El ejercicio democrático de la soberanía nacional como remedio frente a las sanciones

La política en Venezuela funciona de manera diferente a la de la mayoría del resto de naciones del mundo. A causa de su oposición, -de ideología neoliberal como valor en común, pese que dentro de la misma coexistan organizaciones fascistas con otras de centro-derecha-.

La misma, aunque hoy esté dividida, ha venido impulsando de forma conjunta en los últimos años una serie de sanciones contra el gobierno de Venezuela, con el objetivo, según los portavoces de la oposición, de “recuperar la democracia en el país“. Sin embargo, el impacto de esas sanciones aplicadas por EEUU tras la petición de los políticos de derecha, ha llegado a la mayoría social.

Los ciudadanos venezolanos ven degradarse algunos servicios públicos, observan el ataque a su economía que los ha llevado a una pérdida de poder adquisitivo a causa de la estrategia de, ya hoy, una muy pequeña parte de la oposición. Frente a esta situación se ubica la izquierda, hoy en el poder, que se prepara para recuperar el poder legislativo en las elecciones que se celebrarán el próximo 6 de diciembre.

El candidato principal del Gran Polo Patriótico (GPP) por el Estado Lara, Francisco Ameliach, tiene muy claros los pasos a seguir para terminar con las sanciones, “lo primero es que el pueblo ejerza su soberanía a través del voto para generar el cambio necesario de una mayoría parlamentaria antinacional que promueve permanentemente el sufrimiento y la guerra para nuestro pueblo; por una mayoría calificada que trabaje por lograr la mayor suma de felicidad posible para nuestro pueblo“.

Es el pueblo con el poder del voto quien cambiará la mayoría parlamentaria antinacional actual y elegirá una mayoría parlamentaria que impida el saqueo a la nación, niegue la posibilidad de autorizar el empleo de fuerza militar extranjera en Venezuela y luche unida junto al pueblo para atenuar los efectos de las sanciones mientras se lucha en el contexto internacional para eliminarlas. Francisco Ameliach, candidato del Estado Lara a la Asamblea Nacional de Venezuela por el Gran Polo Patriótico.

El dirigente progresista sostiene que “hay que resaltar que toda la estrategia de bloqueo económico, sanciones para hacer sufrir al pueblo como por ejemplo quitarle la gasolina y el gas; así como robarse los dólares y el oro que el país tiene colocado en bancos fuera de su territorio, robo que además del enriquecimiento ilícito tienen el propósito criminal de evitar que el Estado Venezolano adquiera alimentos y medicinas para su pueblo; todo esta estrategia está desarrollada con base a esa mayoría parlamentaria antinacional que debemos cambiar el próximo 6 de diciembre con la fuerza del voto popular“.

Francisco Ameliach explica que “en los numerales 11 y 12 del Artículo 187 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, se otorga a la mayoría parlamentaria, la facultad de: autorizar el empleo de fuerzas militares extranjeras en el país; y autorizar al Ejecutivo Nacional para enajenar bienes inmuebles de dominio privado de la Nación“, por lo que “en base a estas atribuciones de la mayoría parlamentaria surge el plan impuesto por el gobierno de Estado Unidos a la derecha venezolana. Es mediante el ejercicio no ético y antinacional de éstas atribuciones, que el gobierno de Estados Unidos ordena a la derecha venezolana autoproclamar “presidente interino” a Juan Guaidó, violando toda lógica y norma constitucional y legal“.

Toda esta situación responde a un objetivo concreto, que el exgobernador de Carabobo considera que es “utilizar la mayoría parlamentaria antinacional para que “autorice” al “presidente interino” a saquear los bienes de la Nación que le pertenecen a todas y a todos los venezolanos y entregárselos a los factores imperiales estadounidense. Todo esto, bajo la amenaza permanente de autorizar el empleo de fuerzas militares extranjeras en el país, hecho que causaría una guerra sangrienta y un gran sufrimiento a nuestro pueblo“.

Comentarios