Dictaduras absolutistas y Estados autoritarios, los aliados internacionales de España

Hace unas horas saltó la noticia, la respuesta del Gobierno de España ante la expulsión de su embajador Jesús Silva Fernández de Venezuela, fue la decisión de no nombrar un sustituto, recalcando a su vez que no reconoce a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela. Por lo tanto España tendrá un encargado de negocios en la nación suramericana, rebajando así sus relaciones diplomáticas.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tomó esa decisión tras la fuga del político preso Leopoldo López, acusado de ser el autor intelectual de las guarimbas, terrorismo callejero que durante sus dos oleadas (2014 y 2017) terminó con la vida de decenas de personas, dejó heridas a cientos y su destrucción provocó millonarias pérdidas en mobiliario urbano y a pequeños comerciantes.

La fuga hacia España desde la legación ibérica en la que se encontraba López, tuvo que contar necesariamente con el conocimiento y la ayuda de funcionarios españoles.

El gobierno de España sostiene que Nicolás Maduro no tiene legitimidad porque desde la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, surgió el liderazgo de Juan Guaidó, que sí tiene el reconocimiento del ejecutivo español como presidente de Venezuela.

Sin embargo, Nicolás Maduro concurrió a las elecciones presidenciales durante el año 2018, en las que se impuso frente a dos candidatos de la oposición, Henri Falcón de Avanza Progresista y al pastor evangélico Javier Bertucci. En las mismas hubo observación internacional y no existieron pruebas de fraude.

Mientras tanto, al año siguiente, el 23 de enero de 2019, Juan Guaidó se autoproclamaba presidente interino -figura que no existe en la Constitución vigente- en base a unos artículos que establecían como requisito que hubiera falta o renuncia de Maduro, situación que no aconteció. Además le daba de plazo un mes para convocar elecciones, tiempo que no cumplió.

Desde entonces Guaidó ha practicado la corrupción tanto en las empresas públicas del Estado venezolano que EEUU robó para darle la gestión al ultraconservador, como en los fondos conseguidos en el concierto Venezuela Live Aid, gastados por su gabinete en hoteles de lujo, drogas y prostitución.

Su liderazgo terminó cuando sus propios apoyos de la oposición decidieron volver al cauce constitucional votando a Luis Parra como nuevo presidente de la Asamblea Nacional.

En Venezuela Pedro Sánchez apoya Juan Guaidó, líder del partido de extrema derecha Voluntad Popular, con un programa neoliberal que lleva por bandera la privatización de los recursos naturales e hidrocarburos, el desmantelamiento de la sanidad y educación públicas, y el entierro de la democracia participativa que fomenta los referendos revocatorios, la instalación de las comunas y las rendiciones públicas de cuentas.

Juan Guaidó lleva una acción política que ha favorecido las sanciones que han degradado las condiciones materiales de la mayoría de la población venezolana, que carece de muchos alimentos, medicamentos y atención sanitaria entre otros productos y servicios porque, o los fondos públicos están congelados, o los productos necesarios se encuentran retenidos en algún puerto extranjero.

Mientras tanto, Nicolás Maduro está trabajando en organizar las elecciones legislativas en las que participará la oposición al completo, incluso Voluntad Popular, el partido de Guaidó. El gobierno mantuvo un diálogo con la oposición que lo ha permitido, al asumir una exigencia de la derecha, la renovación del poder electoral, cuestión que se resolvió hace semanas.

El apoyo de Pedro Sánchez a la extrema derecha de Venezuela -la sección minoritaria de la oposición- se corresponde con otras relaciones diplomáticas que el ejecutivo de España sostiene con dictaduras.

Libia

  • Actual presidente: Fayez al Sarraj.
  • Método de elección: Impuesto desde 2015, sin elecciones.
  • Situación de los Derechos Humanos: En 2017 la cadena CNN mostró el mercado de esclavos en Libia, inmigrantes subsaharianos que llegan al territorio para alcanzar territorio europeo son retenidos y vendidos como esclavos por cantidades en torno a los 400 euros. El Índice de Desarrollo Humano (IDH) ha bajado sostenidamente desde el año que comenzó la guerra contra Muamar el Gadafi, incluídos los años posteriores del conflicto. Ha caído desde el 0,741 (alto) a 0,694 (medio). La ONU, tras visitar el país confirmó que las detenciones arbitrarias, las torturas y las desapariciones se dan con total impunidad bajo el régimen de Fayez al Sarraj.
  • Críticas de España: Ninguna.
  • Relaciones diplomáticas de España con Libia: Activas al máximo nivel. Tras participar en el derrocamiento de Muamar el Gadafi, al dar por reales unas imágenes de un supuesto bombardeo en Trípoli que más tarde se demostró que no se produjo, el ejecutivo de España, tanto del PP como del actual PSOE-UP, ha apoyado al régimen vigente.

Arabia Saudí

  • Actual rey: Salmán bin Abdulaziz.
  • Método de elección: No existen elecciones democráticas periódicas en el país.
  • Situación de los Derechos Humanos: Arabia Saudí cuenta con pena de muerte, que aplica a menores, homosexuales y opositores a la monarquía absolutista. Las mujeres no cuentan con derechos, ya que ni siquiera pueden conducir, ni salir de casa sin el permiso de su marido. El gobierno solo puede estar formado por hombres. Las denuncias por corrupción de la familia real se suceden sin descanso, pero nunca han impactado en el gobierno dictatorial ya que el rey concentra todos los poderes, que usó para acallar el caso “BAE Systems”. Su intervención militar en Yemen ha sido catalogada como genocidio y catástrofe humanitaria por organizaciones como Amnistía Internacional.
  • Críticas de España: Ninguna.
  • Relaciones diplomáticas de España con Arabia Saudí: Activas al máximo nivel. El Régimen del 78 que gobierna España está muy agradecido por la monarquía absolutista a causa de los fondos que le otorgaron al rey emérito de España Juan Carlos I, como los 100 millones de gratificación cuando el monarca español les dio la construcción del AVE a la Meca.

