The news is by your side.

3 bandas en las que el Heavy Metal apareció por sorpresa

El Heavy Metal es la fuente de la que los diferentes estilos de metal han emanado, su influencia musical llega incluso a bandas de otros estilos.

El Heavy Metal, ¡menudo estilo! Para alguien que no suele oír música salvaje, es un etiqueta que sirve para catalogar todo lo que suene estridente. Iron Maiden, Metallica, Slipknot, AC/DC, Nirvana… todo es Heavy Metal. Pero no.

El Heavy Metal es un estilo surgido de la evolución el Rock con unos cánones establecidos e inalterables. Los padres del heavy son Black Sabbath, y sus máximos referentes son Iron Maiden, Accept, Judas Priest, Saxon, Dio… De su evolución surgieron otros estilos como el Speed Metal, Power Metal, Thrash Metal, y de la de estos el Groove Metal, el Nü Metal, el Metal Alternativo.

Sin embargo, hay bandas de estilos que están relativamente alejados del Heavy Metal, como el Punk, el Rock y el Nü Metal en los que, de repente, afloran unas influencias del estilo que triunfó en los años 80 -y en la actualidad cada vez que Iron Maiden saca nuevo disco- totalmente inesperadas.

Sum 41

Su primer disco era punk-pop. Al menos en su base musical e imagen, algo de Nü Metal había en «Fat Lip«, y algo de Heavy Metal en su parodia «Pain for Pleasure«, pero dentro de ese primer intento, había cabalgadas de batería y bajo muy heavies y solos de guitarra que una banda de su estilo jamás habría metido.

Estos detalles se profundizaron en su segundo álbum, «Does This Look Infected?«. El solo de «The Hell Song» y de «No Brains«, el ritmo de «Still Waiting«, los riffs de guitarra afilados como un hacha y las baterías veloces de «Mr. Amsterdam«.

En su tercer disco «Chuck» su vena heavy tomó totalmente el control frente al punk en varias pistas. Temas como «The Bitter End» y «88» llegaban incluso a sonar Thrash Metal. Sin embargo, tras una serie de lanzamientos más irregulares por la marcha de su guitarrista solista, han llegado los dos últimos discos, «13 Voices» y «Order In Decline«, en los que el Heavy Metal es la base de su música al igual que el Punk que siempre los ha caracterizado. Casualmente coincide que estos dos lanzamientos cuentan con el regreso de Dave Baksh.

Disturbed

Nü Metal. De manual. En su primer disco «Down With The Sickness» -por cierto, el tema homónimo fue la banda sonora de la excelente película de zombies «El Amanecer de los Muertos«, los norteamericanos surfearon con muchísimo éxito la Segunda Oleada del Nü Metal junto a Linkin Park, Ill Niño y Papa Roach, solo basta con escuchar «Stupify«, «Down With The Sickness» y «Voices«, himnos generacionales del Nü Metal.

Sin embargo, en su segundo disco, «Believe«, comenzaron a integrar elementos del Heavy Metal en sus composiciones, que seguían siendo Nü Metal. Pero las guitarras ganaron en técnica, los ritmos dejaron de ser tan sincopados, y la afinación no era tan grave. Una progresión que se mantuvo en los siguientes lanzamientos.

Su tercer álbum, «Ten Thousand Fists» fue el que constató esa evolución. El single «Stricken» era un tema de Heavy Metal americano tan sobresaliente como interesante por mantener la esencia nü metalera de sus inicios. Los solos de su guitarrista sorprendieron por su técnica y originalidad.

Zebrahead


Siempre han sido genialmente raros. A una base punk han sabido meter pop, electrónica, rap, rock y metal, aunque no siempre todo junto -a veces sí-. También ha sobrevivido al cambio de dos cantantes melódicos -su rapero Ali Tabatabaee siempre ha estado en la banda, otorgándole gran parte de su personalidad- gracias a saber sostener el equilibrio entre los estilos que tocan para mantener su destacada personalidad.

En sus primeros lanzamientos su base musical era Punk Rock, a la que añadían Rap y melodías pop sobre todo en las voces. A medida que crecían como músicos, las influencias del metal comenzaron a notarse, pero no fue hasta que Dan Palmer entró en la banda que se convirtieron en algo serio.

Los dos discos lanzados desde entonces, «Walk The Plank» en 2015 y «Brain Invaders» en 2019 cuentan con solos de guitarra, mayor potencia en el sonido y baterías deudoras del Heavy Metal.