The news is by your side.

50 grandes álbumes de 2021 (1ª parte)

Llegamos al final del año 2021. Doce meses repletos de música en sus diferentes vertientes. Doce meses en los que los grandes álbumes han mostrado su carácter y han tratado de comunicarse con los oyentes por medio de las diferentes emociones. La música, la vida, los momentos de cada uno. Sigue con nosotros y disfruta de lo que traemos para ti.

En base a lo que hemos podido escuchar, que ha sido mucho y variado, llegamos a la conclusión de que ha sido un buen año en lo que a música se refiere. Quizá no tan brillante como el anterior, al menos no en ciertos estilos, pero se han publicado numerosos discos y, en un buen porcentaje, nos han tocado la fibra de diferente manera.

Debido a ello, queremos resumir lo que más nos ha convencido durante todo el 2021 por medio de una lista de 50 álbumes. No habrá orden de preferencia. Simplemente serán los elegidos de entre un gran número de lanzamientos que hemos tenido en cuenta. La elección no ha sido nada sencilla, como tampoco lo habían sido en las recomendaciones mensuales. Incluso ha dolido dejar alguno que otro en el tintero porque no cabían más.

Varias cosas. La lista llegará en cinco entregas de diez discos cada una. Creemos que es mejor hacerlo así para no abrumar con tanto material de golpe. Una de las condiciones más importantes residía en que fuese una lista variada. Es cierto que hay estilos como del death o el black metal en los que se ha publicado mucho y bueno, pero no por ello vamos a plagarla de música de dichos estilos. Hay obras de rock, metal, jazz, pop, folk, blues y más, por lo que cualquier amante de la música podrá encontrar algo que le llame la atención, o bien pueda ver reflejado uno de sus favoritos del año.

Sin más rodeos, vamos a por la primera de las cinco entregas.

Cannibal Corpse – Violence Unimagined (Metal Blade Records)

Estilo del álbum: Death Metal

Formación: George «Corpsegrinder» Fisher (voces), Erik Rutan (guitarras), Rob Barrett (guitarras), Alex Webster (bajo) y Paul Mazurkiewicz (batería).

Cuatro años después de su anterior e irregular trabajo, los estadounidenses Cannibal Corpse regresaron por la puerta grande. Violence Unimagined es uno de los álbumes más inspirados y certeros de la ya legendaria banda de death metal. Es cierto que apenas hay innovación, aunque sí hay detallitos que se perciben mientras se le dan sucesivas escuchas. Lo cierto es que tienen un sonido muy perfilado a estas alturas de su carrera.

La entrada del guitarrista Erik Rutan ha podido ser clave en el nuevo álbum, ya que se percibe un soplo de aire fresco en ciertos arreglos, por lo que sin duda ha impulsado en gran medida el resultado global del mismo. Además, firma tres de las diez composiciones, por lo que su reciente entrada no se ha limitado únicamente a los aportes de estilo en la manera de tocar la guitarra. Los singles «Inhuman Harvest» y «Murderous Rampage» avisaron previamente del potencial del trabajo.

Composiciones destacadas: «Murderous Rampage», «Inhumane Harvest«, «Surround, Kill, Devour» y «Follow the Blood».

Failure – Wild Type Droid (Failure Records)

Estilo del álbum: Rock alternativo, Space Rock

Formación: Ken Andrews (voces, guitarra, bajo, teclados), Greg Edwards (voces, guitarra, bajo, teclados) y Kelli Scott (batería, percusión).

La banda estadounidense Failure tuvo sus minutos (pocos) de gloria en la década de los 90. Practicaba un rock alternativo vistoso, con algo de grunge, space rock y alguna pincelada de post-hardcore. No tuvo la misma suerte que otros grandes del estilo, pero hicieron buenos álbumes. Incluso llegaron a tener el apoyo de Warner. Hace unos años que volvieron a la palestra de una manera bastante prolífica, con varios lanzamientos de estudio y un puñado de epés. Eso sí, ahora no tienen ese apoyo discográfico de antaño y editan bajo su propio sello, algo que viene siendo bastante habitual en los últimos tiempos.

