Pedro Zaragüeta: “De ganar la derecha, volveríamos a políticas neoliberales por lo que las capas más desfavorecidas serían las más afectadas”

El pasado 16 de noviembre ElEstado.net se presentó en público en Barcelona, fue un acto festivo, en el que se contó con una ponencia de Pedro Zaragüeta (militante del Frente Amplio de Uruguay), quién se exilió en Barcelona durante la sangrienta dictadura militar que azotó el país charrúa. Siguiendo el hilo de esa conferencia realizamos esta entrevista para conocer más de cerca la transformación que ha supuesto para el país la llegada al Gobierno del Frente Amplio, y la transformación que ha sufrido la organización política durante este proceso.

¿Históricamente cuál ha sido el papel de Uruguay en geopolítica regional?

El Uruguay es el país más pequeño de Sudamérica. Integra todos los organismos internacionales americanos y mundiales, desde las UN hasta la UNASUR. Pero su peso es relativo en relación a su importancia geopolítica. Cobra más importancia durante los gobiernos del FA, sobre todo por su concepción americanista y se consolida como referente gracias a la figura del presidente Mujica, un referente ético y político.

¿Por qué momento pasan las relaciones internacionales del país?

Nunca el país estuvo tan visible en el panorama internacional como estos años, sigue siendo el país estable políticamente, democrático de larga data, avanzado en leyes sociales y últimamente fiable para los organismos económico internacionales.
El discurso del presidente Mujica en las Naciones Unidas ha sido junto al del presidente Allende de los más brillantes jamás dicho en su asamblea general.

Mantiene su apoyo a pueblos colonialmente sojuzgados demostrando una gran independencia en su política internacional.
Hoy despliega un amplio abanico de relaciones en busca de mercados a fin de diversificar su producción y ampliar su política de desarrollo y tecnológico.

Viendo el avance del fascismo en Brasil de la mano de Bolsano, y de la mutación ultra neocon de la mano de Macri, ¿hay riesgo que aparezca un candidato ultra con opciones de victoria en el corto plazo en Uruguay?

De momento no se percibe un riesgo como Brasil, el país tiene una democracia sólida y salvo un golpe militar (hoy impensable) la vida política se desarrolla sobre cauces democráticos. Pero no está libre de campañas similares a las de Brasil y Argentina que están dando resultado en la mayoría de países, volviendo a regímenes neoliberales y deshaciendo los avances favorables a las clases populares. Se vive una campaña constante de acoso político y con la indispensable ayuda de la prensa derechona, muy activa y de pocos escrúpulos.

¿Se contempla la posibilidad que el poder judicial límite la participación electoral y política de fuerzas y candidatos progresistas?

El sistema electoral se mantiene sólido, y el judicial no se encuentra con situaciones similares a las de Brasil. Las inhabilitaciones han venido por dudosas gestiones personales en organismos públicos, por desgaste político y en este campo se han zanjado.

¿La falta de un  líder que catalice las distintas se sensibilidades del Frente Amplio puede penalizarlo como fuerza de gobierno? ¿En qué punto se encuentra la sucesión de Mujica?

Como ya comenté, es importante dentro de la fuerza política que haya un candidato que sea capaz de aglutinar y generar confianza a la militancia y a los votantes. Son los casos de Tabaré Vázquez y de Pepe Mujica. Es vital un programa de gobierno que sea el elemento de unión, el respeto a las decisiones tanto de gobierno como dentro de los organismos internos del FA, disciplina y liderazgo. Estos factores han permitido sobrevivir a la dictadura y gobernar 3 periodos presidenciales.

Toca renovar y hoy hay cuatro candidatos ya avalados por la militancia y organismos internos. El congreso de diciembre los presentó en público. En junio se decidirá la fórmula, por votación también, que representará al FA. La ministra de industria, el actual alcalde de Montevideo, un dirigente sindical y el director del banco Central. Aquí se definirán los apoyos internos y las posibilidades de una fórmula capaz de conseguir el triunfo.

Tal y como usted mismo apuntó en su conferencia, Uruguay ha sido un país avanzado en lo que hace referencia a obtención de derechos por la mujer. ¿Cómo se está desarrollando el movimiento feminista?

Se sigue con políticas favorables a las mujeres, por lo pronto ya hay una candidata a presidenta del país, un gran avance.
Dentro de las diferentes actuaciones de defensa de las mujeres están las leyes de protección a las trabajadoras domésticas, regulando sus condiciones laborales, el derecho al aborto, en condiciones dignas y seguridad sanitaria.

Ayudas a las madres solteras, plan de vivienda para las madres cabezas de familia y sus hijos (patrocinado y financiado mayoritariamente por Mujica). Una de las mayores manifestaciones del país, se realizó por una inmensa mayoría de mujeres reclamando seguridad, respeto y contra el machismo. Lacra que ha existido, pero que hoy se denuncia y lucha por erradicarlo.

¿Se ha avanzando en la igualdad durante los gobiernos del Frente Amplio?

Los cambios en una sociedad son lentos, pero, quienes legislan a veces van más rápido. Se legalizó el matrimonio homosexual, se aprobó la ley trans. Pero no basta, hay que educar y llevar a las escuelas la tolerancia y aceptación.

¿La experiencia del Frente Amplio cómo fuerza de gobierno ha cumplido con las expectativas generadas?, ¿O ha tenido que ceder en algunos de sus principios para seguir en el poder? ¿Cómo se combatió desde el gobierno el poder de los grandes tenedores de tierras?

La aplicación del programa inicial del FA se ha ido aplicando en gran parte, no siempre se ha conseguido llevar adelante programas y políticas más profundas, eso siempre lleva a discusiones internas, ya que hay diferentes sensibilidades y velocidades. Pero normalmente se acatan las decisiones del gobierno.

Todos son conscientes de ir avanzando y profundizando en las políticas distributivas y de lucha contra la desigualdad, (no se controlan los medios de producción), los datos de estos avances en 3 legislaturas son espectaculares, reconocidos por los organismos internacionales y ejemplo en América Latina.

En este congreso se considera que hay que avanzar más, dar un salto cualitativo en desarrollo económico y matriz productiva, adaptar al país en las nuevas tecnologías y mejorar la inserción del mismo en un mundo cada vez más globalizado y para ello hay que invertir en capacidades, tecnología y buscar una mayor inserción tecnológica. Eso sin dejar de lado la producción agraria, base de nuestra economía aún.

Este esfuerzo a medio plazo debe repercutir en la sociedad y sobretodo seguir reduciendo la brecha socioeconómica. Hay cierto desgaste después de todos estos años de gobierno.

¿El horizonte del progreso en Uruguay pasa por un Proceso Constituyente que blinde sus instituciones ante una posible derrota electoral del Frente Amplio?

De ganar la derecha, volveríamos a tiempos pasados, volveríamos a políticas neoliberales donde las capas más desfavorecidas serían las más afectadas. Ya el país pasó por estas etapas y las consecuencias fueron nefastas, el caso más claro lo estamos teniendo en Argentina y ahora en Brasil.

El Estado no se romperá, la democracia repito es sólida, se respetara el resultado, pero, el retroceso puede ser importante, más aun teniendo un entorno favorable a estas políticas nefastas.

Comentarios