Réquiem para un Rebelde Inmortal

El revolucionario venezolano, Aristóbulo Istúriz, socialista y chavista, falleció recientemente, dejando un legado política de servicio a la mayoría social.

Aristóbulo Istúriz Almeida, heredero de los cuatro vientos y del tambor combativo. Amamantado en la lucha justiciera desde las calles y las aula clases. Enamorado de la paz y comprometido con el pueblo a quien se dio por entero, supo combinar el saber de la ciencias sociales acrisoladas en sus más sublimes sueños de  maestro, con el hacer de la praxis social concreta; la espada y la pluma; los sueños y la vida; la utopía y el combate.

Un Revolucionario, Valiente y Rebelde, un humano que siempre se proyectó en lo colectivo y no guardó para sí, ego alguno que le perturbara la marcha. Un hombre sin matices ante los embates de las miserias contra los explotados, que nos hereda para siempre, la razón de nuestra existencia revolucionaria por y para la patria.

¡Qué buena vaina camarada! Te fuiste a medianoche, te escurriste a la maldad de quienes desde sus odios de derrotados celebran tu partida, para atender el llamado del Cumbe,  el tambor de los valientes con el que aterrar al mayoral burgués, y espantar eternamente a la oligarquía,  derrumbando los cacareados mitos de una burguesía ambiciosa impregnada de maledicencias.

Nos dejas como tarea seguir luchando, unidos y consecuentes por un mundo mejor. Nos refuerza el Legado por la Construcción del Socialismo Chavista.

Invocarte, será nuestra oración, la moyugba perfecta que fortalece la marcha y avanza a contracorriente de los que desconocen  al poder popular, la voz del pueblo, la voz de un Dios encarnado en la sublime presencia de los que luchan toda la vida.

Negro cimarrón indomable, rebelde y consecuente, ante ti, los verdugos de los sueños, ataviados con disfraces de mansos corderos, quedan desnudos y sin pretexto; te vas de este plano terrenal invencible transmutando en la luz perpetua para alumbra el camino a seguir.

Hasta la Victoria Siempre Camarada. ¡Venceremos!

elestado.net no tiene por qué compartir todo el contenido que se publica en su sección de opinión.
Comentarios