Lo que se percibe en Wild Type Droid, su última entrega, es una música madura y elegante, pero sin perder el sello de identidad. Rock alternativo atmosférico, que se vuelve realmente melódico en cortes como «Headstand», uno de los mejores ejemplos de lo que hacen a día de hoy. Desde luego, no han decepcionado en absoluto. Como para hacerlo cuando son capaces de cerrar con una composición tan mágica como «Half Moon».

Composiciones destacadas: «Headstand«, «Submarines», «Long Division» y «Half Moon»

Helloween – Helloween (Nuclear Blast)

Estilo del álbum: Power Metal, Heavy Metal

Formación: Andi Deris (voces), Michael Kiske (voces), Kai Hansen (voces, guitarras), Michael Weikath (guitarras), Sascha Gertsner (guitarras), Markus Grosskopf (bajo) y Dani Löble (batería).

El regreso de varios de los pesos pesados al seno de la banda generó unas altísimas expectativas. Además, no hubo ninguna baja, por lo que muchos pensaron en cómo encajaría la alineación ante la posibilidad de un nuevo álbum. Esa opción se hizo real y el ánimo se puso por las nubes en cuanto liberaron el primer single de este trabajo homónimoNo fue para menos, ya que «Skyfall» contiene muchos de los ingredientes de los Helloween actuales, pero también de los de antaño. Tendría que ser así sabiendo que está escrita por Kai Hansen, uno de los nombres históricos que han regresado.

Una vez llegó el lanzamiento del álbum, se pudo comprobar que había más material de primer nivel además del citado sencillo. Ahí están temas tan dinámicos como «Out for the Glory», la excelente «Fear of the Fallen» o la potentísima y directa «Best Time». Es el mejor disco de la banda en, al menos, los últimos 14 años.

Composiciones destacadas: «Out for the Glory», «Fear of the Fallen», «Best Time» y «Skyfall«.

Lyle Workman – Uncommon Measures (Blues Canoe Records)

Estilo del álbum: Jazz fusión, Rock, Clásica

Formación: Lyle Workman (guitarras eléctricas y acústicas, teclados). Ha contado con la colaboración de músicos como Vinnie Colaiuta o Tim Lefebvre, y una sección orquestal compuesta por 63 piezas.

¡Vaya maravilla de trabajo! Lyle Workman, un músico excelente que ha trabajado con diferentes estrellas de la música, y que ha realizado alguna que otra banda sonora para filmes, ha publicado el apasionante Uncommon MeasuresEl álbum contiene composiciones de jazz fusión, rock y clásica moderna. Además, ha contado con la colaboración de músicos tremendamente reputados y hasta con toda una orquesta. Por si fuera poco, la producción es absolutamente memorable.

Escuchar este disco es como ver un cuadro en el que astutamente se han utilizado diferentes colores e intensidades para jugar con las emociones. La experiencia sonora es tan disfrutable que impresiona. Y uno de los puntos fuertes aparece nada más darle al play. «North Star» es una vigorosa pieza, perfectamente estructurada, ejecutada con instrumentos habituales en el rock, y hábilmente engalanada por toda una sección orquestal. No es la única pieza memorable, ya que «All the Colors of the World», «Noble Savage» o «Unsung Hero», son maravillas a tener muy presentes.

Composiciones destacadas: «North Star«, «All the Colors of the World», «Noble Savage» y «Unsung Hero».

Mastodon – Hushed and Grim (Reprise Records)

Estilo del álbum: Metal progresivo, Rock progresivo, Stoner Metal

Formación: Troy Sanders (voces, bajo), Brent Hinds (guitarras, voces), Bill Kelliher (guitarras) y Brann Dailor (batería, voces).

Que Mastodon publiquen un nuevo trabajo siempre es noticia, y más cuando hacía cuatro años que no entregaban material de estudio. Hushed and Grim aparece para mostrar que no han perdido su inspiración, algo que pudo haberse resentido en el irregular Emperor of SandLo primero que llama la atención es que se trata de un disco doble con casi 90 minutos de música. Lo segundo es la vuelta de tuerca que le han dado al sonido. Ahora es menos sludge, mantienen algo del toque stoner, pero son más progresivos.

