La Constituyente de Chile trabaja contra reloj para superar el pinochetismo

La Convención Constitucional tiene un plazo máximo de un año, hasta julio del año que viene, para presentar ante el pueblo la nueva propuesta constitucional.

Fuertes manifestaciones por el alza en la tarifa del transporte público de Santiago de Chile sirvieron como detonante para que Chile decidiera, el pasado 25 de octubre, cambiar su carta magna mediante una Convención Constitucional.

En este sentido, el 15 y 16 de mayo de 2021 Chile celebró unas históricas jornadas en las que los y las ciudadanas eligieron a los integrantes de la Convención Constitucional, y el 4 de julio del mismo año el país suramericano inició la histórica sesión para redactar una nueva Constitución que plantea enterrar la regulación creada en la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Casi 15 millones de chilenos estaban habilitados para votar en el referendo constitucional. Foto: Orlando Zamora

A dos meses de la instalación de la Convención Constitucional de Chile, los trabajos del inédito organismo se han desarrollado en un contexto de crisis en lo social, político y económico heredada de los gobiernos dictatoriales y neoliberales.

El 4 de septiembre el vicepresidente de la Convención Constitucional de Chile, Jaime Bassa rindió cuenta de los avances de la instancia, asegurando que quedó demostrado que sí pueden hacer el trabajo que les fue encomendado.

La Cuenta Pública Descentralizada, Nacional y Simultánea fue realizada en distintas regiones el país a fin de mantener el vínculo con las organizaciones sociales del pueblo de Chile, tal como afirmó Elisa Loncon, constituyente mapuche y presidenta de la Convención.

Jaime Bassa, vicepresidente de la Convención Constitucional fue uno de los encargados de rendir cuenta. Foto: https://radio.uchile.cl

En un comienzo, la instalación de organismo fue complejo porque encontró obstáculos de “…fuerzas y personas que no querían que la constituyente se estableciera como un espacio de poder”, afirmó el abogado constitucionalista Bassa.

El mes de julio “…fue un mes difícil, costoso en lo emocional, económico y político. No estaban las condiciones, pero da lo mismo, hicimos el trabajo igual”, destacó Bassa.

En agosto, la maquinaria de la Convención logró funcionar por su cuenta y como logros registra que las comisiones transitorias tuvieron más de 1000 audiencias en un mes, por ejemplo, “la comisión de Comunicaciones sesionó 20 veces durante el último mes recibiendo más de 80 solicitudes de audiencia y la comisión de Derechos Humanos sesionó 27 veces en un mes y recibió 307 solicitudes de audiencia pública”, informó Bassa.

Adicionalmente, se perfila un mejor desarrollo de la instancia ya que se avanzó en normas de probidad y transparencia, regulación de reuniones a través de ley de lobby y otros aspectos administrativos.

La presidenta de la Convención, Elisa Loncon, dio a conocer en su cuenta oficial Twitter los principales puntos que han conseguido desde la instalación de la instancia.

Rol de los pueblos indígenas

Cabe destacar que la instancia cuenta con 17 convencionales provenientes de los Pueblos Indígenas que habitan Chile. Otro elemento importante es las cifras reveladas en el estudio de opinión pública “Pueblos Originarios y Nueva Constitución”, del Centro de Estudios Interculturales e Indígenas (CIIR).

Elisa Loncon, constituyente mapuche y presidenta de la Convención Constitucional de Chile. Foto: ATON.

El estudio demostró que la ciudadanía valida varias de las medidas que se han implementado progresivamente en la Convención:

  • El 85% respalda que existan intérpretes de las lenguas de estas comunidades.
  • Un 79% apoya la traducción a aquellas de los documentos oficiales de la Convención.
  • El 74% aprueba la inclusión de las banderas de los pueblos originarios en los actos protocolares.
  • Un 71% celebra que exista una consulta específica para ellos en función de su derecho a la libre determinación y autonomía.
  • El 95% está de acuerdo con entregar reconocimiento constitucional a los pueblos indígenas que habitan Chile.

El nivel de aceptación de la presidenta de la Convención también arrojó importantes datos:

  • El 81% está de acuerdo con que una mujer indígena encabece la Convención, en este caso Elisa Loncon.
  • Loncon cuenta con un respaldo a su gestión del 66%. La cifra aumenta a un 76% entre quienes se identifican como población indígena y afrodescendiente.
Impresiones internacionales

Este proceso inédito en Chile ha transmitido confianza en diversos presidentes del mundo, entre los cuales se puede mencionar el presidente de Francia, Emmanuel Macron quien el pasado 6 de septiembre expresó su respaldo durante una conferencia de prensa junto con el presidente chileno, Sebastián Piñera, en París. “Quiero reiterar el apoyo de Francia a este proceso democrático inédito” (la redacción de una nueva Constitución), dijo Macron.

Presidentes Emmanuel Macron y Sebastián Piñera durante una conferencia de prensa en París. Foto: Reuters.

Los 155 constituyentes tiene un lapso de nueves meses contados desde julio o hasta máximo un año para cumplir con la responsabilidad de presentar el proyecto de texto de la nueva Constitución, que luego será sometido a un plebiscito de ratificación que tendrá la particularidad de ser obligatoria la participación.