The news is by your side.

¿Es Gabriel Boric el nuevo Salvador Allende?

Los escenarios en América Latina apuntan a Boric como un presidente de izquierda y promotor de nuevos caminos políticos en la región.

«Construir un nuevo Chile más solidario y justo» ha sido el lema de Gabriel Boric desde el inicio de su campaña política que lo lleva a ocupar la silla presidencial en el Palacio de la Moneda.

Boric obtuvo el  triunfo como nuevo mandatario durante la segunda vuelta electoral, celebrada  el pasado domingo 19 de diciembre.

El candidato por el Partido Apruebo Dignidad, logró imponerse en los comicios con casi 12 puntos de ventajas con su adversario José Antonio Kast.

51 años han transcurrido en el país para que un nuevo sistema político lograra conquistar la presidencia. Con el triunfo de Boric, las comparaciones con el expresidente Salvador Allende no se han hecho esperar.

Para muchos y muchas el rostro de Gabriel Boric representa a una nueva izquierda que continua con el legado de Salvador Allende, opacado tras su asesinato en 1973 por la dictadura de Augusto Pinochet.

Chile y la “nueva izquierda” presidencial

Haciendo una comparación entre ambos líderes políticos, resulta compleja  sobre todo por las circunstancias sociales y políticas actuales que se viven en la nación.

Durante el Chile de Allende, una crisis económica reinó en el país tras las acciones promovidas por sectores imperialistas, con el objetivo de crear desestabilización y el descontento de la población.

Un mismo patrón que continúa queriendo implementarse con algunos gobiernos de la región, como en el caso de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Bajo el Chile que liderará Gabriel Boric a partir del próximo mes de marzo, el escenario político y social mantiene otro rumbo distinto al Chile de los 70 liderado por Allende.

Las fuertes fracturas y discrepancias en las distintas fuerzas políticas de izquierda no han permitido que durante los últimos 50 años, una verdadera coalición política de carácter popular acompañe y ejecute verdaderos avances en el plano social y geopolítico.

La llegada del Apruebo Dignidad

Con el triunfo de Boric en la presidencia, Chile también realizará a través de un referéndum la aprobación de  una nueva Carta Magna para el país en 2022.

Asimismo, el candidato del Partido Apruebo Dignidad se convierte en el mandatario más joven en ocupar la silla presidencial en el Palacio de la Moneda.

Sin embargo, los escenarios en América Latina apuntan a Boric como un presidente de izquierda y promotor de nuevos caminos políticos en nuestra región.

Un Lenín Moreno para Chile 

El analista político venezolano Sergio Rodríguez Gelfenstein en un artículo analizaba sobre el escenario en político de Chile bajo el liderazgo de Gabriel Boric.

Rodríguez Gelfenstein, señaló que en Chile se llevará cabo un panorama similar al que ocurrió en Ecuador cuando Lenín Moreno ganó los comicios presidenciales.

Moreno, con el respaldo de la izquierda ecuatoriana liderada por Rafael Correa se impuso en las elecciones presidenciales. Posteriormente, traicionó, según explica, a las alianzas que lo llevaron al triunfo electoral con el inicio de políticas neoliberales en contra del pueblo ecuatoriano.

No pasará mucho tiempo, para que después del 11 de marzo, fecha en que asumirá sus funciones el nuevo presidente de Chile, de ser elegido Boric y desate la represión contra los mapuche y los chilenos”, destacó Rodríguez.

Asimismo, señaló que se implementará un “régimen neoliberal y sea un furibundo aliado de Estados Unidos contra Cuba, Venezuela y Nicaragua«, resaltó Rodríguez.

El pueblo chileno reflejó su voluntad en las urnas. Es importante destacar que si bien Boric no constituye a un sector de extrema derecha como su adversario José Antonio Kast, tampoco representa a una izquierda constituida por algún liderazgo popular.

La militancia política de Boric, proviene de luchas estudiantiles que lo llevaron a ocupar un puesto en el  Congreso  como diputado. Sin embargo, su militancia ha sido cuestionada por diversos sectores, tras sus acciones sobre diferentes acontecimientos dentro y fuera de Chile.

El “retorno” de Salvador Allende

Durante el estallido social que se protagonizó Chile en 2019, Gabriel Boric se mantuvo al margen de los sucesos donde declaró que la violencia no representaba la mejor solución para resolver las problemáticas.

Asimismo, durante las protestas protagonizadas por la oposición en Venezuela Boric denunció que se violentaban los derechos humanos durante las “manifestaciones”.

El candidato por Apruebo Dignidad declaró que en Venezuela, se estaban “violando gravemente los derechos humanos, desde  la izquierda debemos condenarlo sin matices”, declaró Boric.

De igual manera calificó de “gobierno autócrata/familiar” a la administración de Daniel Ortega en Nicaragua  y cómo “autoritarismo” y “autocracias” al gobierno venezolano y cubano.

Posturas en las cuales, diversas organizaciones políticas de Chile han mostrado su desacuerdo. Entre ellos el Partido Comunista.

Un rostro joven, representa a Gabriel Boric para el acontecer político en América Latina. Sin embargo, lejos está el retorno bajo los ideales y acciones que promovió el gobierno de Salvador Allende.

Gabriel Boric ha reiterado su admiración y respeto a Allende, pero su accionar político ha demostrado un camino totalmente opuesto.

Con el triunfo de Boric, el pueblo chileno respalda su rechazo sobre el retorno de tiempos dictatoriales con José Atonio Kast.

Sin embargo, lejos se encuentra para el escenario político chileno nacional e internacional un verdadero panorama de integración entre los pueblos latinoamericanos.