Emiratos Árabes Unidos

  • Actual presidente: Jalifa bin Zayed Al Nahayan.
  • Método de elección: Ninguno, Emiratos Árabes Unidos no permiten que la ciudadanía decida sobre su gobierno. No existen elecciones.
  • Situación de los Derechos Humanos: Existe la trata de personas y el uso de niños extranjeros como jinetes de camellos. No existe libertad de expresión ya que no están consentidas las críticas al Islam, ni al gobierno. El ministerio de comunicación ejerce una brutal censura con varias herramientas, que después de varias décadas ha logrado que los periodistas y comunicadores del país se autocensuren para evitar la cárcel, como les sucedió a Khalifa Rabia y a Othman al-Shehhi (críticas al gobierno en Twitter); Mohammed al-Mansoori arrestado por emitir una valoración negativa sobre la situación de los DDHH en el país o las hermanas Asma, Mariam y Alyaziyah Khalifa al-Suwaidi por publicar en redes sociales que echaban de menos a su hermano reprimido por tener ideas diferentes al poder establecido.
  • Críticas de España: Ninguna.
  • Relaciones diplomáticas de España con Emiratos Árabes Unidos: Activas al máximo nivel.

Marruecos

  • Actual rey: Mohamed VI.
  • Método de elección: Cargo hereditario, no existen elecciones para el poder ejecutivo, que concentra un poder desorbitado por el que puede anular el parlamento electo sin justificación.
  • Situación de los Derechos Humanos: Existe censura y persecución a la oposición según organizaciones como Human Right Watch y Amnistía Internacional. Marruecos reprime con violencia a la población del Sáhara Occidental, habiendo acabado con la vida de varias decenas en las últimas décadas, dejando miles de heridos, torturados y encarcelados sin juicio previo.
  • Críticas de España: Ninguna, de hecho España consiente la represión sobre el Sáhara Occidental, tras haberse comprometido, por su historia conjunta, a velar por el cumplimiento de los DDHH.
  • Relaciones diplomáticas de España con Marruecos: Activas al máximo nivel.

Israel

  • Actual Primer Ministro: Benjamín Netanyahu.
  • Método de elección: Elecciones parlamentarias de 2020.
  • Situación de los Derechos Humanos: Israel lleva a cabo un genocidio contra los palestinos, a los que ha arrebatado la mayoría de su territorio mediante una guerra desigual, ya que el armamento de los israelitas es muy superior.
  • Críticas de España: Ninguna.
  • Relaciones diplomáticas de España con Israel: Activas al máximo nivel.

Honduras

  • Actual presidente: Juan Orlando Hernández.
  • Método de elección: Elecciones celebradas en 2017. En ellas los técnicos electorales de la OEA denunciaron fraude, ya que hubo un apagón. Antes de irse la luz la victoria era de la izquierda que presentó como candidato a Salvador Nasralla, con una tendencia irreversible, al volver Juan Orlando Hernández había vencido. No hubo auditoría ni se mostraron las actas electorales.
  • Situación de los Derechos Humanos: Existen escuadrones de la muerte, asesinato de líderes de la oposición como Berta Cáceres, represión de las manifestaciones con fuego real según la ONU y la corrupción llega al propio presidente, que ganó en 2013 usando fondos públicos en su campaña electoral. El propio Juan Orlando Hernández tiene vínculos con el narcotráfico, como se demostró en EEUU con el juicio por ese delito a su hermano Tony Hernández.
  • Críticas de España: Ninguna. De hecho España, bajo el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, reconoció el golpe de estado contra Zelaya, del que el actual presidente Hernández formó parte.
  • Relaciones diplomáticas de España con Honduras: Activas al máximo nivel.

Colombia

  • Actual presidente: Iván Duque.
  • Método de elección: Elecciones presidenciales de 2018.
  • Situación de los Derechos Humanos: Cinco millones de colombianos viven en Venezuela, llegados al país vecino por la guerra entre el gobierno y las guerrillas. Una de ellas, las FARC se desmovilizaron tras una larga negociación con el gobierno del expresidente Santos. Duque no ha respetado los acuerdos alcanzados, permitiendo el asesinato sistemático de guerrilleros que dejaron las armas. Los falsos positivos que se perpetraban durante la guerra contra las FARC (asesinato de campesinos y activistas de izquierda para disfrazarlos como guerrilleros) continúan y la prensa de colombia es la que más se autocensura. No en vano Colombia es el país de Suramérica con más periodistas asesinados, amenazados, atacados y despedidos.
  • Críticas de España: Ninguna.
  • Relaciones diplomáticas de España con Libia: Activas al máximo nivel.

El motivo que aduce el líder del ejecutivo español para no reconocer al presidente Nicolás Maduro, no se corresponde con muchas de sus relaciones internacionales, con menos calidad democrática a la hora tanto de elegir a sus representantes como de tratar a sus ciudadanos.

Comentarios