20 grandes discos de Doom, Power, Thrash y Heavy Metal de 2020 (1ª parte)

Seguimos con el repaso a los grandes discos que el año ha ido regalándonos con el paso de los meses. En El Estado.net queremos acercaros parte de lo que se ha publicado y es el momento de ir hacia otros sonidos dentro del metal.

Al contrario con lo que sucedió en la escena progresiva, en la cual hemos tenido más de 750 novedades discográficas a lo largo del año, en el doom, el power, el thrash y el heavy metal no ha habido tanto donde escoger. Sí es cierto que en otros subgéneros del metal que veremos más adelante, como el death o el black, la cosa ha estado mucho más activa.

Llama poderosamente la atención que muchos grandes de la escena metalera, en cuanto a los subgéneros que hoy abordaremos, han estado prácticamente ausentes. Sin embargo, aunque poco, ha habido cositas muy interesantes, tal y como veremos en esta primera parte del artículo, y en una segunda que ya está en proceso.

Como los protagonistas han de ser los grupos y sus discos, no nos enrollaremos más. Damos paso a los 10 discos que hoy queremos resaltar. Recordad que los 10 restantes aparecerán en la segunda parte del artículo.
Como siempre digo, disfrutad de la lectura y de la propia música. Recordad que los 10 restantes aparecerán en la segunda parte del artículo.

Hexecutor – Beyond Any Human Conception of Knowledge (Dying Victims Productions)

Hexecutor es una banda francesa que nació en el año 2011. Comenzaron lanzando algunos EP, un mini álbum a medias con Manzer y debutaron con un larga duración en 2016. Aquel trabajo se tituló Poison, Lust and Damnation y mostró buena parte del potencial de sus músicos. Este año les ha llegado la difícil tarea de posicionarse y de evolucionar en su propuesta. Lo primero que se aprecia es que la producción ha mejorado ostensiblemente. La receta musical se basa en un thrash metal fusionado con heavy metal y algunas pinceladas black. Riffs punzantes, una base rítmica bien marcada y unas voces podridas a cargo de Jey Deflagratör. Hay momentos de cierta brillantez melódica pero, por lo general, el álbum transcurre con un discurso enfocado en la vieja escuela del thrash. Posee mucha contundencia y algunos pasajes de luminosa musicalidad. Este álbum puede poner a Hexecutor en el saco de bandas a tener en cuenta para un futuro.

Composiciones destacadas: “Buried Alive With Her White Silk Dress”, “Tiger Of The Seven Seas”, “Belzebuth’s Apocryphal Mark” y “Brecheliant”.

Cirith Ungol – Forever Black (Metal Blade Records)

El regreso de Cirith Ungol es una muy buena noticia para el heavy metal. Estuvieron presentes desde finales de los 70 hasta principios de los 90, época en la que publicaron algunos discos hoy bastante bien posicionados. Fue en 1992 cuando se disolvieron, una época en la que otras tendencias musicales comenzaban a tener un mayor foco de atención. Tras varias décadas ausentes, anunciaron su regreso en 2015. Desde entonces han publicado un álbum en directo grabado en 2017 y publicado en 2019, algunos singles y el álbum que hoy destacamos. Hay que resaltar que la columna vertebral de la formación clásica todavía permanece con Tim Baker a las voces, Greg Lindstrom a las guitarras y el batería Robert Garven. Cuentan con el también guitarrista Jim Barraza, quien había reemplazado a Jerry Fogle en 1987 y el nuevo bajista Jarvis Leatherby, de Night Demon. Heavy metal clásico con algunas pinceladas doom. A juzgar por su calidad, es como si nunca se hubieran ido.

Composiciones destacadas: “Legions Arise”, “The Frost Monstreme”, “Before Tomorrow” y “Forever Black”.

Brimstone Coven – The Woes of a Mortal Earth (Ripple Music)

Brimstone Coven es un grupo estadounidense que lleva unos años proponiendo una música que puede ir del doom metal al hard rock, pasando por el rock psicodélico y el stoner. En unos discos han dado mayor importancia a unas vertientes y luego a otras. En esta ocasión, la propuesta está bastante equilibrada. Este quinto trabajo supone una vuelta de tuerca de anteriores lanzamientos, si bien parece mejorar el nivel de aquellos. Existe una fuerte conexión entre su música y la de los primeros tiempos de Black Sabbath, aunque no se atreven o no quieren dar un paso firme hacia la vertiente más metalera. Sin embargo, al recrear diferentes elementos, el álbum no se hace pesado, posee un vehículo bastante dinámico, a pesar de la ausencia de melodías vocales que traten de embelesar al oyente menos acostumbrado. Unas voces que quizá aporten el mayor toque de psicodelia, por lejanas y serpenteantes.

