Protestas en Cuba: intereses de EEUU y campaña mediática

Entrevista realizada al luchador antifascista chileno Leo Lamich en medio de los hechos de violencia que se generan en Cuba.

Leo Lamich, chileno, llega a Barcelona en 1990 desde Cuba, país en el cual vivió y estudio durante algunos años, egresando de sus estudios con Titulo de Oro. Desde su llegada ha participado en la solidaridad con Cuba desde Defensem Cuba, y en la solidaridad con diferentes países de la Patria Grande.

¿Qué está pasando en Cuba?

Cuba está siendo ahora mismo el objetivo central de un plan de desestabilización contra los gobiernos progresistas de Nuestra América, planificado desde Estados Unidos (EEUU) y ejecutado por diversos actores.

Gobernantes al servicio del imperio, y mucho dinero, para ejecutar una campaña de redes sociales que solo es posible de esta manera, simultánea, mundial y protagonismo de sectores, en el caso español, neofascistas.

Tres lugares fueron los focos de manifestaciones agitadas vía Redes Sociales (RRSS), saliendo unos cuantos centenares de personas a las calles. También es evidente que las fotos y vídeos están manipulados.

Aparecen las del Referéndum en Catalunya, la de Egipto haciendo ver que fuera el Malecón de La Habana, y vídeos de apoyo a la Revolución como si fueran lo contrario. Fotos de los agentes colombianos del  ESMAD como si fueran policías cubanos, etc.

Este intento de revuelta contra la Revolución en Cuba, no sigue la estela de los movimientos progresistas y de los estallidos sociales de Chile, Colombia o ahora último Ecuador.

Cuba, en medio de la Pandemia mundial, se ve más afectada que nunca por el Bloqueo impuesto por EEUU. De nada sirve que la Organización de Naciones Unidas (ONU) votaran en forma mayoritaria por el fin de Bloqueo comercial, económico y financiero a Cuba.

A modo de ejemplo, citar que se habló con más de 54 empresas fabricantes o suministradoras de jeringuillas a nivel mundial, y ninguna cerró la venta de las mismas a Cuba, por temor a las represalias de EEUU.

Lo mismo sucede, de manera indirecta con los buques mercantes que trasportan mercancías, y no pueden recalar en puertos cubanos porque se les niegan los seguros que hacen posible los viajes.

La semana pasada Cuba fue impactada, además, por la primera Tormenta Tropical de la actual temporada ciclónica. Atravesó la Isla Elsa, de Sur a Norte por el centro del país. La pandemia además impide el desarrollo del turismo y la entrada de divisas por esa importante vía.

La Pandemia, que azota Catalunya de manera despiadada en estos momentos, lo hace con saña en América Latina, sin contar EEUU (récord de muertos y contaminados) y Brasil (segundo país después de EEUU). Muchos países vuelven a cerrar fronteras y a confinarse ante el repunte de contagios, muertos y nuevas mutaciones que hacen más difícil enfrentarse al virus.

Cuba está pasando un período igualmente crítico, considerando que ni se asoma a las cifras medias de América Latina. Además, Cuba es el único país de la Patria Grande que posee ya dos vacunas con una eficacia probada de más del 90%, y está en proceso de vacunación de su gente.

Será, sin dudas, el primer país de la región en vacunar al 100% de su población, incluso a la infantil, con candidatos vacunales propios. Esto último tampoco se lo perdona su enemigo declarado.

Todos los factores sumados y superpuestos, siendo el principal el bloqueo, han generado una situación difícil. Aumenta el sufrimiento de la población, la falta de recursos (agravadas por las medidas que les impiden recibir remesas o utilizar tarjetas de crédito), la falta de materias primeras, alimentos, medicina.

Todo esto ha generado una situación que hace pensar a los servicios de inteligencia de EEUU, que pueden originar una revuelta social, una situación de caos, de descontrol, de desestabilización, que aísle a Cuba internacionalmente, para propiciar desde la OEA y los espacios de la ONU un “corredor humanitario”, es decir una intervención de Cuba con el apoyo necesario de Europa y sus cómplices de la OEA.

¿Hay factores externos que están desestabilizando el orden social?

Se vio en la campaña de redes sociales. Se vio hoy en la participación descarada, al lado de los que protestan en Madrid, de Roció Monasterio, lideresa de VOX, organización de extrema derecha vinculada a los sectores más radicales de la derecha chilena, y de América. Discípulos de Banon, y de Trump.

Como decía antes: apoyos de los 16 aparatos de inteligencia yanquis, del gobierno de BIden que ha intensificado las medidas agudizadas ya por Trump. De los gobiernos títeres de Duque, Bolsonaro, y algunos de Centro América.

Pero el principal factor de desestabilización, repito, es el bloqueo criminal que ya dura 60 años, y que los historiadores lo califican como el más largo que ha sufrido pueblo alguno. Con el objetivo de hacerlo sufrir, doblegarlo y rendirlo por hambre, enfermedad, guerra civil.

Y allí intervienen ellos. Como han hecho en Irak, Afganistán, Libia. Como hicieron humanitariamente en Europa en 1999 bombardeando lo que quedaba de Yugoslavia.

¿Tiene Díaz-Canel el mismo apoyo que Fidel o Raúl?

La Revolución cubana tiene 61 años de vida. En los años 1994 sufrió ataques del tipo de los actuales, motivados por el Período Especial. Esa situación material es la que se pretende reeditar hoy.

La Revolución cubana está afianzada en años de educación y de una nueva conciencia. Las y los cubanos saben que, si vuelve el capitalismo, el neoliberalismo, volverán a ser como uno de sus países vecinos donde cualquier protesta es acallada por el fuego de las armas, de la violencia más implacable.