La publicación de un álbum doble siempre tiene un riesgo, pero han jugado bien sus cartas. Para empezar, han optado por añadir un mayor número de intensidades, hay variedad en las composiciones y un puñado de ellas tienen madera de single. Por otro lado están otras con desarrollos más complejos y extensos en el tiempo. Hay algún punto bajo, pero es normal con tanto contenido. Lo que sí percibo es que el primer disco es superior al segundo. Ojo a temazos como «Teardrinker» y «Pain With an Anchor», claros ejemplos de lo que han liberado para todos nosotros.

Composiciones destacadas: «Pain With an Anchor», «The Crux», «Teardrinker» y «Gigantium».

Cruzh – Tropical Thunder (Frontiers)

Estilo del álbum: AOR, Hard Rock

Formación: Alex Waghorn (voces), Anton Joensson (guitarras, voces), Dennis Butabi Borg (bajo, voces) y Matt Silver (batería, coros). Erik Wiss (teclados) figura como músico de apoyo.

Los prometedores Cruzh fueron protagonistas en webs especializadas de AOR cuando publicaron su debut homónimo en 2016. Han tenido que pasar cinco años desde entonces para poder disfrutar de nuevas composiciones de los suecos. Y llegan con algunas novedades importantes. Para empezar, ha habido un cambio en el puesto de vocalista. Alex Waghorn ha suistituido al bueno de Tony Andersson, aunque hay que decir que el resultado es satisfactorio.

En el plano musical debo destacar que siguen apostando por grandes melodías vocales, tanto en estrofas y puentes como en los estribillos. Lo que sí debo decir es que quizá son más AOR que antaño, pues en el debut había algún tema rabioso de corte hard rock. Esto no es ningún impedimento, ya que el grueso de los cortes son tremendamente adictivos y con una instrumentación formidable para su estilo. Uno de los temas estrella, «We Go Together», se publicó acertadamente como single para promocionar este Tropical Thunder.

Composiciones destacadas: «We Go Together«, «Turn Back Time», «Moonshine Bayou» y «Paralyzed».

Spectral Wound – A Diabolic Thirst (Profound Lore Records)

Estilo del álbum: Black Metal, Black Metal melódico

Formación: Jonah Campbell (voces), Patrick McDowall (guitarras), Sean Zumbusch (guitarras), Sam (bajo, voces) y Jordan Kelly «Illusory» (batería).

Ha sido uno de los lanzamientos más imponentes del año en cuanto a black metal se refiere. La formación canadiense no había comenzado con buen pie, pero ya en Infernal Decadence, su segundo larga duración, dejaron muestras de su gran talento. Ahí sentaron las bases de lo que podría llegar en el futuro, por lo que había expectación ante su nueva obra. Para A Diabolic Thirst han contado con un nuevo miembro. Se trata del bajista Sean, quien ha reemplazado a Olwyn.

El artefacto en sí se basa en un black metal crudo, de vieja escuela, pero con elementos actuales y algunos momentos melódicos. La producción no es la mejor del mundo, claro está, pero se perciben todos y cada uno de los instrumentos. Son las propias composiciones y la ejecución de las mismas las que elevan este trabajo a la cima del estilo en estos últimos meses. Incluso las voces de Jonah Campbell parecen estar mucho más asentadas. Aquí hay riffs machacones, una base rítmica punzante, voces desoladoras y una atmósfera extraordinariamente conseguida. Ojo a Spectral Wound porque se confirman como banda de presente y futuro.

Composiciones destacadas: «Imperial Saison Noire», «Frigid and Spellbound«, «Frigid and Spellbound» y «Mausoleal Drift».

The Vintage Caravan – Monuments (Napalm Records)

Estilo del álbum: Hard Rock, Heavy Psych

Formación: Óskar Logi Ágústsson (voces, guitarras, banjo, dobro), Alexander Örn Númason (bajo, voces, guitarra acústica, sintetizadores, melotrón) y Stefán Ari Stefánsson (batería, percusión, voces, piano, melotrón).

Los islandeses no terminan de encontrar su espacio en el corazón del público. Tampoco creo que estén pensando en ello. Quiero decir que, para el talento que atesoran, todavía son demasiado olvidados también por parte de algunos medios. Es cierto que sucede con otros muchos, pero es especialmente llamativo el caso de The Vintage Caravan. Este año nos han entregado Monuments, quinto trabajo de estudio hasta la fecha, y de nuevo con una diferencia de tres años con respecto a su antecesor.

