Marcela Holguín: “El candidato banquero tiene comprado al CNE de Ecuador”

La candidata Marcela Holguín revela la persecución electoral contra la oposición al régimen de Moreno que lleva a cabo el CNE.

Durante los años que transcurrieron entre 2007 y 2017, Ecuador fue un ejemplo en varios aspectos para el campo progresista mundial, pero también para instituciones neoliberales que se veían obligadas a reconocer los números tan positivos que los indicadores sociales y económicos mostraban.

Una de las cuestiones que más elogios recibía era el modelo de democracia participativa de la Revolución Ciudadana. No solo el hecho de las comunidades participando en la toma de decisiones, ni la redacción participada de la nueva constitución, ni la organización social en espacios de debate, sino herramientas con las que se dotó a la institucionalidad del país para garantizar el control ciudadano sobre los funcionarios públicos. Destacaba en ese menester el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS).

Esa democracia de calidad iba a profundizarse porque, como expresó la candidata Marcela Holguín al analista Andru Llabi en una entrevista en exclusiva para elestado.net, “ganamos las elecciones en 2017 pero fuimos absolutamente traicionados casi casi desde el primer día“.

Los candidatos neoliberales ofrecen el oro y el moro, porque ellos son así: ofrecen, ofrecen y ofrecen. La diferencia con nosotros es que ofrecimos y ya cumplimos en los 10 años de la revolución. Esa es la garantía. Marcela Holguín.

La dirigente de la izquierda ecuatoriana que opta al cargo por la Lista 1, abunda en ello, “creo que esa traición, más allá de significar un dolor profundo para todos nosotros porque nadie se lo esperaba, ha sido un dolor para los ecuatorianos porque la gente votó por un proyecto político de continuidad, y resulta que tuvimos todo lo contrario durante estos últimos tres años y medio“.

Un tiempo que está pasando despacio para la mayoría social ecuatoriana porque, “nuevamente vino el neoliberalismo a Ecuador, nuevamente el FMI impone sus recetas, que son recetas alejadas de las necesidades del pueblo, y muy muy cerquita de los grandes empresarios y de los banqueros“.

Por ello Marcela Holguín sostiene que “hay mucho que arreglar en el país, sabemos que no va a ser fácil. Andrés siempre lo ha dicho, nos tomaremos el tiempo necesario para hacerlo, pero evidentemente sabemos cómo hacerlo y esa es la garantía que le estamos dando al pueblo ecuatoriano“.

La degradación hasta el extremo de la institucionalidad ha afectado severamente a la democracia, y ha generado amenazas para la oposición al sistema establecido, sin embargo Marcela Holguín sostiene que “la amenaza no es solamente un candidato banquero que tiene el CNE comprado, es el impedimento de que hagamos propaganda con la figura de nuestro líder Rafael Correa“, lo que es “algo absolutamente descabellado porque se le están restando los derechos de comunicación que en este caso tiene nuestro expresidente Rafael Correa“, denuncia la candidata progresista.

Sin embargo, hay más. Marcela Holguín pone de relieve que “al CNE se le ocurrió que los veedores que cada una de las organizaciones políticas debe poner para transparentar el ejercicio democrático del próximo 7 de febrero, deben llevar una prueba PCR que salga negativa“.

Esto es una forma más de persecución a la Lista 1 “porque cuesta muchísima plata, y resulta que el único candidato que va a tener la chequera para pagar esas pruebas de COVID-19 ya sabemos quién es, precisamente el que tiene la mayoría en este momento de los vocales del CNE“, comenta refiriéndose al banquero Guillermo Lasso.

De ahí que el acompañamiento electoral internacional sea fundamental a la hora de evitar un fraude, “son importantes los observadores internacionales porque tienen que dar esta independencia de la que nosotros carecemos en este momento en el Ecuador. Es capital porque, no vaya a ser, que nosotros ganemos en la calle lo que vamos a perder en las urnas” alerta Marcela Holguín.

La desigualdad entre los contendientes en la justa electoral se hace patente. Según un análisis mediático de Isabel Perozo, para elestado.net, Andrés Arauz, el principal candidato, no tiene eco mediático frente a otros candidatos con menor apoyo que copan los medios.

Se han visto pretensiones antidemocráticas justificadas en el COVID-19, quisieran que las elecciones se retrasen, ¡no señor. Las elecciones deben ser este siete de febrero porque la gente, sencillamente, no aguanta más. Marcela Holguín.

Marcela Holguín se indigna ante la situación, “imagínate lo tan inclinada que está la cancha en contra de nosotros, los candidatos de la Revolución Ciudadana, los candidatos de Centro Democrático Lista 1 que, por ejemplo, nos quitaron la publicidad con nuestro presidente Rafael Correa, ya está fuera del aire esa publicidad“. Para mayor evidencia de la persecución, Marcela revela que “ha sido la misma persona que ya la autorizó, la que ahora la ha sacado“.

Existe una doble vara de medir a tenor de lo expresado en la entrevista por la candidata de la Lista 1, quien expone, “sin embargo, en el caso del candidato banquero no dicen absolutamente nada, y él sale en su propaganda electoral con Jaime Nebot, que es el líder de los socialcristianos que está apoyando la lista de CREO, y ahí sí no pasa nada. A nosotros nos dicen que no puede salir Correa porque no es candidato, y Jaime Nebot tampoco es candidato pero ahí sí no pasa nada“.

Comentarios