hasel: «El Estado emplea la incertidumbre de no saber cuando serás encarcelado como tortura psicológica»

Vuelvo a entrevistar a Pablo Hasel, rapero y poeta. La primera vez fue en 2011 durante una de sus actuaciones en Barcelona, a las pocas horas de que fuera puesto en libertad después de declarar ante la Audiencia Nacional. Ahora, en 2018, ya ha vivido varios juicios y ha sido condenado a la cárcel, aunque por el momento no ha entrado a ella. A través de esta entrevista trato de dar a conocer la persona que hay detrás del artista.

¿Cuando nace Pablo Hasel?

Cuando tras llevar unos años escuchando y escribiendo rap, decido grabar canciones y compartirlas públicamente. Hasel es mi apodo, yo me llamo Pablo a secas.

¿Qué siente un artista al ser conocido por el gran público porsus condenas judiciales y no por su obra?

Eso no es del todo así, muchas personas me conocen por mis canciones, de hecho a mí me han condenado por mis canciones y precisamente, como ellos mismos reconocen, me detienen y condenan por ser conocido por éstas. En el primer juicio ya citaron todas las visitas que tenían. La represión que sufro es una consecuencia, entre otras cosas, de ser conocido por mis creaciones. Otra cosa es que haya muchas personas que solo me conozcan tras las detenciones o juicios, pero repito, son consecuencia de mis canciones.

¿Pablo Hasel puede vivir de su arte?

No, sobrevivir a duras penas. Pero por ser quien soy tengo aún más dificultades para encontrar otro trabajo, para conseguir el último tuve que irme a Francia a coger fruta en condiciones peor que lamentables.

¿Cómo crees que te han proyectado los grandes medios españoles? ¿Y cómo crees que te ha mostrado TV3?

De los grandes, ninguno me ha dado un trato del todo objetivo. Los españolistas se han cebado más conmigo por razones evidentes, han manipulado hasta la saciedad llegando a inventarse que he apoyado el terrorismo yihadista, cuando jamás apoyaré acciones donde sean asesinados inocentes y siempre he denunciado que, como reconoció la propia CIA, el yihadismo ha sido y es un instrumento del imperialismo para invadir y controlar países, además de para generar terror entre la población de aquí y someternos a más vigilancia.

¿Pablo Hasel es un símbolo?

No pecaré de falsa modestia, el no haber claudicado y seguir luchando, me ha convertido en un referente para muchas personas. Me quedo con lo positivo de ver cómo inspira a otros a tomar el camino revolucionario.

¿Con los juicios pendientes que tienes, crees que es posible que acabes pasando una etapa en la cárcel?

Ya solo con los que he tenido, es casi seguro si la solidaridad no lo evita, que pasaré alrededor de 4 años preso. Eso sumado a los que tengo pendientes, pueden hacerme pasar una temporada aún más larga.

¿Cómo se vive sintiendo que la cárcel está en el horizonte?

Es muy duro, pero a la vez siento orgullo y tengo mucha fuerza. Prefiero ver el vaso medio lleno y quedarme con todas las personas que a raíz de casos como el mío, están empezando a abrir los ojos y a organizarse para luchar. El Estado emplea la incertidumbre de no saber cuando serás encarcelado, como tortura psicológica para irte quemando, porque por más que uno esté mentalizado, es jodido no poder hacer planes al no saber si en una semana o en siete meses vendrán a por ti.

Después de leer tu último artículo en el que cargas contra Julio Anguita ¿Piensas que es un fascista?

No, ha sido y es un colaborador del fascismo. Sirvió para pregonar la reconciliación con el fascismo, siempre ha defendido la Constitución redactada por fascistas a su servicio, ha llamado al respeto a la legalidad del régimen que nace del 39 y que nos oprime, ha legitimado la represión contra comunistas y otros revolucionarios antifascistas, ha silenciado torturas, asesinatos y encarcelamientos de antifascistas, ha dicho que se puede votar a la ultraderecha si es honesta y un largo etc. Si eso no es ser colaborador del fascismo, los Borbones no son ladrones. Ya advertían los clásicos comunistas que «la socialdemocracia es la pata izquierda del fascismo«.

En tu artículo «La revolució dels somriures» señalas que el pueblo tomó la iniciativa el 1-O, y a la vez dices que «aprofitant-se també de la ignorància dels seus votants que els tenien com a messies (i els tenen encara molts)». ¿Es una crítica al pueblo que a pesar de estar organizado es ignorante y se deja manipular, o a sus líderes por engañarlos y manipularlos?

La culpa principal es de los manipuladores. Pero cuando te engañan una y otra vez y siguen votándolos o creyendo en ellos, la culpa también es suya. El 1 de Octubre fue posible gracias a la organización popular que por unas horas derrotó al Estado. Después de esa victoria, todo han sido derrotas por haber hecho caso a los estafadores como Puigdemont que frenaron la defensa de la república en las calles y que perpetúan la sumisión más patética.

Podríamos haber tenido muchos más 1 de Octubre con más combatividad, para al menos debilitar al régimen, pero han hecho todo lo posible por frenarlo, y ahora criminalizan hasta a quienes se tapan la cara para evitar la tremenda represión. Hasta el 1 de Octubre y presionados por el pueblo, estos líderes desobedecieron y merecían un apoyo crítico.

Después, claudicaron por la represión y no tuvieron ni la mínima decencia de dimitir. Ahora es importante denunciar la represión que han sufrido, pero también la estafa de no respetar el resultado del referéndum y acatar al Estado, cuando prometieron todo lo contrario costara lo que costara.

¿Sientes que por tus opiniones se intentan encontrar tus contradicciones más que a los demás artistas?

Sí y en parte es normal por ser comunista. Lo ridículo viene cuando se utilizan errores del pasado a falta de argumentos en el presente, o se manipula hablando sin saber, pero vamos, eso no pasa solo conmigo. Cuando uno es una figura pública, hay errores que quedan grabados para siempre, cosa que no pasa con las personas más anónimas.

¿Puedes decirnos algunas de tus contradicciones?

Nadie nace sabiendo y la evolución es un proceso largo. Cómo no, me he equivocado muchas veces fruto de la ingenuidad o la ignorancia, ya que hablábamos de Anguita, hace muchos años lo defendí públicamente en alguna ocasión porque creía que podría ser una alternativa mejor. Cuando conocí más, lo citado anteriormente, además de ver el bombo que le daban los medios del régimen, entendí que servía a todo menos a la lucha revolucionaria. Lo mismo con Iglesias o Monedero, creí que podían ser aliados pese a las diferencias bastante antes de que crearan Podemos, pero también acabé viendo claro lo que son y lo denuncié alto y claro antes de que crearan el partido.

¿Nos podrías dar un consejo final?

Mirar hacia otro lado no es una opción, hacerlo nos ha llevado a esta terrible situación en la que cada día nos dejan con menos. La lucha puede traer problemas pero trae y traerá conquistas. Sin embargo pasar de esta no solo no trae conquistas, sino que traerá cada vez más problemas porque este Estado terrorista niega sistemáticamente los derechos y libertades más fundamentales.

Todos podemos aportar mucho a la lucha de una forma u otra, basta con dejarse de excusas e inseguridades y ponerse manos a la obra. Merece la pena lo que llena, ser fiel a tu conciencia. Lo digo yo que he recibido muchos palos por ello y lo dicen quienes como Manuel Pérez Martínez (camarada Arenas) han recibido muchísimos más.

Queremos leer tu opinión.