Gobierno de Guillermo Lasso ¿La banca o el País?

En Ecuador el, hasta ahora corto, gobierno de Guillermo Lasso, se ha caracterizado por el incumplimiento de las promesas de campaña.

El 24 de mayo de 2021 se posesionó como presidente del Ecuador, Guillermo Alberto Santiago Lasso Mendoza, quien hasta ahora ha batido el récord de, por decir lo menos, incumplimientos de campaña, sin tomar en cuenta que también ha incumplido con sus propias reglamentaciones expedidas con el sello de Presidente, veamos:

  • Arreglaré el Ecuador en los primeros 100 minutos de mi gobierno: Me río a carcajadas.
  • Eliminaré la SENESCYT: No lo ha hecho ni puede hacerlo.
  • Eliminaré el exámen “Ser Bachiller” para que todos los jóvenes puedan estudiar lo que quieran: No lo eliminó, solo le cambió el nombre.
  • Concederé créditos a los agricultores al 1% y a 30 años plazo: En un próximo Ecuador libre de banqueros.
  • Bajaré las tasas de interés bancarias, pidiéndoles de favor a sus colegas banqueros que hagan lo posible por bajar las tasas de interés: Ninguno le hizo caso hasta ahora.
  • Aumentaré el salario mínimo a 500 dólares: Aún hay trabajadores con salario reducido al 50% por efectos de la pandemia, y el aumento no se ve ni en sueños.
  • Venderé los aviones presidenciales, lujos socialistas, y construiré 50 hospitales: Ni el anuncio de venta ha publicado.
  • Los aviones presidenciales se utilizarán solo en asuntos oficiales, sin embargo viajó a Estados Unidos (EEUU) en el avión presidencial para cumplir agenda personalísima: Nacimiento de su nieto y cirugía correctiva.
  • Vacunaré nueve millones de ecuatorianos en 100 días: Con la tasa de vacunación y el número de dosis adquiridas, es imposible cumplir.

Bolívar nació el 24 de julio como nacen los grandes, con un destino libertario y determinado a cumplirlo, y lo juró en el Aventino, después volvió a América y cumplió su juramento, en lo que a Ecuador respecta, el 24 de mayo en las laderas del Pichincha donde envió al mártir de berruecos para consagrar la independencia.

Destinado, determinado, humanista, estratega militar, visionario, político, legislador y constitucionalista, como todos los grandes sufrió la traición, el abandono y la muerte en soledad.

Guillermo Lasso nació porque le tocaba, a duras penas completó la educación media, la suerte le sonrió después de varios trabajos en la banca y la bolsa de valores, en la que aprendió los tejemanejes de aprovecharse del dinero de otros, hasta que un azar puso en sus manos el banco que le cedió el cuñado.

Desde ahí se dedicó a cultivar la vanidad y el cumplimiento de toda clase de caprichos sin importarle el cómo, así es un experto en usura, anatocismo, evasión tributaria, explotación laboral, y compra de conciencias lo que le valió para comprar el segundo lugar y la presidencia en su tercer intento y comprar diputados “independientes” y otros disidentes.

Cañones, fusiles, estandartes y banderas así como coraje, arrojo y amor a la patria contra el enemigo, eso hubo el 24 de mayo en la batalla del Pichincha.

Pero ahora, luego de los tradicionales 100 días de plazo, los fusiles y los cañones serán usados en contra de las banderas y estandartes que enarbolará el pueblo que saldrá a las calles guiado por el espíritu de Bolívar y Sucre, a reivindicar la Libertad y los derechos reconocidos por la Revolución Ciudadana que hoy están siendo desmontados por el resurgimiento de la larga y triste noche neoliberal.

Ya tenemos clara la respuesta a la pregunta que le formuló Andrés Aráuz en el debate de los “presidenciables” ¿La banca o el País?

elestado.net no tiene por qué compartir todo el contenido que se publica en su sección de opinión.