La nueva importancia del teletrabajo que ha impulsado el COVID-19

El teletrabajo es una práctica que se desarrolla gracias a las empresas de telecomunicaciones e informativas, el mismo mejoró a través del tiempo con la utilización de las TICs ( tecnología información y comunicación).

Su idoneidad antes de la pandemia para garantizar un buen ambiente de trabajo y permitir la conciliación familia estaba demostrada, pero ahora, la situación actual ha provocado que los mismos gobiernos recomienden a las empresas el teletrabajo, como una medida para superar la crisis.

La Organización internacional del Trabajo (OIT) lo define como la Labor a distancia que se realiza en un lugar lejos de las oficinas centrales de la empresas, dichos emplezamientos pueden ser desde Cibercafés hasta en las propias casas. Por lo tanto el teletrabajo es una herramienta común utilizada por varias empresas para la venta de artículos y servicios normalmente.

Debido a la situación actual creada por el Covid-19, las relaciones laborales sufrieron cambios debido al distanciamiento social requerido para poder detener dicha enfermedad. El desplazamiento físico a dichas oficinas ya no forma parte de la realidad actual, porque ningún ejecutivo de los Estados que conforman la Comunidad Internacional quieren arriesgarse a que el coronavirus se siga propagando por sus sociedades.

Por tanto el teletrabajo se ha visto en auge, es el nuevo protagonista de la actualidad laboral. Es  hoy el momento en el que la rutina del trabajo se adapta al espacio hogañero, poniendo en práctica el teletrabajo a nivel mundial.

De igual manera se encuentran dificultades para poder desarrollar el teletrabajo y la vida familiar en un mismo sitio. Es por ello que se recomienda adaptar un pequeño puesto en el hogar dedicado exclusivamente a la función laboral.

Además de esto, las Naciones Unidas junto con la Organización Internacional del Trabajo recomiendan fijar metas que permitan la realización efectiva del teletrabajo. Una de las herramientas más útiles puede ser formar un horario manteniendo rutinas de la vida cotidiana, como por ejemplo pararse a cierta hora, bañarse, desayunar y determinar las horas a trabajar fijando tiempos de descanso.

Establecer un horario bien claro y no saltárselo los días establecidos para trabajar son las claves para garantizar que la jornada laboral no se extienda hasta altas horas de la noche, ni que quede trabajo pendiente que frustre al trabajador.

Pero este trabajo a distancia y desde casa no los da las comodidades que nos proporciona la oficina, causando problemas de salud que se dan por no utilizar el mobiliario adecuado. Por tanto podemos ser víctimas de patologías como dolor de espalda, cervical y lumbar. Por tanto la adecuación del espacio laboral con mobiliario de oficina adecuado es necesario para evitar los problemas de salud

Por ello hay empresas dedicadas al mejoramiento del teletrabajo, exponen que “El bienestar laboral es sinónimo de salud“, para ello ofrecen escritorios adecuados y sillas ergónomica que cuidan de la oficina vertebral.

Por tanto en estas circunstancias, dónde la salud se ve amenazada por el coronavirus, también es imprescindible cuidarnos en todos los aspectos. Las herramientas básicas de oficina son fundamentales para cuidar la salud, el mobiliario de oficina va destinado al buen desempeño del trabajo sin causar alguna enfermedad perjudicial para el movimiento del ser humano.

Comentarios