Los obstáculos de Mas País para replicar en España su éxito en Madrid

La victoria de Mónica García en Madrid ha impulsado la figura de Íñigo Errejón, líder de Más País.

La victoria de Mónica García en las elecciones madrileñas la ha posicionado como primera fuerza de la oposición a Isabel Díaz Ayuso, circunstancia que ha reavivado el proyecto autonómico de Íñigo Errejón. Sin embargo, se trata de un logro electoral de corto alcance.

Mónica García, de Más Madrid, obtuvo una clara ventaja con respecto al PSOE. Previamente ninguna encuesta vislumbraba esta posibilidad. Solo algunos miembros del partido adelantaban dicho resultado en días previos, todo ello en función de lo que observaban por la calle durante la campaña.

En ese sentido Iñigo Errejón busca capitalizar este triunfo para darle un empuje político a Más País por medio de sus representaciones autonómicas. Andalucía, donde las últimas elecciones se celebraron en 2018, cuando el partido aún no había sido creado, es el objetivo del que fuera fundador de Podemos.

Errejón ha señalado que, al convocarse elecciones en Andalucía, Más País analizará su factibilidad de entrar en el juego electoral y ver los posibles encajes que haya en la comunidad autónoma.

Más Madrid se presentó por primera vez a las elecciones autonómicas de mayo de 2019, después de que Errejón y Carmena abandonaran Unidas Podemos. Entonces, obtuvieron 20 escaños en la Asamblea de Madrid.

Mas País
Iñigo Errejón, dirigente político de Mas País y ex miembro de Podemos

Sin embargo, este éxito obtenido por Mas País solo se circunscribe a la Comunidad de Madrid. En las elecciones generales realizadas en noviembre de 2019, cuando Errejón regresó a la política nacional, solamente consiguió tres escaños, siendo dos en Madrid y uno en Valencia, perteneciente a Compromís, pese a que su propuesta política fue presentada en 18 provincias.

Más Madrid, nace en noviembre de 2018 como una organización política creada de la mano de Manuela Carmena, como plataforma diferente a la de Ahora Madrid (Podemos), todo ello con la intención de optar a la reelección como alcaldesa en Madrid en los comicios de 2019.

Se trata de un nuevo partido creado junto a Errejón por medio del llamado “pacto de las magdalenas”. Errejón hasta el momento era el candidato a las elecciones autonómicas de 2019 por Podemos, pero debido a sus diferencias políticas Pablo Iglesias optó por este nuevo partido con la mirada hacia los comicios.

Al cabo de las elecciones autonómicas del año 2019, Más Madrid logró el 14,69% de los apoyos y 20 escaños. Pero el liderazgo autonómico por parte de Errejón duraría muy poco debido a que su candidatura fue presentada para las elecciones generales de noviembre 2019 y delegó la conducción de Más Madrid en manos de Pablo Gómez Perpinyà y Mónica García.

Bajo este contexto resulta evidente que la figura de Errejón conlleva “costes” para algunos de los miembros de Más País, en especial por su pasado como dirigente de Unidas Podemos. Dichos antecedentes dificultan lanzar una marca política nueva y regeneradora, que se quiere asimilar a la idea de “alternativa verde en España”.

Aparentemente la victoria electoral de Mónica García y la derrota de Ángel Gabilondo, el candidato del PSOE en Madrid, impulsaron las aspiraciones de Más País para consolidarse como una referencia verde en España, al menos esa es la intención de Errejón.

Esto último es centro de atención en Alemania por medio de su Partido Versa, el cual es un aliado político de Mas País. Los integrantes de esta configuración política asiduamente estudian el denominado modelo de “renovación moderada”, el cual ha llevado a los ecologistas alemanes a convertirse en primera fuerza nacional en los sondeos.

Esta no es mas que una propuesta programática que consiste en la aplicación del denominado “capitalismo verde” difundido en países como Alemania, promoviéndose bajo este enfoque una serie de medidas que procuran paliar los efectos que el sistema neoliberal sobre el medio ambiente, pero sin erosionar los fundamentos de la economía de mercado.

En este sentido, Errejón busca alianzas en otros territorios para relanzar a Más País como alternativa verde al PSOE.  Todo ello valiéndose del impulso político de Más Madrid para extrapolar el éxito en la Capital Española hacia las provincias autónomas.

De esta forma, Errejón ya visualiza a Andalucía o a Murcia como las comunidades donde empezar a tejer pactos para contribuir a un impulso verde en España tras el espaldarazo a la candidatura madrileña.

Iñigo Errejón junto a su ex compañero de partido Pablo iglesias

Sin embargo, las aspiraciones políticas de Mas País y de Iñigo Errejón se enfrentan a un conjunto de obstáculos, tanto propios como de los provenientes de su propio contexto.

En primera instancia, se trata de una propuesta política a la cual se le imposibilita replicar el éxito de Mónica García en las regiones autónomas, ya que es una marca claramente identificada con Madrid y su idiosincrasia.

Mas País es una marca política nacida en Madrid, por tal motivo, su mensaje y codificación de discursiva se adaptan a la población oriunda de la capital española, la cual, es muy diferenciada con respecto al resto de las comunidades autónoma mas tradicionalistas y plurinacionales.

Otras de las dificultades que enfrenta la proyección de Mas País al resto de las comunidades de España, es la propia figura de Iñigo Errejón, cuya imagen actualmente se encuentra desgastada, a un grado muy similar al de su excompañero de fórmula Pablo Iglesias.

En el ámbito político se le considera a Errejón como uno de los fundadores de Podemos, esto hace que constantemente el imaginario colectivo aún lo asocie a la tolda morada.

De igual forma, el viraje político asumido por Íñigo Errejón tras su salida de Unidas Podemos, ha dejado a la luz pública una serie de elementos que sugieren un deslinde de la izquierda rupturista en España, así como una praxis más condescendiente con el sistema político derivado del Régimen del 78.

Por otra parte, a diferencia de otras agrupaciones políticas, Mas País no tiene implantación territorial en otras provincias españolas. Asimismo, no tiene bases que puedan hacer movilizaciones y actividades de campaña. Al no tener implantación territorial de base, resulta extremadamente difícil proyectarse eficazmente a otras regiones.

Cabe destacar que, según sus fines autonómicos, Mas País no se está enfrentando, como en el caso de Mónica García contra a Pablo Iglesias, el cual estaba quemado por la opinión pública y los medios de comunicación, sino con Yolanda Díaz, la cual lleva consigo un liderazgo mucho más consolidado.

En este sentido, Yolanda sí dirige un movimiento con implantación territorial y tiene alianza en toda la región.

Yolanda Díaz es la política más valorada de España. Díaz, quien fuera también la Coordinadora Nacional de Esquerda Unida desde 2005 y 2017, ha ejercido como diputada por La Coruña en el Parlamento de Galicia (2012-2016) y diputada en las Cortes Generales durante la XI, XII y XIII legislaturas (2016-2019), cuenta con una experiencia política bastante holgada y consolidada, a diferencia de Errejón, pero sin el desgaste de figuras como Pablo Iglesia.

En consecuencia, el régimen político imperante en España desde la década de los años 70, se han valido de la creación artificial de organizaciones políticas denominadas de “izquierda”, pero que guardan dentro de su seno una clara agenda neoliberal y conservadora, al mismo tiempo que divide internamente los partidos rupturistas españoles.

Mas país y su propuesta, se procura ubicarse dentro de un espectro cada vez más conservador.