Nuestro ejército

Aquí va un homenaje a nuestro caído, pero nunca olvidado Ejército Popular de la Segunda República Española.

Tras un año de constantes avances de las tropas rebeldes, y viendo la falta de material, sin ayuda internacional ni organización, la Junta de Defensa de Madrid, liderada por el general leal Miaja junto con otros oficiales leales como Don Vicente Rojo deciden tomar medidas.

Comienzan fusionar las distintas milicias populares para crear las primeras unidades del ejército republicano que frenara en seco el avance de las tropas rebeldes y fascistas llegadas a la capital de España (Madrid).

>>Vicente Rojo Lluch, militar, antifascista y español<<

No solo llevaron adelante una misión de defensa y contraataque durante la guerra civil, las fuerzas militares republicanas reconstruyeron escuelas, frenaron la delincuencia desatada en la guerra, y salvaron las vidas de civiles bajo los escombros de edificios bombardeados por la aviación italiana y alemana.

La mujer mantuvo una posición de respeto y responsabilidad entre los rangos de oficiales del Ejército Popular coordinando junto con los hombres las trincheras y la defensa de Madrid. Luchando contra los traidores a España.

Dinamiteras, profesoras, aviadoras, capitanas… Mantuvieron en alto el prestigio, la reivindicación y el deber de la mujer trabajadora. Fueron ejemplo de la lealtad por su país para defenderlo de la barbarie y la incultura que azotó “la raza” contra la nueva España que estaba intentando hacerse ver en Europa desde el 2 de mayo de 1808, el 19 de septiembre de 1968, el 14 de abril 1931 y el 16 de febrero de 1936 bajo el sacrifico, el trabajo y el esfuerzo de la clase obrera.

Nuestro glorioso e invencible ejercito, continuó luchando como el maquis en Levante y Aragón, en el norte de España y en Francia, liberándola del yugo del fascismo alemán en el Batallón de la Nueve, compuesta por republicanos españoles (muchos de estos miembros de la CNT),, y dentro del Ejército Soviético en el este de Europa.

>>Militares leales a la II República Española<<

Dando ejemplo así de la lucha antifascista y de la universalidad de la democracia que las masas populares dieron en España desde distintos personajes. Incluso desde partidos políticos de ideas en muchos puntos antagónicas.

Pero que el deber de la lealtad, de la superación de la adversidad, de la independencia del país y los intereses de la clase trabajadora, unificó al pueblo español de sus distintas naciones contra la traición militar, la criminalidad inhumana del fascismo extranjero, y la necesidad de ser testigos de la construcción de un mundo mejor, justo el mismo que muchos antifascistas hoy continuamos intentando forjar.

Su recuerdo y sacrificio, desde la lucha por la Universidad Complutense de Madrid; su inmortal victoria en Guadalajara con el apoyo heroico de la 44 División (ariete del ejercito republicano), y de nuestros eternos hermanos y hermanas de las Brigadas Internacionales; hasta las costas del Mar Mediterráneo y el Cantábrico se recuerdan todos los sacrificios. Hambre, sed, frío y calor que padecisteis defendiendo a vuestro pueblo de la vergüenza de los que asesinaron a la mejor generación de España de grandes poetas, médicos, intelectuales…

Tras el fin de la guerra, la depuración que sufrió tanto la Guardia Civil como el ejército consistió en el fusilamiento sumario y desleal de más del 90% de los generales de brigada que no se sumaron al golpe.

Incluso con miedo a la represión muchos de éstos crearon la UMRA (Unión Militar Republicana Antifascista), que se sumó a las enormes manifestaciones que se dieron en España de rechazo al golpe de estado, por la traición a los valores de lealtad y obediencia al gobierno constituido legalmente.

Del cual cabe recordar que, con las muchas diferencias ideológicas respecto al gobierno consolidado el 16 de febrero, muchos militares mostraban sus respetos y confiaban en él. ¡Dicha confianza y lealtad fueron puestas a prueba el 18 de julio de 1936 y se demostró con creces!

El actual ejército español no solo es un instrumento de potencias imperialistas que ni respetan ni quieren a España, y arrasan pueblos enteros en Asia, Oriente, Europa y América, sino que son el legado el post franquismo tradicionalista que expulsa a militares antifascistas y republicanos como el Coronel Matínez Ingles, el Teniente Segura (autor de “El libro negro del ejército español“), y al cabo Marco Antonio Santos por rechazar la apología al franquismo dentro de las filas del ejército.

>>Militares leales a la II República Española<<

¡Las Compañías de Acero, la V Brigada, la 43 División, Batallón Rosa de Luxemburgo, Brigada de Líster, la Columna Durruti, Brigada de la Victoria, Milicias Antifascistas Obreras y Campesinas, la Armada Republicana que detuvo en seco la instigación del golpe de estado en la flota española, los moscas (aviones) de la república, que con ayuda de la URSS pudieron aliviar Madrid de los bombardeos criminales de su población!

En nuestro ejército no solo militaban comunistas y anarquistas como alegan los intelectuales de la derecha española, y franquistas que tergiversan la historia en pos de ocultar la verdad. Federalistas, nacionalistas, liberales, republicanos de centro, izquierda y derecha (véase Izquierda Republicana, Unión Republicana y el PNV).

Militares, oficiales africanistas, también intelectuales, poetas, escritores, sindicalistas, dramaturgos, maestros, profesoras, cocineros, actores, artistas, jornaleros, campesinos, trabajadores del acero, dinamiteros, limpiadoras, amas de casa, guardias del estado (civiles y de asalto), ateos y creyentes. Un ejército manado del pueblo.

¡El Ejército Popular de la Segunda República Española!

elestado.net no tiene por qué compartir la totalidad del contenido de los artículos que se publican en su sección de opinión.

Queremos leer tu opinión.