El bloqueo económico contra Venezuela ¿A quién afecta?

Venezuela ha sido víctima de ataques constantes desde la llegada al poder de la Revolución Bolivariana. Sobre todo a través del bloqueo que van directo al corazón de su economía. Dentro de las principales medidas que afectan al país están las llamadas “medidas coercitivas unilaterales”.

El formato de dichas medidas está claramente prohibido en todos los acuerdos de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Pero que sin embargo Estados Unidos ha establecido como mecanismo coercitivo contra países que no entran en las condiciones de su política internacional.

Venezuela ha sido víctima de estas acciones a partir del 8 de marzo de 2015. Cuando el gobierno de Barack Obama firmó la orden ejecutiva donde califica a Venezuela como una “amenaza inusual y extraordinaria”, invocando la “Ley de Emergencia Internacional de Poderes Económicos y la Ley de Emergencia Nacional” de Estados Unidos. 

Escalada de sanciones contra Venezuela a raíz del decreto de Obama

El 31 de julio de 2017 se emiten sanciones económicas al presidente Nicolás Maduro como “castigo” por no haber suspendido la convocatoria a elecciones.

En octubre de 2017 el banco suizo UBS bloqueó el pago de recursos destinados a la compra de vacunas, lo que retrasó por cuatro meses los programas de vacunación. La banca internacional bloqueó el pago de ocho millones de euros, destinados a la adquisición de insumos para diálisis. Lo que afectó el tratamiento 15.000 pacientes de hemodiálisis.

El mes de noviembre de 2017 un total de 23 operaciones financieras de Venezuela, destinadas a la compra de alimentos, insumos básicos y medicamentos por 39 millones de dólares, fueron devueltas por bancos internacionales.

En diciembre de 2017 se devolvieron operaciones desde bancos en Europa por 29,7 millones de dólares hacia diferentes proveedores. Cuyo destino era el pago de alimentos a través del programa social de Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Para enero de 2018 once bonos de deuda venezolana y de PDVSA, por un valor de 1.241 millones de dólares, no pudieron ser cancelados a sus acreedores.

En febrero de 2018 el Departamento del Tesoro de EE.UU., amplía las “sanciones” financieras a Venezuela y empresas venezolanas. Al igual que impide la renegociación o reestructuración de deuda venezolana y de PDVSA, emitida con anterioridad al 25 de agosto de 2017.

>Venezuela: implicaciones económicas de las sanciones<<

Para marzo de 2018, la Administración Trump impuso seis nuevas medidas coercitivas contra la criptomoneda el Petro.

En el mes de mayo de 2018, fueron bloqueados el pago de nueve millones de dólares destinados a la adquisición de insumos para diálisis. Para el tratamiento de 15.000 pacientes de hemodiálisis.

A su vez, el Gobierno colombiano bloquea el envío a Venezuela de 400.000 kilos de alimentos del programa CLAP.

En noviembre de 2018 EE.UU. prohíbe a los ciudadanos estadounidenses comerciar con oro exportado desde el país suramericano.

Durante el mes de enero de 2019 se lleva a cabo el congelamiento de siete mil millones de dólares en activos de la empresa filial Citgo. En adición a una pérdida estimada de once mil millones de dólares de sus exportaciones durante los próximos años.

El Banco de Inglaterra anunció la confiscación ilegal de 1.359 millones de dólares en oro de Venezuela, depositados en dicha institución bancaria.

En abril de 2019, el Departamento del Tesoro bloquea las operaciones del Banco Central de Venezuela (BCV). Con el fin de evitar que por la vía del BCV se destinen los fondos para la compra de medicinas y alimentos necesarios para la protección social de la población.

Durante el mes de agosto de 2019, Trump ordenó bloquear los activos de los entes oficiales del Gobierno de Venezuela que estén en ese país.

Rusia en la mira: sanciones contra Rosfnet

El 18 de febrero de 2020, Estados Unidos aplica sanciones contra la petrolera Rusa Rosneft Trading S.A., por su “apoyo al gobierno de Nicolás Maduro. Esta empresa es acusada de gestionar la venta y transporte de crudo venezolano, ayudando a evadir las sanciones aplicadas por Estados Unidos.

En este sentido, el secretario del Tesoro de EE.UU., Steven T. Mnuchin asegura que Estados Unidos está decidido a prevenir el saqueo de la riqueza petrolera de Venezuela por el régimen corrupto de Maduro, siendo estas palabras emitidas en un comunicado.

Durante los últimos años Rusia ha adquirido intereses estratégicos en Venezuela con la posibilidad de operar en los campos de crudo venezolano. Como empresa mixta junto al Estado venezolano en Petromonagas (40%), Petromiranda (32%), Petroperijá (40%), Boquerón (26,6%), Petrovictoria (40%) y Junín 6 (más del 30%).

La alta diplomacia rusa comenta que “Rusia rechaza de manera categórica restricciones unilaterales con que EEUU, que busca alcanzar la hegemonía global. No pueden resistir a la competencia justa con los fabricantes rusos en el mercado internacional. Ninguna sanción afectará la cooperación rusa con las autoridades legítimas de Venezuela, Siria e Irán, indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso.

El bloqueo contra Venezuela afecta directamente a los ciudadanos

Mientras Juan Guaidó y Julio Borges, se encargan de gestionar y celebrar abiertamente cada sanción contra el Estado venezolano, las consecuencias afectan la cotidianidad del pueblo venezolano. Puesto que van dirigidas a afectar los servicios básicos y limitar los accesos de Venezuela a medicamentos, insumos médicos y alimentos principalmente.

El Gobierno de Venezuela denunció ante la Corte Penal Internacional (CPI) las medidas coercitivas unilaterales impuestas por Estados Unidos. El ministro de Relaciones Exteriores de VenezuelaJorge Arreaza, viajó a hasta la ciudad de La Haya, en los Países Bajos, para exponer los crímenes de lesa humanidad perpetrados por los Estados Unidos.

Todo ello afectando temas vitales para los venezolanos, como el derecho a la alimentación, educación y salud. El gobierno venezolano destina poco más del 70% del presupuesto anual del Estado al desarrollo de programas sociales en áreas vitales como salud, alimentación y educación.

Comentarios