Lo que el oyente se va a encontrar es, lo primero, un trabajo bien producido y con detalles para ir desenterrándolos a cada escucha. Son directos, pero también tienen sus momentos elaborados. Hablamos de un hard rock consolidado con riffs estupendos, bajo con buenos momentos y una batería dinámica. Tampoco dudan en meter elementos de psicodelia e inlcuso algunos desarrollos progresivos en cortes como «Forgotten» y «Clarity».  Estuvieron en Nuclear Blast y ahora en Napalm Records, tienen talento y lo demuestran en sus álbumes, ¿qué más necesitan para despuntar en términos de popularidad?

Composiciones destacadas: «Crystallized», «Forgotten«, «Sharp Teeth» y «Said & Done».

Brandi Carlile – In These Silent Days (Low Country Sound)

Estilo del álbum: Americana, Folk Rock, Piano Rock

Formación: Brandi Carlile (voces, guitarras, piano). Como músicos de sesión: Dave Cobb (guitarra acústica, percusión), Tim Hanseroth (guitarras, voces), Phil Hanseroth (bajo, voces, percusión, Chris Powell (batería, percusión), Shooter Jennings (órgano, sintetizador, piano, teclados) y Josh Neumann (cuerdas).

La cantautora estadounidense camina firme, sin apenas titubeos en su carrera y siempre con la cabeza alta. Sorprendió al principio de su aventura en solitario con varios trabajos interesantes, pero ha sabido mantener el pulso a la vez que afianzaba su propuesta musical. En ella podrás escuchar folk rock, pop, algún retazo country y, en los últimos tiempos, bastante de ese estilo tan confuso para algunos como es el americana.

In These Silent Days añade, además, ese punto de piano rock, elegante y resuelto, para compañar en ciertos momentos a su preciosa voz. Obviamente no se olvida de las guitarras. Como viene siendo habitual, hay muchas y bien elaboradas. La colección de composiciones que nos entrega es bastante homogénea, aunque como digo, alternando el protagonismo de pianos y guitarras. Las líneas vocales te atrapan desde la primera escucha, aunque al terminar el álbum te deja con ganas demás. Eso es bueno para seguir dándole oportunidades e ir encontrando todos esos detalles que suelen aparecer poco a poco.

Composiciones destacadas: «Right on Time«, «You and Me on the Rock», «Broken Horses» y «Sinners, Saints and Fools».

Between the Buried and Me – Colors II (Sumerian Records)

Estilo del álbum: Metal progresivo, Metalcore

Formación: Thomas Giles Rogers Jr. (voces, teclados), Dustie Waring (guitarras), Paul Waggoner (guitarras), Dan Briggs (bajo, teclados) y Blake Richardson (batería).

Lo nuevo de Between the Buried and Me llegó arrollándolo todo a su paso. El disco que se han sacado de la manga vuelve a ser notable. Lo tenían difícil, ya que titularlo como si fuese la continuación del ya clásico Colors era muy arriesgado. Ha quedado bastante claro que a la banda estadounidense le van los retos y no se arrugan ante ellos. Pues bien, este Colors II contiene esa atractiva fusión entre el metal progresivo y el metalcore, pero además le añaden algunos toques vanguardistas.

Quizá no tenga el factor sorpresa de aquel, cierto, pero es un disparo certero. Hay mucha técnica, pero con sentimiento. Existen momentos caóticos, densos y estructuras complejas, pero dentro de todo ello hay un orden, melodía y todo tiene sentido. Además, han entregado tres largas piezas de enorme calidad, con cambios de ritmo, demostraciones sublimes de virtuosismo y también mucha épica. Los cortes más directos tampoco pierden riesgo. Saben condensar perfectamente todas sus virtudes. En cuanto al apartado de las voces, vuelve a haber registros melódicos y ataques violentos con guturales. Casi 80 minutos de música y sin apenas concesiones para el respiro.

Composiciones destacadas: «Revolution in Limbo», «Fix the Error», «Never Seen / Future Shock» y «Human Is Hell (Another One With Love)«.