Heinz Bierbaum: “el Proceso Constituyente de Chile aspira a un futuro de dignidad”

Heinz Bierbaum, presidente del Partido de la Izquierda Europea (PIE), analiza en profundidad el contexto constituyente de Chile junto a otras personalidades políticas y sociales.

El Proceso Constituyente de Chile es un hito político y social que no tiene el eco mediático que merece. La mayoría social de la nación suramericana salió a las calles por una protesta concreta -contra la subida de precios del transporte público en la capital-, que se transformó en una exigencia de ruptura con la dictadura de Pinochet.

Al igual que en España, en Chile la transición a la democracia se realizó sin romper lazos con la dictadura, que mantuvo intacto el texto constitucional del golpismo. El empuje social en favor del Proceso Constituyente tuvo que ser aprobado por quienes se le oponían en el Gobierno, que pueden ver en el próximo año una ruptura con el neoliberalismo que ahora rige en Chile.

El Proceso Constituyente de Chile es también una parte de la lucha contra la política neoliberal para materializar otra política más social y más democrática. Heinz Bierbaum.

La Comisión Chilena de los Derechos Humanos, junto con el Partido de la Izquierda Europea (PIE), han organizado un encuentro en el que se ha analizado en profundidad todas las aristas que conforman el escenario político y social del Chile constituyente.

Heinz Bierbaum, presidente del PIE ha participado en la charla, apuntando los focos más importantes de la cuestión, “la pandemia demuestra claramente el fracaso de la política neoliberal, porque con sus recortes y privatizaciones el sistema de salud en Europa es tan débil. Y de igual manera a nivel global“, ha comenzado, asentando de esta manera el contexto que rodea el momento histórico que vive Chile. “El neoliberalismo crea unas condiciones de pobreza y precariedad que han permitido que la COVID-19 afecte a amplios sectores sociales que son pobres, ha impactado contra los trabajadores“, completa.

Junto al líder del PIE han estado otras personalidades políticas y sociales como Enrique Santiago, secretario general del PCE y diputado de UP; Tamara Muñóz, encargada de Relaciones Internacionales de la CUT; y Carlos Margotta, presidente de la Comisión Chilena de Derechos Humanos.

El dirigente de la izquierda europea se ha referido al apartado de los derechos que toda Carta Magna debe priorizar, “respecto al contenido de la nueva constitución creo que hay un debate muy intenso y muy interesante. Está claro que sobre él los chilenos tienen que decidir por sí mismos, pero está claro que los Derechos Humanos son una parte fundamental de cualquier constitución”, explica, considerando por ello un acierto “muy importante“, el hecho de “que la Comisión Chilena de los Derechos Humanos sea una parte muy activa en este proceso“.

El Proceso Constituyente de Chile supone un punto importante para el mundo según Heinz Bierbaum. El presidente del PIE ha revelado que “en la izquierda europea estamos muy interesados en saber más de este proceso constituyente, de sus contenidos, del debate que se está dando en Chile porque es importante para toda la izquierda del mundo“.

El motivo que esgrime el responsable progresista es que “este Proceso Constituyente está muy marcado por el deseo de paz de la ciudadanía, de superar las desigualdades sociales, de ver garantizado un futuro de dignidad en un nuevo marco constitucional. Se aspira a conseguir un acceso igualitario a derechos que son inalienables y que el actual marco constitucional chileno no les ofrece“.

Comentarios