Fran Pérez: “Andrés Arauz se sumará a la integración de los países del ALBA”

El analista político español considera que el candidato de la izquierda ecuatoriana, Andrés Arauz, apostará por la integración latinoamericana

El próximo domingo, 11 de abril, Ecuador acudirá a las urnas bajo la sombra del fraude que ya dio un primer aviso durante la primera vuelta. Los y las ciudadanas de la nación suramericana deberán escoger entre dos opciones, la propuesta de ruptura con el neoliberalismo de Andrés Arauz, que conecta con la “Década Ganada“, y el proyecto neoliberal de Guillermo Lasso, que apuesta por continuar por la senda neoliberal que ha caminado Lenín Moreno.

Una de los ejes que vertebran tanto la propuesta programática de Andrés Arauz como el imaginario colectivo de la izquierda tanto ecuatoriana como mundial, es la integración latinoamericana.

Durante los primeros trece años del presente siglo, Hugo Chávez, acompañado primero por Fidel Castro y después de Evo Morales y Rafael Correa, inició un proceso de integración de América Latina que diluyó la Doctrina Monroe en favor de la apuesta bolivariana, un ejemplo de diplomacia e intercambio comercial alternativo que llamó la atención de las fuerzas progresistas del mundo.

Fran Pérez, analista político español, es uno de los que observó con interés ese proceso. Al respecto expresa que “el ALBA-TCP, la Alianza Bolivariana de las Américas-Tratado de Comercio de los Pueblos es una alianza regional que se creó para confrontar al neoliberal ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas), impulsado por EEUU, y establecer bases de cooperación comercial regional no basadas en el egoísmo ni en la dominación económica de unos países más poderosos sobre otros países menos desarrollados“, expone.

El imperialismo de los EEUU y las oligarquías latinoamericanas no quieren la integración latinoamericana porque no quieren una América Latina fuerte, unida y soberana, para dominarla mejor. Fran Pérez.

Esa nueva herramienta, según el progresista español, estaba basada “en la solidaridad y el apoyo mutuo y en la lucha contra la pobreza. El ALCA desapareció, pero el ALBA sigue existiendo, y fue creada solo por dos países, Cuba y Venezuela, en 2004. Después se sumaron muchos países“, expresa en referencia a Bolivia, Ecuador, Nicaragua y algunas pequeñas naciones caribeñas como San Vicente y las Granadinas y Antigua y Barburda.

En cuanto al escenario electoral que se plantea en Ecuador, Fran Pérez explica que “si en Ecuador gana Arauz, como desde luego así parece, habrá un gobierno progresista, democrático y de izquierdas partidario de la integración política y económica latinoamericana“, por lo que “se sumará a los países que se han mantenido en el ALBA y que son partidarios de esa integración política latinoamericana, que avanzó mucho durante los diez años de la década progresista y que a pesar de que los gobiernos neoliberales de derecha han intentado acabar con la integración latinoamericana, al menos no lo han logrado del todo“.

El analista ibérico sostiene que es seguro que el próximo presidente, según la mayoría de las encuestas, de Ecuador volverá a impulsar la integración latinoamericana basada en el legado de Simón Bolívar que ya realizó el expresidente Rafael Correa, “creo que es previsible que desde el gobierno Arauz ayude a impulsar esa integración tan necesaria para los pueblos de América, y sumar gobiernos a esa tarea es fundamental“.

Asentado su argumentario en los hechos acontecidos en la historia de Ecuador, Fran Pérez asevera que “hay que recordar además que fue el gobierno de izquierdas, el de Rafael Correa, el que ofreció Quito como sede para la UNASUR“, por lo que “nada impide que sea otro gobierno de izquierdas, el de Andrés Arauz, el que vuelva a hacerlo“.

Frente a esos nacionalismos de la derecha, amistad, fraternidad y cooperación y solidaridad entre países como solución a la pobreza, a la desigualdad social y a la desunión política. Y frente al imperialismo, cultivo de un actuar coordinado de los gobiernos y pueblos, desde luego un actuar soberano, bolivariano de Bolívar (teórico de la integración latinoamericana) y antiimperialista. Fran Pérez.

Lejos de tópicos políticos que no entienden las particularidades históricas de cada momento, el activista expresa que “cuando se tiene el poder político, claro que se tiene poder de influencia. Lo que hace falta es que gane el próximo 11 de abril y después que haya voluntad política y decisiones soberanas para impulsar junto a otros la integración latinoamericana. Estoy seguro que así será“, zanja.

Fran Pérez sabe que habrá resistencias al proyecto bolivariano, “los mismos que sufrieron con la justicia social que trajo la integración entonces, los nacionalismos estrechos que no son capaces de pensar más allá de las fronteras de sus países, son los enemigos de la unidad de los pueblos”. El problema radica, según en analista, en “el egoísmo y la cobardía de unas derechas y unas oligarquías que solo pretenden mandar en sus países autocráticamente, como en una finca, y siempre hicieron lo que les decía el imperio“.

Comentarios