En Cuba no hay torturados, ni desaparecido ni muertos como cada día los hay en Colombia, Ecuador o Chile. Como los hay en Haití o República Dominicana.

La Revolución cubana se fundamenta y persiste gracias al patriotismo de su pueblo. Saben que, si no hay revolución, deja de haber independencia y soberanía, palabras y valores sagrados en Cuba, y que forman parte de su tradición e historia.

Es el ejemplo de Maceo, Martí, Mariana Grajales, y eso no se transige, o se lo hace a un precio muy alto.

Fidel y Raúl, junto a los líderes históricos de la Revolución, cimentaron el apoyo con que hoy cuanta, y educaron en el Patriotismo, el Internacionalismo, y en la voluntad de darlo todo por “los pobres de la tierra”.

¿Hay escasez de alimentos básicos y medicamentos en estos duros momentos de la pandemia?

Efectivamente falta de todo hoy en Cuba. Porque recordemos que allí se reparte entre la gente, y de acuerdo a las necesidades se prioriza.

El bloqueo comercial, económico y financiero impide el comercio. Impide la compra de insumos, del pago a través del sistema bancario y financiero cubano.

Si de verdad EEUU y Europa quieren un reencuentro en Cuba, lo primero que deben hacer es terminar con el bloqueo. Europa debe pasar de EEUU y facilitar créditos, abastecimientos, y aprovechar por ejemplo la vacuna cubana como forma de pago. Más efectiva y sin efectos secundarios, como se sabe hoy que tienen algunas.

¿BIden es más de lo mismo o cambiará algo con respecto al bloqueo?

Es más de lo mismo. Hubo esperanzas cuando salió elegido, de que un Demócrata volvería a las políticas de Obama, pero ha dado una vuelta de tuerca al Bloqueo.

¿Qué hará cuando compruebe que no hay los efectos buscados y solo más penurias para la población? Ojalá cambie de actitud, No hay alternativas. El neoliberalismo no se rendirá sin dar cruentas batallas, y los pueblos deberán estar preparados para enfrentarlas.

¿Cuba envió médicos a varios países por tema COVID. Está recibiendo ayuda Cuba de algún país?

Cuba envió ayuda de las Brigadas Médicas Henry Reeve a 15 países para la lucha contra el COVID-19. Italia y Andorra en Europa, y el resto en Centroamérica, Caribe, Sudamérica, y presta servicios sanitarios en más de 60 países.

Cuba forma, además, personal sanitario de muchos países del llamado Tercer Mundo, y también de barrios pobres de EEUU.

Ninguna ayuda compensa lo que hace Cuba por la humanidad.

Aquí mismo en Catalunya, son muchos los Ayuntamientos que han votado contra el bloqueo y ha aprobado ayudas económicas para la compra de jeringuillas, en el marco de la campaña “Los bloqueos matan, tu solidaridad da vida

¿Es un problema social o de orden público?

Hay ahora mismo un problema social a nivel mundial. También en EEUU y Europa.

Cuba es parte de este mundo y vive los problemas de todas y todos. Sin embargo, el eslogan que se utiliza aquí de “que nadie quede atrás”, sabemos que es papel mojado cuando se trata de los desahucios, de los receptores del  Ingreso Mínimo Vital (IMV), de la Salud Mental, de las políticas dirigidas a la juventud, o de la situación de abandono y soledad de nuestras mayores que develó la pandemia.

Los mismos problemas no se tratan igual en Cuba. La vacuna es cubana, no es propiedad de una multinacional farmacéutica.

En Cuba hay un problema principal que origina, o del cual se desprenden muchos otros: el bloqueo. Es un problema de la política de EEUU hacia Cuba. Y el baile de Rocío Monasterio con un cubano, pensando ella que pronto podrá recuperar las tierras en donde su familia explotaba esclavos, quedará solo en eso, un sueño, un mal sueño para Cuba libre.

¿La comunidad migrante que posicionamiento está adoptando?

La comunidad cubana es muy grande. Hasta ahora, una parte pequeña se moviliza al son de la extrema derecha española. Pero esto no se puede evaluar tan pronto.

Quisieran los EEUU que esto se resolviera en 24 horas, pero no será así. El recorrido es largo, y aquí esta gente que se moviliza ahora se cansará. No obtendrá lo que le hayan prometido, sea lo que sea eso, y no podrán tener más allá de lo que el gobierno legítimo de la Nación cubana y los cubanos determinen hacer.

EEUU no entiende que el tiempo en que ordenaba y se hacía terminó precisamente en Cuba, y hace poco Bolivia le recordó que los pueblos somos los que hemos tomado en nuestras manos nuestro destino. Lo mismo que Chile plurinacional lo escribe ahora.

Qué hacen otras comunidades migrantes? Su compromiso es fuerte con Cuba, junto al pueblo y por la revolución. El mundo no le fallará a Cuba, nosotras, no le fallaremos.

Conclusión

La migración cubana es desigual, concentrando Miami los sectores más extremistas y organizados, además de dispuestos a todo. Ya participaron en los primeros años en una invasión fallida operada por la CIA, de la cual nunca se han recuperado.

Hay sectores allí, que viven esperando el momento de la revancha, de recuperar lo que tuvieron. Esperando los primeros días sin Ley, para hacer correr la sangre del pueblo, de los comunistas cubanos, de los revolucionarios.

Esos sectores son dominantes y por ello la respuesta desde Cuba no puede ser sino inmediata y movilizada.

Solo el levantamiento del Bloqueo podría generar espacios de diálogo y encuentro diferentes. Pero esa es una decisión de Cuba, y no podemos violar el principio de no intervención, tampoco quienes somos solidarios y solidarias con Cuba y su pueblo.

elestado.net no tiene por qué compartir todo el contenido que se publica en su sección de opinión.