Composiciones destacadas: “The Inferno”, “When the World is Gone” y “Secrets of the Earth”.

Dynazty – The Dark Deight (AFM Records)

Los suecos están subiendo como la espuma en la escena europea. No es para menos, ya que en su propuesta musical, en la cual cabe el heavy, el power, el metal sinfónico e incluso el AOR, reinan las melodías. No es un grupo que, debido a sus ingredientes, vaya a causar indiferencia. La producción a corrido a cargo del propio grupo y, la verdad, es que les ha quedado un trabajo muy elaborado, lleno de texturas y con mucha musicalidad. Apostaron fuerte a la hora de elegir los sencillos, ya que “Presence of Mind” y “Heartless Madness” son una orgía de melodías pegadizas con una instrumentación contundente. Otro de los títulos destacados es “Waterfall”. Los textos están escritos por el vocalista Nils Molin, mientras en la música intervienen, principalmente, el guitarrista y teclista Magnusson, además del propio Nils. Ya es su séptimo álbum de estudio.

Composiciones destacadas: “Presence of Mind”, “Heartless Madness”, “Waterfall” y “The Shoulder Devil”.

 Unlucky Morpheus – Unfinished (Autoeditado)

Unlucky Morpheus es un grupo japonés que nació sobre el año 2008. En este 2020 nos han obsequiado con una maravilla de la talla de Unfinisheden la que dan rienda suelta al power metal y al metal sinfónico. De forma puntual, añaden alguna que otra voz gutural, pero nada demasiado descabellado para su propuesta. Ahora bien, la música es frenética e incluso caótica. Combinan la enorme contundencia instrumental con las preciosas voces de Fuki. Todo está perfectamente orquestado, hay valiosísimos aportes de violín, todos ellos a cargo de Jill, y la base ritmica es, por momentos, un tremendo huracán. Hay mucho virtuosismo, pero en ningún momento dejan de lado la melodía, algo en lo que suele destacar el power y, como no, las bandas procedentes de Japón. Como anécdota, apuntar que el último tema, titulado “Carry On Singing to the Sky”, es un homenaje dedicado a André Matos, gran figura del power metal en bandas como Viper, Angra o Shaman, quien falleció el pasado año de forma repentina a la edad de 47 años.

Composiciones destacadas: “Unending Sorceress”, Near the End”, “Salome” y “Carry On Singing to the Sky”.

Kryptograf – Kryptograf (Apollon Records)

Prometedora formación noruega que debuta con este álbum homónimo. ¿Qué es lo que proponen? Pues buenas dosis de doom metal y heavy psych, por lo que tenemos asegurados un buen número de riffs pesados, muy marcados, a los cuales los acompaña una base rítmica muy notoria. Las baterías de Eirik Arntsen son potentes, gracias a unos golpeos contundentes, mientras que el bajo de Eivind Standal se hace notar cuando la ocasión lo requiere, y no son pocas. Vegard Bachmann y Odd Erlend son los encargados de poner las voces y de crear la maraña de guitarras. El álbum es bastante corto, de apenas unos 38 minutos, y las composiciones son ágiles. Hay momentos en los que incluso crean melodías vocales tarareables, como por ejemplo en “Sleeper”. Antes de la salida del disco, pudimos escuchar los singles “The Veil” y “Crimson Horizon”, los cuales hacían presagiar que algo importante estaban a punto de liberar al mercado. Ojo con ellos.

Composiciones destacadas: “The Veil”, “Seven”, “Crimson Horizon” y “Sleeper”.

