¡Qué caballo!

La prensa mercenaria está jugándose el más vergonzoso y triste papel de su historia. Al tremendo PAQUETAZO lo llama “oportunidad”; a la criminal eliminación de los subsidios a todos los combustibles lo califica como un acto de “valentía de los últimos 40 años”.

Ninguno de los investigadores que se quejaron durante 10 años de que no podían publicar lo que les daba la regalada gana, ha entrevistado a las víctimas del PAQUETAZO, ni a los usuarios ni a los conductores ni transportistas. Todo está sacramentado en el altar del salvaje capitalismo neoliberal, mientras el arbitrario poder mediático distorsiona las brutales medidas económicas que afectan a la paupérrima economía popular, distrayendo al pueblo con crónica roja y escándalos parecidos. Un periodista estrella, que se cree el Tarzán de la pantalla y del micrófono, pero en bonsay, tuvo la audacia de afirmar que el PAQUETAZO no afecta al pueblo porque los pobres andan sólo a caballo. ¡Qué caballo!

El modelo del viejo país se cumple a raja tabla. Por el camino de las concesiones quieren llevarnos a la privatización de todo el patrimonio nacional. Van por la riqueza energética estratégica, intocable por expreso mandato constitucional; pero eso les tiene sin cuidado, les importa un bledo.

Posts Relacionados

El mismo guión que utilizaron en el pasado para privatizar por ejemplo AZTRA: atacaron su productividad, le privaron de sus propios recursos, confrontaron con la fuerza laboral y cuando estaba en estado agonizante de gallina con mal, le “regalaron” al mísero precio de un tráiler usado. Que la refinería ya mismo estalla, era cuestión de horas. ¡Mentira!; que Coca Codo Sinclair está inservible por las múltiples fisuras en su estructura. ¡Mentira!. Incluso el New York Times recogiendo las calumnias de los odiadores reaccionarios, se atreve a descalificar una obra que está en pleno servicio, proveyendo recursos que nutren la caja fiscal, llegando a la estupidez de afirmar que los barcos que navegan por los ríos de la represa, dizque están encallados por el sedimento. ¿Qué barcos pues?, ignorantes mentirosos. ¿Habrá una nota de protesta diplomática? ¡Qué va!, si todos ellos son parte del complot macabro del anticorreísmo.

Agreguen a la lista de malas palabras ésta: “35AP”, sinónimo de traición y oportunismo. En marzo recibirán su merecido. Y, ojo, en los sectores rurales sobre todo, los pocos que quedan están mintiendo que la 35 dizque es la lista de Correa. Ya lo hicieron en la consulta. Fraudulentos lentejeros, entregaron la función electoral a la corrupta partidocracia reaccionaria.

No les tenemos confianza porque despreciaron la excelencia de la eficiencia internacional certificada por un organismo mundial y se negaron a recibir a los observadores electorales extranjeros. Los muertos que quisieron matar gozamos de buena salud y seremos la voz crítica contundente y valiente en el próximo proceso electoral. ¡Le tienen terror a la verdad histórica! Ya lo verán.

Comentarios