Diccionario político: Carmen de Burgos, Federica Montseny, Dolores Ibárruri y María Arbós

Carmen de Burgos – Colombine

(Definición) Carmen de Burgos fue la primera mujer en España con el oficio de periodista profesional, la primera en trabajar en una redacción y la primera corresponsal de guerra.

Borrada de la historia por el franquismo, de Burgos fue una precursora feminista tanto por sus ideas avanzadas como por sus hechos vitales; además de la escritora más importante del primer tercio del siglo pasado. Su columna “Lecturas para la mujer” en el Diario Universal la convirtió en un referente feminista de la época.

Nacida en Almería y pacifista declarada, vivió la guerra de Melilla como corresponsal del Heraldo de Madrid y fue firme detractora de la pena de muerte, defensora del sufragio femenino, de la ley del divorcio y de la libertad de la mujer a través de la educación y el asociacionismo. Fundadora y presidenta del movimiento feminista Cruzada de Mujeres Españolas, firmaba sus crónicas con el seudónimo que la hizo famosa: Colombine.

A pesar de ser un referente nacional e internacional de las primeras décadas del siglo XX, su obra y su nombre fue ocultado por la dictadura franquista.

Federica Montseny

(Def.) Figura emblemática del anarquismo español, Federica Montseny perteneció al ala más radical de la CNT, la F.A.I. (Federación Anarquista Ibérica) y fue una prolífica escritora y gran oradora.

Marcada por la actividad política de sus padres – con apenas 12 años ya asistía a mítines y manifestaciones -, creció confiando en su propio poder de decisión y de elección, lo que la convirtió en una mujer adelantada a su época. Además, tenía, como sus padres, la firme convicción de que la educación del pueblo era la única vía para conseguir su auténtica libertad.

Redactora en varios medios como la “Revista Blanca” o “El Luchador”, divulgó su pensamiento a través de sus escritos, novelas y discursos. La lucha por la igualdad de la mujer fue una constante durante toda su vida, tanto como activista como en su breve período de Ministra de Sanidad y Asistencia Social en el gobierno de Largo Caballero. Como ministra, propuso la creación de centros de acogida para niños y niñas sin recursos, comedores para embarazadas, centros “liberatorios” para prostitutas e inició el primer proyecto de Ley del Aborto. Tras su breve paso por el gobierno, Montseny volvió a considerar la revolución como la única forma de conseguir cambios sociales.

Dolores Ibárruri, La Pasionaria

(Def.) Nacida en el seno de una familia minera y sirvienta en su juventud, Dolores Ibárruri ha sido una de las figuras más influyentes de la reciente historia española. Gran oradora y articulista política, estudiosa del marxismo, Ibárruri alentó a las mujeres a abandonar las lágrimas y unirse a la lucha obrera.

La huelga general revolucionaria de 1917 le impulsó al activismo político. Participó en la fundación del Partido Comunista de España en 1920 y formó parte de su Comité Central. En 1931 se traslada a Madrid para participar en la redacción de “Mundo Obrero”; y en 1933 impulsó la creación de la Asociación de Mujeres Antifascistas.

La Pasionaria, encarcelada en varias ocasiones por sus ideas, fue diputada, secretaria general del PCE y un símbolo de lucha, resistencia, coherencia política y combatividad en la España republicana.

Tras la derrota en la guerra civil, Ibárruri se exilió a la Unión Soviética, donde fue representante de España en la Internacional Comunista. A la muerte de José Díaz en 1942, La Pasionaria le sustituye como Secretaria General del PCE hasta 1960. Dolores Ibárruri volvió del exilio en 1977, tras la muerte de Franco, y murió en 1989 como referente republicano y de la lucha antifascista.

María Arbós

(Def.) Vinculada a la Institución Libre de Enseñanza, María Arbós fue una maestra republicana que puede ser considerada como “maestra de maestras”.

Tras asistir a una conferencia sobre “El maestro, la escuela y el material de enseñanza” de Manuel Bartolomé Cossio, Arbós se sintió llamada a luchar por la escuela renovadora impulsada por la Segunda República.

María Arbós fue un referente y mantuvo siempre una forma de educar basada en la libertad y la formación integral de sus alumnos, adaptándose a sus diferentes necesidades.

Tras la guerra civil, Arbós fue encarcelada y expulsada del sistema educativo; tras una dura postguerra, en 1952 fue rehabilitada y pudo volver a la docencia. Lo hizo en Madrid, en el Instituto Isabel la Católica, donde se jubiló.

Comentarios