Crónicas de confinamiento por coronavirus. ¡Vamos Mendoza!

Anoche después de ver Cloverfield Paradox nos pusimos a ver un capítulo de Naruto, y antes de empezar el próximo fuimos a prepararnos la cena. Yo comí un par de berenjenas que quedaron del mediodía, y los demás le agregaron un par de cosas más a la ensalada de judías que también había quedado del almuerzo.

En cuanto nos sentamos de nuevo en el comedor vimos 3 capítulos más las aventuras del Equipo 7 liderado por Kakashi y ya nos fuimos a dormir.

8:30

Sonó mi alarma y me sentí tan bien por no querer seguir durmiendo, pero me quedé en la cama para revisar redes y noticias, en Twitter hay un mundial de provincias, y Mendoza quedó en semifinales con Córdoba. Necesitaba chequear como estaba la votación, Córdoba va ganando por un par de votos.

9:00

Fui a desayunar, me tomé una infusión con un par de tostadas y jamón cocido, pensando qué raro que no haya nadie levantado, terminé de desayunar y puse en marcha la comida.

9:30

Escuché movimiento y fui a ver cómo estaban porque el ángel sigue con un poco de dolor en el cuello y a mi amiga le vino la regla y hoy es su segundo día, pero estaba solo el ángel que me retó porque dice que se levanta todos los días a las 7 u 8 de la mañana, y que va a la cocina para desayunar cuando se levanta mi amiga y así desayunar juntos. Y que eso no lo estoy poniendo en los relatos. Le pedí disculpas pero realmente pensé que se estaba levantando tarde estos días, cosas de las que una no se entera.

10:00

Hora de trabajar, ya la semana se está tranquilizando bastante pero sigo con cosas que hacer y tengo que hacer la comida también.

12:00

Fui a la cocina para poder arrancar con el menú de hoy que fue: Carne a la olla con arroz para acompañar, es una receta argentina que me gusta un montón pero que nunca había hecho.

14:00

A la comida ya no le faltaba casi nada y vino a picar unas almendras el maldito bastardo que estaba con hambre, me preguntó si le podía agregar garbanzos al arroz y le dije que no por dos motivos: el primero porque la receta no lleva, y el segundo porque no me gustan. Pero le dije que si quería ponerse él y mi amiga que no había problema que yo me separaba un poco de arroz, le convenció la idea así que se puso a prepararlo.

14:30

Nos sentamos a comer, me quedó bastante bien pero la carne no quedó como normalmente debería haber quedado porque el corte era diferente al que se usa en Argentina, y porque al final la carne de acá no es buena, a ellos les encantó y ya con eso es suficiente.

Después de comer hice los tés y nos sentamos a ver un capítulo de Exponiendo Infieles y otro de Brooklyn nine nine, ya se nos hizo rutina ver ambas series luego del almuerzo.

16:30

Me senté a trabajar un poco y hoy sí quedamos con mi amiga en ver Poco Ortodoxa.

17:00

Mi amiga me llamó que ya estaba lista para sentarse y yo también, no tenía nada urgente que atender y quiero terminar de ver esa serie aunque todavía nos queda un capítulo más para mañana.

En cuanto terminamos nos fuimos a caminar un poco al parking, hoy no hicimos ejercicio ninguna de las dos y la verdad es que mi espalda necesitaba andar un poco, tengo las lumbares muy jodidas de tanto estar sentada.

He decidido caminar 30 minutos por día a partir de hoy, lo pongo acá para tener la presión de hacerlo porque en verdad vengo hace días pensando en que tengo que hacerlo y no lo hago.

18:30

En cuanto subimos empecé a hacerme la media tarde, un yogur con banana y cereales y mi amiga quiso lo mismo. Lo comimos las dos en el balcón porque se asomaban de vez en cuando unos rayitos de sol, la verdad espero que pronto se despeje porque necesito estar tumbada tomando sol. Ya tantos días de lluvia me recuerdan mucho a Londres y no me está gustando.

Londres es un lugar precioso en el que tengo miles de recuerdos muy bonitos pero la lluvia era algo que ya me tenía cansada y estar acá en Barcelona, haber vuelto, me encanta pero estar confinada y encima sin poder ni siquiera salir al balcón a tomar sol por la puta lluvia, que hace una semana me parecezca un montón.

19:00

Me senté a trabajar para que así, cuando volvamos de aplaudir ya me quede libre por el día de hoy, y podemos ver más capítulos de Naruto.

20:00

Hora de aplaudir, como cada día los viejitos estaban ahí en su balcón saludándonos y aplaudiendo, son tan hermosos.

Un día más de confinamiento, un día menos para poder salir a la calle.

Comentarios