Gustavo Villapol: “la izquierda de Venezuela quiere superar el sistema capitalista”

elestado.net continúa explorando las distintas visiones confrontadas en una nueva contienda electoral que se desarrolla en Venezuela y que tendrá su punto cumbre el próximo 6 de diciembre. Este acontecimiento genera expectativas manifestadas en el escenario internacional en posiciones alineadas y no alineadas a los centros de poder, y en este contexto, la campaña por los 277 escaños al parlamento venezolano sigue su curso sin mayores contratiempos.

Gustavo Villapol es un joven periodista venezolano que actualmente dirige el semanario 4F, uno de los órganos de propaganda más importantes y emblemáticos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), y también es candidato lista por ese partido político a la Asamblea Nacional.

La urgencia de un cambio

A pesar de pertenecer a la mayor fuerza política que compone el Gobierno venezolano, el PSUV hace énfasis en la necesidad de un cambio en la Asamblea, al respecto, la voz de Gustavo Villapol es tajante al afirmar pertinencia de este llamado.

¿A que se refieren con un cambio en esta oportunidad?

La palabra cambio conjuga en su contenido una carga mucho más profunda que no tiene que ver con el hecho electoral en sí mismo, sino con la posibilidad real que significan las fuerzas de los ideales bolivarianos, las fuerzas del chavismo en Venezuela y en Latinoamérica.

No se refiere al cambio de una tolda por otra, la alternancia de un sector por otro, de un partido por otro, sino que el único sector político, el único movimiento, conjunto de partidos, red de redes llámenlo como quieran, que tiene un proyecto de transformación de la sociedad venezolana.

Cuando no hay alimentos el gobierno venezolano desarrolla la estructura de los CLAP, cuando hay violencia se crearon las estructuras de defensa territorial, cuando hay elecciones el gobierno desarrolla estructuras de organización electoral, y cuando se necesita comunicar el pueblo se organiza comunicacionalmente para responder, y así cada sector de la sociedad. Es en esa base, en este tejido social que se ha desarrollado en estos últimos 22 años se sostiene sin lugar a dudas como apoyo a la Revolución Bolivariana. Gustavo Villapol.

Verdaderos cambios de una sociedad capitalista, rentista y dependiente, a una sociedad socialista que es el proyecto de Chávez y Bolívar que se ha planteado en los últimos 22 años en Venezuela. No 
sin tropiezos, no sin dificultades pero es la verdad, es el único proyecto de transformaciones profundas que se le está proponiendo al pueblo venezolano.

No tiene ninguna particularidad negativa que se utilice la palabra cambio o se hable de las fuerzas del cambio cuando se habla del chavismo, porque el cambio que plantea el chavismo es un cambio profundo, que es un proceso largo de transformación cultural, política, económica y social.

Muchas cosas han sucedido en estos 22 años pero es en este contexto electoral una vez más donde las fuerzas del cambio chavista se lanzan a la batalla en contra de lo antiguo, en contra de las formas de hacer política tradicional, en contra de la traición, de la entrega a otra nación, específicamente al imperialismo norteamericano de nuestras cosas más sagradas. Contra eso vamos, y por eso el cambio es que estamos enarbolando nuestras banderas.

El chavismo sigue teniendo fuerza

Gustavo Villapol asegura que después de 20 años en el poder, el chavismo sigue representando la opción política con mayor apoyo del pueblo venezolano. En tal sentido, ubica tres factores que explican este fenómeno poco usual en los sistemas políticos del mundo.

¿Qué factores explican este hecho?

Primero, el impacto que tiene la figura del Comandante Chávez no sólo en Venezuela sino en Latinoamérica, su presencia como líder, sus enseñanzas y él como una referencia ética, como un ejemplo real de lo posible, es uno de los factores que hace que todavía en medio de la complejidad reinante, el pueblo venezolano se mantenga firme.

Segundo, ese significado de Chávez como proyecto, ya no como individuo sino como proyecto durante 22 años ha experimentado múltiples formas de organización y participación política que se han diluido por la venas del pueblo venezolano en los diferentes sectores sociales,
en lo territorial, en la clase obrera, en el campesinado en los indígenas, en las mujeres, en los diferentes partidos políticos, en las luchas comunitarias, en las cárceles.

No hay un solo sector de la sociedad venezolana que no haya sido tocado por las formas de organización que el chavismo como expresión de un nuevo poder sembró en la sociedad venezolana. Nada ha permanecido intacto.

Cuando no hay alimentos el gobierno venezolano desarrolló la estructura de los CLAP, cuando hay violencia se crearon las estructuras de defensa territorial, cuando hay elecciones el gobierno desarrolla estructuras de organización electoral, y cuando se necesita comunicar el pueblo se organiza comunicacionalmente para responder, y así cada sector de la sociedad.

Es en esa base, en este tejido social que se ha desarrollado en estos últimos 22 años se sostiene sin lugar a dudas como apoyo a la Revolución Bolivariana.

Tercero, la práctica política de ese tejido social más el proyecto que implica, el ejemplo ético que implica Hugo Chávez, hacen esas dos cosas juntas una cultura de vida y esa cultura de vida combate diariamente contra la guerra a las que nos han sometido.

