La muerte de Keyla Martínez evidencia el machismo estructural de Honduras

En los últimos 5 años han sido asesinadas 1900 mujeres. Un dato que aportó Natalie Roque que es un motivo de alarma en Honduras.

La muerte de Keyla Martínez encendió todas las alarmas. Un aparente suicidio en una cárcel puede ser parte de los femicidios registrados bajo la custodia de la policía en Honduras.

En los últimos días el país centroamericano ha sido escenario de múltiples protestas y pronunciamientos por parte de organizaciones feministas, a raíz de la muerte por asfixia mecánica de Keyla Martínez, detenida el pasado fin de semana por haber violado el toque de queda.

Los hechos

La noche del sábado 6 de febrero, la auxiliar de enfermería Keyla Martínez, fue detenida por la Policía Nacional cuando se encontraba en la calle con un médico, contraviniendo la orden de toque de queda vigente en horas de la noche y la madrugada.

Posterior al arresto, un vigilante del centro de detención verificó que Martínez se encontraba ahorcada en su celda, por lo que fue trasladada a un hospital donde falleció después de un intento de suicidio, según indican los reportes oficiales.

Pudo quitarse la vida porque era la primera vez que estaba en una celda y eso era un desprestigio“, es parte del informe de las autoridades hondureñas.

Sin embargo, la autopsia efectuada al cadáver de Martínez declara como causa de la muerte la asfixia mecánica, lo que sugiere la hipótesis del homicidio.

Femicidios en Honduras

Keyla podría ser otra más. Las organizaciones feministas de Honduras alertan de que la cantidad de femicidios se ha incrementado en los últimos años.

En el caso específico de la actuación policial, Natalie Roque Sandoval, parte del movimiento feminista de Honduras, señala que hay suficientes antecedentes que inducen a sospechar del aparente “suicidio” de Keyla Martínez.

Por las decenas de denuncias documentadas por organizaciones de mujeres, tenemos la gran sospecha, casi certidumbre, que esta muerte pudo haber sido a manos de quienes tenían el deber de custodiar y proteger la vida de una ciudadana“, afirmó Roque en una entrevista al medio UNE TV.

De igual forma, Natalie Roque mostró testimonios de abusos policiales que incluyen violencia sexual, asedio y amenazas de muerte a mujeres. En un estudio realizado en 2009, el 10% de las detenciones policiales a mujeres hondureñas derivaron en agresiones sexuales.

En el caso específico de Keyla Martínez, Roque señaló que la detención fue arbitraria pues solo se trataba de una mujer que había ingerido alcohol, sin haber cometido delito fue encarcelada y murió bajo custodia de la policía por hacer algo que en ese país es bastante común.

A la mujer aquí se nos criminaliza, se nos criminaliza por tener vida, se nos criminaliza por sonreír” afirma Roque haciendo un llamado a que cesen los asesinatos a las mujeres, y el trato agresivo por parte de las autoridades del estado hondureño.

En los últimos 5 años han sido asesinadas 1900 mujeres, un dato que aportó Natalie Roque que es un motivo de alarma y de rechazo para toda la sociedad hondureña.

Comentarios