Marcela Holguín: “Con el neoliberalismo los ecuatorianos tienen menos plata en el bolsillo”

La candidata de la Revolución Ciudadana que se presenta por la Lista 1 considera que es vital derogar las leyes que han sumido en la miseria a los ecuatorianos, como la Ley Humanitaria.

La Asamblea Nacional Constituyente es una de las posibilidades legales de las que más se habla en Ecuador como mecanismo para recuperar la institucionalidad destruída por el gobierno de Lenín Moreno, y así restaurar la degradada democracia de la nación suramericana.

Sin embargo no es la opción preferida por la mayoría de los candidatos y candidatas de la Revolución Ciudadana, que en las próximas elecciones del 7 de febrero se presentarán por la Lista 1 organizados en el partido Centro Democrático.

Pese a considerarla, se inclinan por otras opciones igualmente válidas para el objetivo que se pretende alcanzar. Marcela Holguín es una de las que se encuentra en este punto político a juzgar por sus declaraciones al analista Andru Llabi, en entrevista exclusiva para elestado.net, “el proceso constituyente es una de las opciones para terminar con este desgobierno que hemos vivido durante estos tres años y medio, que ha hecho que se tire por la borda la institucionalidad de nuestro país“.

Nosotros, lo que debemos hacer una vez lleguemos al poder es derogar la mal llamada Ley Humanitaria, que no solamente ha implicado liquidaciones de miseria para nuestra población, si no también que se les reste el sueldo un 50% a quienes han tenido la suerte de conservar su empleo. Todo el mundo en este momento tiene menos plata en su bolsillo. Marcela Holguín.

Marcela se lamenta de que “instituciones sólidas y fuertes, como las dejó la época de la Revolución Ciudadana, con nuestro eterno presidente Rafael Correa, sencillamente ahora ya no existen“. La candidata progresista abunda en la cuestión, “tenemos un Consejo de Participación Ciudadana y Control Social que ya no tiene nada que ver con la participación de la ciudadanía, que era precisamente para lo que fue creado“.

Sin embargo hay una institución que a día de hoy es importantísima porque es el árbitro electoral. “Teníamos un Consejo Nacional Electoral que nuevamente vuelve a ser botín político porque los consejeros forman parte de agrupaciones políticas, lo cual ya habíamos desterrado en el Ecuador“, sostiene Marcela Holguín.

Además hay que añadir la situación de la justicia, “tenemos una justicia que está totalmente vendida al poder. No en vano se ha presentado durante estos últimos tres años y medio una de las mayores persecuciones conocidas en la historia del país, empezando con nuestro presidente Rafael Correa“.

Precisamente esa corrupción en la justicia que ha, no consentido, sino ejecutado -desempeñando un papel protagonista- la persecución contra Rafael Correa, “¿cómo poder imaginar sino el hecho de que a un expresidente de la talla internacional de nuestro presidente Rafael Correa se le tenga que cuestionar por el tema de influjo psíquico? ¿Dónde se ha visto?“, inquiere la candidata de la izquierda ecuatoriana.

El problema de fondo es que la represión contra el expresidente “no tiene nada que ver con las leyes ecuatorianas ni con el código orgánico integral penal, es una figura que se inventaron producto de esta persecución que nosotros la hemos sentido en carne propia durante estos últimos años“, denuncia Marcela Holguín.

Por ello, la que es una de las principales candidatas de la oposición a Lenín Moreno, sostiene que “debemos ir hacia el objetivo que es otorgarle nuevamente al país la institucionalidad. Una vez que Andrés esté en el poder, y seamos un gobierno para y con el pueblo, veremos cuál es el camino más expedito y necesario para otorgar esta institucionalidad que tanto requiere el Ecuador en este momento“.

Cuando lleguen a ese río, cruzarán ese puente, y puede que en ese momento “no necesariamente será una Asamblea Constituyente, ya que también lo podemos hacer desde la Asamblea Nacional, desde donde echaremos abajo leyes tan nefastas como por ejemplo la mal llamada Ley Humanitaria, que fue propuesta por este gobierno, y que fue aprobada por todos los bloques que integran la asamblea nacional excepto nosotros, el Bloque de la Dignidad como nos conoce la gente, el Bloque de la Revolución Ciudadana“.

Para ello la correlación de fuerzas debe cambiar este 7 de febrero en favor de la única alternativa electoral que rechaza el actual sistema neoliberal, porque como expresa Marcela Holguín, “apenas somos 30 votos, y no pudimos hacer absolutamente nada para evitar que se aprobase una ley tan nefasta como aquella, que significó para nuestros trabajadores unas liquidaciones de miseria, por ejemplo, por ponerte un caso, de tener que recibir alrededor de 15.000 dólares, reciben tan solo 2.000 dólares, a personas a las que le quedaban 3 meses para jubilarse. Hay millones de casos así“.

El proceso constituyente es una de las opciones para terminar con este desgobierno que hemos vivido durante estos tres años y medio, que ha hecho que se tire por la borda la institucionalidad de nuestro país. Marcela Holguín.

Lo importante para los candidatos de la ruptura con el neoliberalismo, es derogar la estructura legal de corrupción que ha eliminado los derechos constitucionales de la mayoría social. “Nosotros, lo que debemos hacer una vez lleguemos al poder es derogar la mal llamada Ley Humanitaria, que no solamente ha implicado liquidaciones de miseria para nuestra población, si no también que se les reste el sueldo un 50% a quienes han tenido la suerte de conservar su empleo. Todo el mundo en este momento tiene menos plata en su bolsillo”, afirma de manera tajante Marcela Holguín.

Por otro lado, y atendiendo a su principal bandera política, los derechos de los trabajadores y trabajadoras, Marcela denuncia que “la cifra de informalidad a la que hemos llegado en Ecuador es muchísimo más alta, porque todos estos desempleados han debido, de alguna manera, sortear los obstáculos para seguir afrontando las necesidades que tienen dentro del ámbito familiar“.

A causa de esa situación, que el ejecutivo ha aprovechado para cargar en las espaldas de esa mayoría social nuevos impuestos que ha quitado a los sectores más adinerados, “porque los trabajadores autónomos ha aumentado drásticamente en el país”, lo que supone “otra de las deudas pendientes que nosotros tenemos y evidentemente que también vamos a cumplir cuando seamos el gobierno que el pueblo necesita” zanja Marcela Holguín.

Comentarios