Sofía Espín: “Reforzaremos los espacios de integración como el ALBA, la UNASUR y la CELAC”

La candidata progresista de la Lista 1, Sofía Espín, aborda la cuestión de la integración latinoamericana, apostando por el regreso de Ecuador al ALBA, la UNASUR y la CELAC.

Con la llegada al gobierno de Lenín Moreno tras vencer en las elecciones de 2017, la integración que Hugo Chávez, Fidel Castro, Néstor Kirchner y Lula da Silva habían creado, y que Rafael Correa había apoyado decididamente, estaba asegurada.

Sin embargo, el viraje hacia el neoliberalismo de Lenín Moreno en el aspecto económico, vino acompañado de una política exterior alineada con la de Estados Unidos, contraria a esos instrumentos porque le impedían imponer Tratados de Libre Comercio y reducían su influencia diplomática, al haberle restado importancia a la OEA.

El mundo está formado por bloques. Nosotros también debemos volver a ser un bloque para tener una voz poderosa que se escuche en todo el mundo. Sofía Espín.

Salir de esos entes internacionales no fue un buen movimiento según la candidata progresista Sofía Espín. “Definitivamente sí debemos regresar a instrumentos de integración como la UNASUR y la CELAC. Nunca debimos abandonar UNASUR, gran espacio de integración. ¡Cuánto hubiéramos podido hacer! Por ejemplo en el tema de la pandemia juntos con otros países como una tema de salud coordinado, tomar decisiones de manera conjunta, intercambiar información“, expresa en una entrevista en exclusiva para elestado.net.

Existe un ejemplo sobre lo que se ganó con la integración para hacer frente a las pandemias, la candidata de izquierdas lo recuerda perfectamente, “por ejemplo en la pandemia del H1N1 sí tomamos medidas coordinadas para evitar una catástrofe“, de ahí que considere que “no podemos abandonar la senda que nos marcó el Libertador Simón Bolívar“.

Pero no solo en cuestiones sanitarias, sino económicas. Estar unidos internacionalmente evitaría sufrir las consecuencias de pedir fondos a instituciones como el FMI, que imponen severas cargas como requisitos que sufren la mayoría social, “cuánto habríamos ganado de tener el Banco del SUR, obteniendo créditos los países sin recargos. No tendríamos que buscar fondos en organismos monetarios internacionales financieros que para darte un préstamos te obligan a despedir trabajadores o a quitar presupuesto a la educación y a la salud“, explica la dirigente progresista.

Con el próximo gobierno de la Revolución Ciudadana vamos a tener una segunda oportunidad para reforzar estos espacios, el ALBA, la UNASUR, la CELAC. Sofía Espín.

Una de las cuestiones que la líder ecuatoriana espera impulsar con la apuesta por la integración se refiere al plano comercial, “pero ya no solo para que los grandes importadores manden producción a otros países, sino para apoyar una economía popular y solidaria. Los pequeños emprendedores, con la ayuda del estado poder exportar a otros países de América Latina. Son los nuevos pasos que tiene que dar la UNASUR, y para además defendernos como bloque“.

Comentarios