Comienza a organizarse el golpe de estado contra Pedro Castillo

La derecha peruana, ante la victoria de Pedro Castillo que anuncian todas las encuestas, comienza a justificar un golpe de estado en su contra.

Pese a que falta poco más de un mes para que se celebre la segunda vuelta en Perú, la sombra del golpe de estado ya está presente en el escenario política de la nación suramericana, posicionada por el escritor Mario Vargas Llosa.

El Premio Nobel de Literatura ha dado su apoyo a la candidata de extrema derecha Keiko Fujimori, hija del dictador Alberto Fujimori. Además, ha expresado que de ganar Pedro Castillo, aplicará en Perú el modelo cubano y el venezolano, lo que motivará a la derecha a actuar mediante un golpe de estado para proteger la democracia.

Keiko Fujimori ha formado parte de tramas de corrupción, y su propuesta autoritaria en consonancia con la política de su padre, no han supuesto obstáculos para que Vargas Llosa haya llamado a apoyarla en las urnas.

Usando una retórica en la que rechaza el posible golpe de estado, lo inserta en el debate público peruano que no había reparado en esa posibilidad antidemocrática.

Además hace responsable a Castillo de que el golpe se produzca si el candidato de Perú Libre aplica su programa, que coincide con Cuba y Venezuela -pero también con otros países del entorno como Chile y Bolivia- en cuanto a impulsar un Proceso Constituyente, la garantía de una educación y sanidad públicas y gratuitas, una reforma fiscal progresiva y la nacionalización de los sectores estratégicos.

De esta manera Vargas Llosa abre el escenario golpista en Perú, convierte a la posible víctima del mismo –Pedro Castillo– en el culpable, y configura la justificación del mismo en la imagen que los medios conservadores han realizado de Cuba y de Venezuela, este último en una crisis severa a causa, entre otras razones, de unas sanciones estrictas por parte de EEUU y la UE.

(Visited 1 times, 1 visits today)