A las ratas de las cloacas les molesta la luz

Ha bastado con que Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos (UP), pueda entrar en la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos de Inteligencia (acceso a los secretos de Estado), para que los políticos y periodistas alineados con el actual sistema vigente en España, el Régimen del 78, alcen la voz posicionándose en contra.

Unos, los más inteligentes, han aducido problemas de legalidad y han usado hipérboles para exagerar el poder que tendría el vicepresidente en la comisión, para crear un miedo que, con el consabido impulso mediático, impida que la posibilidad se materialice. Otros, con menos recursos, han comparado la situación con la publicidad que aparece en una de las secciones de su programa, expresando una comparación entre Pablo Iglesias y el Aloe Vera.

>>La victoria de Pablo Iglesias<<

Por otro lado hay periodistas que han dejado de lado la ética para remarcar que los supuestos vínculos entre el líder de Unidas Podemos con algunas potencias extranjeras, impiden que Pablo Iglesias pueda entrar a formar parte de la comisión que tiene acceso a las cloacas del Estado español.

La reacción de los que tienen (o conocen de manera cercana a amigos -en el peor sentido de la palabra- que escondan pecados dentro de las cloacas), secretos que ocultar por cuestiones relacionadas con la cal, los GAL, corrupción de un determinado gobierno o cualquier otra cuestión que no esté permitida en una democracia como la española, no se ha hecho esperar.

>>Lo que implica que el Régimen del 78 se mueva contra el preacuerdo de PSOE y UP<<

Fuera de la discusión sobre si es legal -lo es porque el gobierno ha sido conformado en base a las “reglas del juego” como diría una de las mayores ratas que pululan por el entresuelo urbano, y tiene el poder necesario para cambiar la jurisprudencia de la manera que crea conveniente en este caso-, o legítima -también lo es porque el ejecutivo ha emanado de las urnas en base a las directrices constitucionales-, muestra el miedo del poder hacia cualquier cambio que trastoque el actual equilibrio político-social español.

La oligarquía española, mediante la presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, y la patronal CEOE, expresaron que no querían, bajo ningún concepto un gobierno en el que estuviera Unidas Podemos (UP), revelando ahora una de las razones principales, que las cloacas del estado siguieran estando en la oscuridad para servir a los intereses de los que hicieron fortuna en el franquismo y han logrado mantenerse en lo alto del orden social gracias a la transición comandada por el campo conservador español.

>>El poder económico de España tiene su origen durante el franquismo<<

Tras conocer la trama que se formó con el objetivo de manipular mediáticamente contra la formación de Pablo Iglesias, usando recursos del Ministerio del Interior, se conoció una pequeña parte del alcance de esa herramienta antidemocrática usada por el Régimen del 78 contra sus adversarios.

La llegada del líder de UP a la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos de Inteligencia, podría suponer que se descubriera que hay debajo de la punta del iceberg, lo que ha movido el suelo de los que no sufren la precariedad y la pobreza impuestas por las medidas neoliberales de los gobiernos que han dirigido España en las últimas décadas.

elestado.net no tiene por qué compartir la totalidad de los contenidos publicados en su sección de opinión.
Comentarios