Memorando a Lasso: cumpla las promesas o renuncie

No cesan los reclamos hacia el gobierno de Guillermo Lasso debido al incumplimiento de sus promesas de campaña.

Con mucha sorpresa, nosotros los mandantes hemos presenciado expectantes las acciones que está tomando para cumplir sus ofertas de campaña, y hasta ahora no ha cumplido con ninguna de ellas, el Ministro de Agricultura no fue Ney Barrionuevo como ofreció.

Tampoco ha fijado el precio del arroz en $35.00 como prometió hacer desde el 24 de mayo de 2021; no ha arreglado el país en los primeros 100 minutos; no han bajado los intereses bancarios, ni se ha concretado el crédito para los agricultores al 1% y a 30 años plazo.

Menos aún la subida del salario básico unificado, lo que si está haciendo es caotizar el país con la subida del precio de los combustibles, y la intención de privatizar las empresas públicas, refinerías, extracción y comercialización de petróleos y las centrales hidroeléctricas, mas allá de eso la privatización de los servicios de salud, medicinas y fondos de pensiones.

Por lo tanto señor Lasso, con efecto inmediato le ordenamos que deje de banalizar la función de Presidente y en lugar de seguir grabando vídeos en Tik Tok, se dedique a gobernar, que por eso percibe además un sueldo que nosotros le pagamos y que usted debe honrar.

Si continúa incumpliendo sus funciones, nos veremos en la obligación de hacer uso de los derechos constitucionales a la protesta social, no tenemos miedo a sus amenazas de “cárcel indefinida”, ni a la intimidación y represión de su escuadrón del miedo,.

Seguiremos, realizando las acciones necesarias para plantear la revocatoria del mandato, a no ser que en un ataque de legitimidad de conciencia usted mismo asumiendo su incapacidad e irresponsabilidad, renuncie a las funciones para las que se comprometió luego de comprar la presidencia.

En Ecuador hemos tenido dictadores, traidores, dictócratas y ahora usted nos sorprende con esta nueva forma de gobierno que está inaugurando: “la tiktocracia”, que sus funcionarios adoptan inmediatamente subiendo sus propios vídeos a las redes sociales, haciendo el ridículo solamente reservado para los esbirros y logrando el inmediato repudio ciudadano.

Sus cómplices de la prensa deben publicar información relevante a sus acciones para gobernar y administrar el Estado, en vez de seguir publicando banalidades sobre la costurera y la maquilladora de su esposa, sobre su fotógrafo personal o peor aún sobre su viaje en el lujoso avión socialista de Correa para estar presente en el nacimiento de uno de sus nietos y para realizarse una cirugía.

Ambas actividades de carácter personal y no de asuntos de Estado, para los que usted mismo prohibió el uso de ese “lujo socialista”.

Pero para aplacar la vergüenza, le ordena a su secretario Bonilla que salga a decir públicamente que los militares responsables de su seguridad lo “obligaron” a viajar en ese avión, ojalá y más adelante esos mismos militares, no lo vayan a obligar a abandonar la Casa del Barón de Carondelet.

Suponemos que un “exitoso banquero” como usted, cuando alguno de sus empleados no cumple sus metas o las expectativas que le impone el cargo, solo tiene la posibilidad de dar por terminada la relación laboral para evitar pérdidas mayores.

Es exactamente lo mismo que el pueblo hará con usted, si acaso se empeña en seguir con su actitud contraria a los intereses de los ciudadanos y ciudadanas del Ecuador.

Póngase a trabajar en beneficio de los ecuatorianos y no de sus colegas banqueros y empresarios, no diga después que no ha sido advertido.

elestado.net no tiene por qué compartir todo el contenido que se publica en su sección de opinión.