The news is by your side.

SECUESTRO: las frases más contundentes de Jorge Glas

“Dijeron que me tocaban cuatro violadas, el bautizo”, es una de las frases más contundentes de Jorge Glas, quien sigue secuestrado por los organismos de seguridad del Ecuador.

Un secuestro político. Así es calificada la privación de libertad que sufre el exvicepresidente del Ecuador, Jorge Glas.

“Se encuentra sometido a la voluntad del gobierno de Ecuador. Un gobierno que está haciendo todo lo posible por impedir que se cumplan las órdenes judiciales que han pedido su inmediata liberación”, señala el comunicado de Jus Cogens.

No es cualquier preso

Jorge Glas no ha podido acceder a los mismos beneficios o consideraciones de otros presos comunes.

Luego de dos recursos de hábeas corpus, uno de ellos concedido, y de otro pronunciamiento judicial a favor de la medida, Jorge sigue preso por órdenes del poder ejecutivo, en una clara y grosera violación al principio de división de poderes.

Cada día que pasa demuestra que se trata de un caso de secuestro político. Un secuestro que no responde más que a los deseos de poderes”, advierte Sonia Vera, miembro del equipo legal que lleva el caso de Jorge Glas.

Frases más contundentes

“Cuando a mí me llevaron a la cárcel de Cotopaxi, traslado por Marlon Carolis, me maltrató, me golpeó, me empujó, quiso revisarme el pene, me tiró contra la pared, no me dejó tomar mis medicinas, y ahora es el que dirige la cárcel donde estoy».

“Dijeron que me tocaban las cuatro violadas, el bautizo”.

“La celda no tenía baño. Hice una huelga de hambre que llegó al día 53 y eso les obligó a ponerme un baño y una ducha”.

“Es muy grave que no me den de manera continua los medicamentos psiquiátricos, y el Dr. Barreto dice que yo corro peligro de quedarme tetrapléjico si no soy tratado”.

“Estoy siendo torturado psicológicamente, es revictimización deliberada y cruel”.

“Una vez que hay una sentencia de hábeas corpus, lo que corresponde es la libertad y están diciendo que no, que el sello está más arriba, más abajo…”.

«Me tienen en una suerte de secuestro, hay una demanda contra eso».

“Llevo 20 meses preso de más. Les pido humanidad y les pido justicia”.

“En 2017, cuando me hicieron esta canallada, recibí siete ofertas de asilo político. Yo no soy de los que huye”