En esa guerra ha habido dos respuestas fundamentales, las mismas que suceden en todas las guerras, una de “sálvese quien pueda” y una reacción de solidaridad y amor, que se expresa en ese tejido, en esa organización, y en esas capacidades de resistencia.

La primera (sálvese quien pueda) se expresa desde los primeros “bachaqueros” que salieron en el comienzo de esta guerra hasta cualquier expresión de corrupción, de violencia, de migración de importantes sectores de nuestra juventud que
se ha ido a otros países, que fueron permeados por una situación material y por una terrible campaña comunicacional que los convenció de que en Venezuela no había esperanza.

Bueno, esa cultura que es la solidaridad, es parte de la cultura del chavismo, que no está en disonancia con la cultura venezolana, somos un pueblo solidario, somos un pueblo que nos acompañamos en momentos difíciles, somos un pueblo familiar, un pueblo que se quiere, que construye y que resiste.

El chavismo conectó un hilo histórico desde los primeros pobladores indígenas hasta nuestros días, y eso es lo que hace que esa resistencia se mantenga a pesar de 22 años de gobierno que desgastan a cualquiera, que generan heridas, que generan situaciones negativas.

Elecciones en Venezuela en pleno asedio


Las circunstancias económicas y sociales en Venezuela, agravadas por la pandemia de la COVID-19, encendieron el debate alrededor de la pertinencia o necesidad de una contienda electoral intervenida por el peso de circunstancias como la falta de acceso al combustible, la crisis sanitaria profundizada por la pandemia, el alto costo de la vida.

Al respecto, Gustavo Villapol tiene una posición a favor de las elecciones parlamentarias sostenida por argumentos de índole legal, político y cultural.

Atendiendo a las condiciones económicas, sociales y políticas actuales, ¿son oportunas y necesarias las elecciones en Venezuela?

Estamos viviendo una situación compleja, percibiendo un porcentaje mínimo de la renta petrolera y en el último año no ha ingresado dinero por ese concepto. Tenemos problemas para la refinación del combustible y el transporte, tenemos problemas para la compra de medicinas porque nos tienen bloqueados, y sancionan o agreden a todo aquel empresario o comerciante internacional que pretenda comerciar con Venezuela, eso sin lugar a dudas complejiza, dificulta las condiciones de vida del pueblo venezolano.

Así como se redujo el ingreso de la renta petrolera en un 99%, en esa misma dimensión, si lo extrapolamos al núcleo familiar de cada uno de los venezolanos y de cada venezolanas, se redujo el nivel de ingreso de nuestras familias, y eso tiene una incidencia importante en la realidad de nuestro pueblo en la afectación de los servicios de gas, gasolina, agua, electricidad e internet.

Nosotros llegamos a ser en el 2012, 2013, 2014 uno de los países de Latinoamérica con mayor acceso a este servicio, seguimos teniendo un alto nivel de acceso, pero como se trata de infraestructuras complejas que ameritan de una inversión permanente y estructural al no contar con los recursos necesarios, obviamente toda la infraestructura del agua, de refinación del combustible, de gas, etc, a pesar de que tenemos las materias primas, además materias primas envidiables para todo el mundo, por eso nos hacen esta guerra se complejiza la situación.

En esas circunstancias el chavismo una vez más es coherente con su acervo histórico y dice “¡nos vamos a medir!“. Nos vamos a las elecciones, además de eso, sin lugar dudas si algo ha respetado el chavismo, es nuestra Constitución, es uno de los pilares fundamentales de la estructura de funcionamiento de la revolución bolivariana, y por constitución la única elección que tiene fecha determinada es la del Parlamento.

El impacto que tiene la figura del Comandante Chávez no sólo en Venezuela sino en Latinoamérica, su presencia como líder, sus enseñanzas y él como una referencia ética, como un ejemplo real de lo posible, es uno de los factores que hace que todavía en medio de la complejidad reinante, el pueblo venezolano se mantenga firme. Gustavo Villapol.

No vamos a ir en contra de la Constitución mucho menos de un poder del Estado que ha sido tan coherente, tan transparente, tan ético en los últimos 22 años como ha sido el Consejo Nacional Electoral, lo ha demostrado internacionalmente y bueno, lo demás es propaganda, propaganda política contra Venezuela, ha sido permanente en contra del ente electoral que tiene más transparencia en casi todo el planeta.

Ahí están los resultados de las elecciones en los Estados Unidos, estoy completamente seguro que primero vamos a saber quién es diputado y diputada para el Parlamento venezolano a quién es el que va a ser presidente de los EEUU. De eso estoy completamente seguro.

Por Constitución, por coherencia histórica, por acervo político e ideológico en nuestros últimos 22 años las elecciones son pertinentes, son legales y además vamos a ellas con mucho esfuerzo, con claridad y con conciencia porque es lo que nos hemos conseguido en las calles en estos últimos 3 meses que hemos estado pateando duro calle.

Nos conseguimos a un pueblo molesto, bravo, un pueblo con graves dificultades pero consciente que el 6 de diciembre se va a cobrar todo lo que le hicieron desde la Asamblea Nacional.