El Partido Social Nacional Sirio (SSNP), ¿aliado temporal o camarada?

Hoy voy a hablar sobre un partido muy popular y conocido en Siria, el Partido Social Nacional Sirio (SSNP por sus siglas en inglés). Con este nombre muchos podemos identificar a esta organización política como de extrema derecha, también por sus posiciones políticas.

Es un partido que no aprueba los sindicatos, habla de la cooperación entre clases sociales, su base económica es «la patria» y reivindica como Siria lo que fueron los territorios del Imperio Sirio: una gran parte de oriente medio y próximo cercano incluso a algunas zonas de Turquía y una pequeña parte de Egipto. Su saludo no es el brazo alzado textualmente, pero tiene un cierto parecido al saludo fascista de Falange Española.

Este partido solo tenía de base ideológica el nacionalismo y llegó a recibir ayuda de la Italia fascista de Benito Mussolini y de la Alemania nazi de Hitler contra los turcos y franceses. Con estos datos, uno podría decir sin más que el SSNP es un partido reaccionario y de extrema derecha, ya que incluso fue ilegalizado en 2003 por el Baaz por realizar prácticas paramilitares en las cuales incluso niños tomaban parte en cursos de formación militar. Precisamente sucedió en los lugares donde era fuerte la llamada insurgencia armada del SSNP, en un momento en el que más se veían reflejadas las contradicciones del Baaz en materia social, económica y política. Por dejarlo meridianamente claro, el Partido Social Nacional Sirio se ganó la ilegalización por sus propio méritos.

Nunca fue el SSNP abiertamente antimarxista ni anticomunista, mantuvo incluso alianzas electorales con algunos partidos comunistas cuando el país se hundió en el liberalismo. Sus estatutos han cambiado recientemente ya que fueron legalizados en el 2012 por el Baaz, como apuesta de Al Assad para alcanzar la reconciliación nacional y la lucha por Siria. El SSNP sabiendo contra quiénes iban a luchar, prefirieron apoyar al gobierno incluso con su propio brazo armado «Las Águilas del Torbellino«. Algunos mantienen buena opinión de Al Assad mientras que otros se guardan críticas muy profundas, y esperan seguir con su linea antibaazista pero solo cuando termine la guerra, esta postura me parece bastante execrable.

Este partido tiene contradicciones serias. Se dio el caso de que realizó una charla en Beirut con miembros del SSNP y gente del Movimiento Social Republicano (MSR) español -extrema derecha- invitados en el marco de las «Jornadas de la Disidencia«. Ahora ya fuera de estos acontecimientos, el SSNP siempre se ha mostrado del lado de izquierda en Siria, respetando e incluso trabajando con los comunistas sirios del Partido Comunista de Siria (PCS), así como con otras organizaciones progresistas en proyectos de reconciliación nacional, no aboga por una entidad nacional étnica, ni busca la raza superior. Sus posiciones aún sin gustarnos mucho pero han tenido un papel fundamental en la lucha por el pueblo palestino, libanés y sirio.

Jornadas de la Disidencia. En la misma mesa de oradores están el MSR y el SSNP.

Es una organización de carácter popular por sus críticas al fundamentalismo islámico,con participación de la mujer en partido y milicia, en algunos aspectos sin buscar el conflicto con ninguna etnia tanto original del Imperio Sirio como de fuera ya que todos son sirios, cabe decir que estas mismas opiniones las comparte el Partido Comunista de Siria y una gran parte del movimiento comunista de la República Árabe de Siria.

Incluso antes del estallido de la guerra imperialista gobernaron la ciudad de Homs,y  ahora gracias al Ejército Árabe de Siria (EAS), al brazo armado del SSNP (Las Águilas del Torbellino) y a Hezbolá, han recuperado hasta el último barrio de la urbe. Cuando el EAS terminó con los terroristas de los alrededores de la ciudad, la ciudad quedó bajo vigilancia y protección de SSNP y Hezbolá bajo órdenes del ejército.

Claramente sus estatutos tendrían que revisarlos, ya que para ser un partido cercano al fascismo europeo, tiene mejores actitudes que los fachas reaccionarios españoles. Estas contradicciones debemos usarlas en nuestro favor, si los comunistas sirios no han tenido un enfrentamiento directo durante estos malditos siete años de guerra, yo apruebo la alianza con SSNP y le doy las gracias por tantas muestras de valentía que han mostrado.

Se puede entender que muchos antifascistas vean con desconfianza a este partido. En parte es comprensible, pero no nos quedemos en el eurocentrismo con un análisis occidental que no ayuda a aclarar nada de lo que pasa en Oriente Medio solo por similitudes o parecidos.

Es más, el saludo del SSNP ni siquiera es un brazo alzado, hay una modificación de este que se parece al fascismo, pero en la actual situación política de Siria no tiene nada que ver, el saludo cruzado se usa por ejemplo en grupos que no tienen vínculos con la extrema derecha, al igual que otros saludan con el símbolo de la paz, y otros claramente de izquierdas levantan el puño como en el ejercito, brigadas, milicias, guardia republicana…

En Damasco durante la batalla por recuperar la Mezquita de Zeinab, -una mezquita suuní, muy conocida por su enriquecimiento histórico, cultural y espiritual-, un hombre puso una bandera suunita de Siria, levantó el brazo y gritó: «¡oh, Zeinab, estamos a tu servicio!». Esa misma noche las milicias suuníes fieles a Al Assad, con ayuda del ejército recuperaron el santuario en posesión de los takfiries rebeldes, que meses antes usaban escudos humanos en los barrios de los cristianos que muchos musulmanes conocían de toda la vida al ser amigos, compañeros de trabajo y hasta familiares.

