26 de Julio de 1953: el nacimiento de la “Isla de la Dignidad”

El 26 de julio de 1953 se da inicio a una lucha por la vía insurreccional contra la dictadura de Fulgencio Batista y la represión a estudiantes, campesinos y centrales sindicales que propinaba sus Fuerzas Armadas. Fue el germen de lo que fuera, posteriormente, la experiencia revolucionaria más importante durante el Siglo XX.

El acto político militar que diera inicio a esta histórica epopeya fue el Asalto al Cuartel Moncada. Este era uno de los pasos tácticos en la estrategia que desplegaba la ofensiva de los jóvenes rebeldes. El objetivo era hacerse con las armas de este cuartel para convocar a la huelga general y movilizar a las masas en la toma del poder.

El contexto político y social cubano era realmente crítico. La oligarquía cubana y sus operadores, los militares de turno, no tenían respuesta a las amplias demandas de los sectores más excluidos y empobrecidos del país. Es así que Fulgencio Batista, apoyado por estos sectores y la embajada de los Estados Unidos, asesta un golpe de estado el 10 de marzo de 1952.

Por su parte, los jóvenes del Partido del Pueblo Cubano Ortodoxo (organización que se perfilaba como la ganadora de las elecciones), fueron tomando una conciencia histórica y nacional tal que lideró un bloque social junto a estudiantes, trabajadores y campesinos que tradicionalmente habían estado fuera de la esfera política. Se componía un movimiento social joven y rebelde en el difícil contexto socio político de Cuba.

Este bloque social caracterizado por su rebeldía, su alto sentido del patriotismo y su juventud, vio necesario levantarse en armas contra lo que significaba un gobierno dictatorial y represivo. Necesitaban armas y un lugar desde donde empezar tamaña misión era el Cuartel Moncada.

El Cuartel Moncada era la segunda fortaleza militar en Cuba. Estaba ubicada en la ciudad de Santiago de Cuba, un punto lejano geográficamente de La Habana. Ello dificultaba cualquier tipo de envío de tropas desde la capital cubana. Pero era también un punto cercano a las montañas de la Sierra Maestra donde pensaban escapar por Siboney para refugiarse y continuar con la insurrección.

El plan de ataque constaba de tres frentes armados: uno, liderado por Fidel Castro que atacaría la fortaleza del Cuartel Moncada. El segundo, liderado por Abel Santamaría que se encargaría de tomar el Hospital Civil, donde se atenderían a los enfermos. El tercero, liderado por Raúl Castro quien tomaría el Palacio de Justicia, desde donde darían soporte al ataque al cuartel.

Sin embargo, el plan de ataque no tuvo éxito esperado. Los 135 valerosos rebeldes no pudieron contra el millar de soldados que resguardaban el Cuartel Moncada. Fue una derrota militar. La dictadura de Batista mató a 10 rebeldes en la proporción de 1 militar muerto en batalla.

Entre las víctimas de las fuerzas opresoras de Batista, estuvo Abel Santamaría, prócer y mártir de la Revolución Cubana. Sin embargo, la victoria política fue tremenda. En ese momento empezó a tejerse ese “chaleco moral” del que el presidente Fidel Castrohabló alguna vez. Despertó un profundo sentimiento patriótico que conectaba con los intereses de las mayorías populares y de la clase trabajadora cubana.

Hoy día, en el contexto de una pandemia mundial, en que muchísimas personas sufren al COVID-19, Cuba es un referente mundial en cuanto a la gestión de la pandemia. La isla caribeña está venciendo al coronavirus. La Revolución Cubana, además, ha brindado su apoyo internacionalista a todos los continentes.

Mientras su vecino del Norte, Estados Unidos, es el país que más contagios presenta a nivel mundial siendo la primera potencia económica y militar en el mundo. Fidel Castro, en la conmemoración del 20° Aniversario del Asalto al Cuartel Moncada, dijo que “El Moncada nos enseñó a convertir los reveses en victorias”. En ese sentido, el año 2020 ha sido un enorme 26 de julio para Cuba, la “Isla de la Dignidad”.

elestado.net no tiene por qué compartir la totalidad del contenido de los artículos que se publican en alguna de sus secciones de opinión.
Comentarios