Ecuador más preocupado de encarcelar a Correa que de gestionar la crisis del coronavirus

La situación provocada por el coronavirus en Ecuador ha revelado que las políticas de Lenín Moreno han conducido al país suramericano a convertirse en un estado fallido.

Tras pactar con la derecha ecuatoriana, y aliarse con los principales banqueros y empresarios, el presidente procedió a seguir sus indicaciones, desmantelando el Estado que construyó el gobierno de Rafael Correa.

>>Ecuador: ciudadanos mueren en sus casas y se pudren en las calles por el coronavirus<<

Es precisamente el expresidente quién hoy es juzgado por el Caso Sobornos, cuyo sustento legal brilla por su ausencia, como demuestra que la Interpol no haya cursado ninguna de las peticiones de detención efectuadas por el gobierno.

Paola Cabezas explica de manera detallada el entramado detrás del caso. En un momento en que Ecuador pierde miles de vidas sin control, en el que los cadáveres se pudren en las calles, en el que no hay respiradores para quienes padecen el COVID-19, y sin que se cuenten con test para determinar cómo organizar a la población, el ejecutivo de Lenín Moreno gasta recursos y pone en peligro la vida de los jueces, fiscales y abogados, para impedir que, dentro de casi un año, Rafael Correa pueda presentarse a las elecciones.

Comentarios