Sobre el saludo, no es fascista, pero no lo comparto. Soy comunista y todos saben cómo respondemos nosotros ante victorias y derrotas, tanto amigos como enemigos: el puño cerrado siempre arriba.

De nuevo repito, no hay que ser amigos de este partido porque sus bases ideológicas ya sabemos cómo son, y pueden ir cambiando, pero ojo, Siria no es España, por lo tanto soy consciente de que este partido tiene respaldo de una parte importante de la población en Siria, y sus contradicciones entre estatutos y hechos no son propiamente de partidos fascistas, como sí lo es Falange del Libano. Muy al contrario, muchos de que los que he podido conocer del SSNP simpatizan con Cuba socialista e incluso con Venezuela bolivariana, aunque estos son solo casos personales.

¿Es el SSNP un partido ultra nacionalista influenciado por la extrema derecha europea? ¿No podríamos considerar que es un partido de izquierdas, nacionalista y pansirio? Con esta foto, que produce dudas sobre si su escudo no es una copia llegada del fascismo europeo, no se puede negar que fue usada por las potencias fascistas contra Francia y Turquía durante la Segunda Guerra Mundial.

El símbolo del SSNP de Siria.

Ante las dudas hay que aclarar que la bandera del SSNP fue diseñada por un estudiante de Beirut (Líbano), antes de que las autoridades francesas conocieran de las actividades del Partido Social Nacional Sirio contra el Imperio Francés y los Otomanos. Es una mezcla de una cruz cristiana y una luna islámica que intenta representar a los cristianos y musulmanes sirios que han luchado por su tierra contra los imperialismos dominantes de la época. El fondo negro representa la oscura dominación otomana sobre las tierras de lo que el SSNP considera el antiguo Imperio Sirio. Para no caer en confusiones, este partido nace en Beirut, aunque para la organización política no existen diferencias entre los territorios de Siria, Líbano y Palestina.

Existen sospechas sobre la simbología del SSNP con respecto a algún escudo o símbolo de lo que fue el Imperio Sirio, aunque no se puede asegurar a ciencia cierta.

Este partido, negando ser nacionalsocialista, ha practicado frecuentemente el paramilitarismo contra el Partido Baaz y miembros del EAS. Aunque nunca han llegado a tener un conflicto directo con los comunistas sirios, lo que puede deberse a dos posibilidades:

  • El SSNP no se ha tragado toda la influencia fascista sobre el anticomunismo y el antimarxismo
  • El movimiento comunista de Siria tiene tendencias nazbo o socialdemócrata por culpa de la influencia del revisionismo llegado de las cúpulas de la URSS.

En mi opinión es un poco de ambos, veamos como van estallando estas contradicciones durante y tras la guerra con el nacionalismo pansirio, el panarabismo y el comunismo.

¿Cómo afecta el nacionalismo pansirio y la presencia del SSNP a la política de Oriente, en Palestina, Siria y Líbano? Depende de la situación. Recordemos que un 12 de julio de 1979 durante la «Operación Nahariya«, en la cual los camaradas del Frente Popular por la Liberación de Palestina (FPLP) atacaron a fuerzas sionistas y colonialistas.

¿Quienes fueron unas de sus ayudas más destacadas? Sorpresa, los militantes del SSNP de Palestina. En esta operación murió Ghassan Kanafani del FPLP  y cayó el fundador del SSNP de Palestina Antoun Saadeh. Los comunistas debemos hallar el camino del proletariado internacional respetando las características que tiene cada país y las alianzas de nuestros camaradas en la lucha por la tierra y la libertad. En el actual marco político de Siria, se debería intentar convencer e invitar al SSNP a formar parte del actual Frente Nacional Progresista en el Consejo Popular de Siria.

En Siria los pasos que hay que dar están claro: ganar la guerra al imperialismo, a los terroristas, conseguir la unidad militar con la República Islámica de Irán y Hezbolá contra Israel para conseguir la liberación de Palestina. Rechazando todo extremismo religioso y marginando a los que están pagados por el imperialismo. Los comunistas orientales deben formar parte activa de estos objetivos. Para que, cuando finalice el desangramiento de Oriente Próximo y Medio por el sionismo imperialista, puedan ser vanguardia proletaria de Palestina, Líbano, Siria

En esta estrategia el SSNP ha cumplido un papel, en el que ha participado su sección de mujeres, en la liberación de la ciudad de Homs, tanto mediante con su milicia -parte de los aliados del Ejercito Árabe de Siria– ,  los que son pertenecientes a las Fuerzas de Defensa Nacional Hezbolá.

El SSNP por ahora apoya a Al Assad tras su legalización, bajo la excusa de defender Siria. Tiene un brazo armado llamado Las Águilas del Torbellino y cuenta con militantes que han mostrado valentía y sacrificio ante el terrorismo imperialista. Yo los consideraría «aliados muy útiles y puntuales«. Veremos que pasa luego de que termine la guerra, y si las contradicciones del nacionalismo y del comunismo en Siria han sido solucionadas con dialéctica.

Queremos leer tu opinión.