TOP 3 países con peor manejo de la pandemia del COVID-19 en Latinoamérica

La pandemia por COVID-19 dejó sobre la mesa la ineficiencia de algunos gobiernos de Latinoamérica para proteger a su población.

Cada vez menos personas pueden enfrentar la amenaza del COVID-19 debido al aumento en la brecha de desigualdad, generada tras la llegada de gobiernos neoliberales en algunos países de Latinoamérica.

El debilitamiento de los sistemas sanitarios y el retroceso en la aplicación de programas sociales figuran como las políticas gubernamentales para manejar la pandemia.

La guerra de las farmacéuticas por monopolizar las ganancias. Tanto en los fármacos y el tratamiento como en las vacunas, complican más el panorama. En América Latina y el Caribe están registrados cerca de 38 millones de casos y más de un 1. 200.000 muertes por causa del coronavirus.

Existen diferencias en el manejo de la pandemia. Cuando lo prioritario es lo humano y no la acumulación de capital, los resultados son distintos.

Brasil, el revés de la “gripecita” de Bolsonaro

Sería como una gripecita o un resfriado”, fue una de las afirmaciones del primer mandatario brasilero Jair Bolsonaro. La subestimada “gripe” ha dejado un saldo de más de 18 millones de brasileros infectados y más de medio millón de muertos, según estadísticas oficiales.

Actualmente, Brasil no solo encabeza la lista de los países más afectados de Latinoamérica. Está también entre los países más devastados por el COVID-19 a nivel global.

Múltiples razones explican este lamentable fenómeno. La falta de coordinación de Bolsonaro con los gobernadores y alcaldes, así como la irregularidad de la implementación del aislamiento social, explican los niveles de propagación del virus en todo el gigante suramericano.

Tenemos la ola de COVID, si, pero tenemos una ola aún mayor que es el desempleo”, afirmó Bolsonaro a propósito de la necesidad de mantener la cuarentena y el aislamiento social.

En cuanto a la vacunación. La cobertura es muy baja, solo el 11% de la población brasilera está vacunada con dos dosis. Brasil inició la vacunación en enero de 2021, pero su aplicación ha sido lenta.

Sao Paulo a contracorriente

Joao Doria, Gobernador de Sao Paulo fue quien inició la vacunación en Brasil. En alianza con el laboratorio chino Sinovac. Doria comenzó a vacunar en su región y ejecutó el llamado proyecto Serrana (proyecto S).

Los resultados del proyecto S, indican una reducción del 95% de las muertes por COVID-19 en la población de Serrana. Joao Doria, impulsó el desarrollo de una vacuna en Brasil con apoyo de Sinovac llamada Coronavac.

Por su parte, Bolsonaro es investigado por la Procuraria General de la Republica, debido a irregularidades en la adquisición de la vacuna india Covaxin.

Colombia, crisis sanitaria y conflicto social

Colombia también figura entre los países más afectados del mundo. Con 2.000 muertes por millón de habitantes, el COVID-19 es una emergencia que se agrava en el contexto del conflicto social que atraviesa esa nación suramericana.

Iván Duque decretó cuarentena en marzo, como la mayoría de los países del mundo que acataron la alerta emitida por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Apenas un mes después, Iván Duque anunció la suspensión del aislamiento social. Siguiendo el ejemplo de países como Brasil.

El Senador Colombiano Iván Cepeda, alertó sobre el peligro que representaba esta decisión cuando Colombia apenas tenía poco más de cuatro mil contagiados. Actualmente, Colombia tiene 4 millones de casos registrados y más de 100 mil muertes por COVID-19.

Un año después, la convocatoria a Paro Nacional anunciada por las centrales de trabajadores de Colombia resultó en masivas movilizaciones.

Las posibilidades de aislamiento social son casi nulas entre condiciones de empleo precarias y respuestas políticas deficientes a las demandas sociales, incluidas las de salud.

Según estadísticas publicadas por la agencia Bloomberg. Colombia es uno de los países que peor ha manejado la pandemia del COVID-19. De acuerdo con este informe, 26,6% de la población está afectada y solo el 8,2% ha sido vacunada.

Las protestas en Colombia continúan, la vacunación es lenta y la curva de contagios es ascendente con una cifra de contagios díaria de 30 mil personas.

Ecuador, la vacuna no llega a todos

Ecuador acumula casi 500 mil contagios y 21 mil muertes por COVID-19. Las cifras oficiales cambiaron por un cambio de metodología y existen omisiones que inducen a dudas sobre este registro.

Las escenas que presenció Guayaquil a mediados del 2020 informan una realidad trágica. El sistema de salud ecuatoriano excedió su capacidad. Por las denuncias de la población de Guayaquil acerca del manejo de la Pandemia, renunció la entonces Ministra de Salud Catalina Andramuño.

Posteriormente, las arbitrariedades en el proceso de vacunación iniciado en enero de 2021 provocaron la renuncia del siguiente Ministro de salud, Juan Carlos Zevallos. Todo esto en medio de acusaciones por la vacunación de una lista VIP que incluía altas personalidades políticas, profesores universitarios y a la propia familia del Ministro Zevallos.

Ecuador a pesar de tener una curva de contagios aplanada. Apenas ha vacunado al 11% de su población. Lenin Moreno anunció la negociación de 20 millones de vacunas que todavía no llegan a Ecuador.

Pese a que las cifras de contagio aumentaron entre mayo y junio, y la vacunación es lenta. El Comité de Emergencias que atiende la pandemia en Ecuador anunció el retorno paulatino a las labores presenciales.