Las medidas que han frenado el COVID-19 en Venezuela (III)

Tercera y última parte de una serie de artículos en los que se analiza en profundidad la labor del Gobierno de Venezuela, con el objetivo de explicar por qué el coronavirus llamado COVID-19 no ha logrado propagarse por la nación suramericana.
Trabajo y vivienda

Para prevenir la ola de despidos masivos en plena cuarentena social y colectiva, el Gobierno bolivariano decretó inamovilidad laboral en todo el país como medida de protección al trabajador. Asumiendo también el pago de sueldos y salarios a los trabajadores a través del Sistema Patria.

Una cuarentena en la que muchos procesos productivos y de trabajo están detenidos, trae consigo una gran cantidad de desalojos, consecuencia de no contar con los ingresos para pagar la vivienda. En cuanto a esto, el presidente Nicolás Maduro declaró la prohibición de desalojos a nivel nacional, y a su vez, asumió el pago de las rentas mediante la página patria, a través de la creación de un nuevo fondo económico.

Alimentación

El ejecutivo con el tema alimentación pretende tener mayor alcance en la distribución de alimentos a través de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción  (CLAP) minimizando el tiempo de entrega y aumentando la cantidad de distribuida en cada territorio. El Plan Compra en Casa se encuentra en su primera fase, es un proceso sencillo en el que los productos llegan directamente al hogar.

El Gobierno Nacional con todos los problemas para abastecer la nación de alimentos, producto del bloqueo económico impuesto por los Estados Unidos, refuerza sus relaciones estratégicas con China, Rusia y Turquía, permitiendo así recibir al rededor de 3.500 toneladas de alimentos.

Es importante destacar que para la distribución de productos alimenticios, Venezuela cuenta con robustas estructuras territoriales conformadas por lideres comunitarios, de calle y equipos logísticos encargados de llevar casa a casa este beneficio.

Vuelta a la Patria

En muchos países sudamericanos, ha surgido una xenofobia con la que han sido tratados los venezolanos que decidieron emigrar debido a presiones económicas.

Incluso en esta cuarentena, se ve alrededor del continente cómo los venezolanos están siendo desalojados de sus hogares deliberadamente, despedidos de sus trabajos y excluidos de los procesos de detección del COVID-19.

También se les impide acceder al sistema de salud de algunas naciones, entre las que destacan Colombia, Chile, Ecuador y Brasil.

En Venezuela ya existía un plan diseñado para facilitar la vuelta al país de los ciudadanos que así lo decidieran. Maduro ha reforzado este plan.

Más de 6.000 personas han vuelto a Venezuela desde el inicio de la pandemia. Están siendo recibidas y atendidas por equipos médicos y logísticos que realizan in situ pruebas de despistaje para la detección del COVID-19.

Son atendidas de forma integral hasta cumplir con los requisitos y medidas necesarias para luego ser trasladados a sus hogares. Más de la mitad de éstas personas llego a pie hasta las fronteras venezolanas.

Comentarios