La Coalición Progresista aparece unida ante los Presupuestos Generales del Estado

Esta es una semana importante en lo referente a los Presupuestos Generales del Estado (PGE). Llegar a acuerdos y aprobarlos, garantizaría al Ejecutivo terminar completamente la Legislatura de forma más tranquila.

Aunque el mes de agosto finalizara con una aparente tensión en la coalición de Gobierno y el inicio del curso haya sido igualmente tenso, se han dado intercambios de intenciones entre ambas formaciones.

Negociaciones y acuerdos

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han acordado varios puntos. Decidieron que el borrador de los Presupuestos Generales del Estado lo elaboraría la coalición, y luego sería presentado a las demás formaciones. También acordaron que los acercamientos previos se darían con las formaciones que apoyaron la investidura, seguirían con los que se abstuvieron para terminar con los que votaron no.

El vicepresidente segundo del Gobierno y secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, defiende la construcción de alianzas y apuesta por negociar los PGE de 2021 con el bloque de investidura y afirma que no serán del agrado de la derecha.

El PSOE también ha primado a los socios de investidura a la hora de reunirse y negociar. La semana pasada la vicepresidenta Carmen Calvo, se reunió con la formación PNV y con EH Bildu para informarles del calendario legislativo y valorar la predisposición que tengan a apoyar los Presupuestos Generales del Estado.

Medidas que han levantado polémica

La semana pasada Juan Carlos Campo, ministro de Justicia, anunció la reforma del Código Penal en cartera, lo que traería la adaptación del delito de sedición y la tramitación de los indultos. Esto ha provocado críticas en la oposición, quien ha aludido a guiños a ERC, aunque el Gobierno español insiste en que es un trámite al que están obligados por ley.

Jaume Asens (UP) ha afirmado que el intentar sumar las tres derechas está condenado al fracaso. Según Asens, es una estrategia inasequible que se convertirá en inestabilidad política, lo que pone en peligro la Legislatura. Subraya a su vez, que los próximos Presupuestos Generales del Estado reforzarán lo público y traerán avances importantes en materia fiscal.

Temas como los impuestos a grandes patrimonios o rentas, están en la mesa de negociación entre Unidas Podemos y PSOE. Las únicas medidas confirmadas son los seiscientos millones para dependencia y la reforma fiscal, aunque esta última aún no han acabado de concretar. Igualmente están estudiando aumentar el Impuesto de Patrimonio y que las rentas altas paguen más IRPF. También una bajada de Sociedades para la pymes.

Comentarios