Spirit Adrift – Enlightened in Eternity (Century Media)

A día de hoy, Spirit Adrift es una de las bandas que más está creciendo dentro del metal. Los estadounidenses comenzaron su aventura musical alrededor del año 2015. Desde entonces ya han publicado un total de cuatro álbumes, en los que claramente se ve una evolución constante. Comenzaron bajo el amparo del doom metal pero, poco a poco, se han inclinado hacia un heavy metal más clásico, aunque adaptado a nuestros días. El anterior trabajo ya avisaba del movimiento, pero en Enlightened in Eternityademás de ello, imprimen una mayor variedad en sus registros. Esto es algo tremendamente positivo, ya que los puede llevar a ser del gusto de muchos oyentes, y eso sin perder su esencia. El ejemplo lo tenemos en cortes como “Ride Into The Light”, “Screaming for Beyond” o “Astral Levitation”. En ellos se pueden descifrar todos los ingredientes de su música, pero cada uno de ellos establece una serie de diferencias que, al fin y al cabo, enriquecen al álbum.

Canciones destacadas: “Ride Into the Light”, “Astral Levitation”, “Screaming From Beyond” y “Harmony of the Spheres”.

Glacier – The Passing of Time (No Remorse Records)

Glacier es un grupo que vio la luz en Portland (Estados Unidos) a finales de los 70. En la primera mitad de los 80 publicaron algún EP y ciertas demos, hasta que en 1986, al parecer y según palabras del guitarrista Sam T. Easley, la banda se deshizo y continuó otra diferente con el mismo nombre y algunos miembros originales como Loren Bates y Patrick Goebel. En 1990, todo se fue al traste. Sin embargo, en 2006 apareció una grupo tributo llamado Devil in Disguise, con la participación del vocalista Mike Podrybau, el único que perteneció en algún momento al grupo. Al cabo de un tiempo, deciden llamarse oficialmente Glacier, con el permiso de sus miembros fundadores. Un lío que por fin ha visto la luz al final del túnel, puesto que este larga duración pasa a ser el primero de la historia del grupo. Recordemos que no habían pasado de publicar demos y algún EP. Pues bien, ¡vaya discazo! Heavy metal clásico con melodías trabajadas y ciertos elementos procedentes del power estadounidense.

Composiciones destacadas: “Eldest and Truest”, “Live for the Whip”, “Sands of Time” y “The Temple and the Tomb”.

The Lightbringer of Sweden – Rise of the Beast (Autoeditado)

Estamos ante el proyecto personal de Lars Eng, guitarrista y compositor sueco. Se ha rodeado de músicos solventes para formar este grupo con buen porcentaje para cuajar y convertirse en algo duradero. Entre los nombres figura el del vocalista Herbie Langhans, un trotamundos que ha estado o está en formaciones como SinBreed, Beyond the Bridge, Firewind, entre otros, así como ha participado en varios directos de Avantasia y ha colaborado con Rhapsody of Fire. Este artefacto sonoro se mueve entre los patrones del heavy y el power metal. La producción, que también corre a cargo de Lars, está bastante conseguida. Las composiciones tienen mucha pegada, las melodías son pegadizas y hay momentos estelares coronados por grandes solos de guitarra. Como debut, estamos ante un trabajo estupendo. Si esto tiene continuación, ojo porque pueden tener mucho que decir.

Composiciones destacadas: “Fallen Angels”, “Into The Night”, “Skeletor” y “Shadows of the Night”.

Warbringer – Weapons Of Tomorrow (Napalm Records)

Sexto álbum de los estadounidenses Warbringer, al margen de los EP publicados. Weapons of Tomorrow confirma el buen estado de forma de la banda, puesto que se trata de un trabajo con un buen puñado de buenas composiciones. La producción, obra de Mike Plotnikoff, es una auténtica maravilla. Thrash metal bien ejecutado, con riffs abrasivos, una base rítmica que es un auténtico tornado y con unas voces, las de John Kevill, agresivas para poner en contexto las letras. El comienzo es un auténtico cañonazo, puesto que “Firepower Kills” ofrece una visión potente y dinámica. Es un puñetazo en la boca del estómago. Warbringer se han ganado por derecho propio un lugar privilegiado dentro del thrash actual. Estaremos atentos para ver si la evolución sigue siendo igual de positiva en próximos lanzamientos. De momento, queda disfrutar de esta avalancha sónica.

Composiciones destacadas: “Firepower Kills”, “Defiance of Fate”, “Notre Dame (King of Fools) y “Glorious End”.

Comentarios