The news is by your side.

Reforma Laboral: la promesa de protección social de Yolanda Díaz

La reforma laboral vuelve a ser un tema en la mesa de diálogo y la Ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, afianza su objetivo de llegar a un acuerdo.

La Reforma Laboral es tema de conversación desde bastante tiempo en la palestra, pero ahora, la Vicepresidenta del Gobierno Yolanda Díaz está inmersa en la acción gubernamental y también en su proyecto de escucha.

Por consiguiente, significa que busca satisfacer y responder ante las demandas que canaliza de la sociedad civil que está conociendo de lleno.

La construcción de una nueva alternativa política para los ciudadanos españoles, que pueda combatir la polarización y aglutine a todas las fuerzas partidistas a la izquierda del PSOE.

En este contexto, la Ministra de Trabajo ha asegurado que el Gobierno va a derogar la reforma laboral del Partido Popular de 2012 y «mucho más«, porque afecta a la población.

Los líderes se encuentran ante los numerosos y diversos desafíos que fluyeron a raíz de la pandemia, así como la convulsión económica.

Díaz afirmó que es necesario «cambiar las normas laborales del país» y por otro lado, que no se levantará de la mesa de diálogo hasta alcanzar un acuerdo que proporcione los mejores efectos.

También remarcó que España es «la cuarta economía de la Unión Europea«, pero ha sido líder en desempleo y temporalidad, lo cual enciende una alerta roja a las autoridades.

No se puede quedar simplemente plasmado en papel o en palabras vacías en un debate, puesto que ya es pertinente comenzar a gestionar acciones y medidas.

Por ello, reiteró la importancia de conseguir un modelo «para construir vidas estables» y que los jóvenes «miren al futuro con esperanza«, para motivar a las nuevas generaciones.

Y afirmó que «necesitamos una nueva norma laboral para acabar con el ineficiente e injusto funcionamiento del mercado laboral«, lo cual dejó colgado a muchos políticos de derecha.

Es importante que los pueblos tengan memoria

La Ministra ha recordado que lo que se negocia actualmente en la mesa de diálogo social es «recuperar la causalidad en la contratación y simplificar el número de contratos«.

Al mismo tiempo, defendió que su propuesta abarca que el «contrato indefinido sea la forma prioritaria de contratación y que se acuda al contrato temporal solo cuando haya una causa que así lo justifique«.

Así que los españoles deben recordar, o al menos tener presente y traer a colación todo aquello que esté en propuestas.

La formación de la agenda que posteriormente permite la creación e implementación de leyes, políticas públicas y otros, les concierne a todos. No solo a quienes están sentados en una poltrona.

De ahí que, Yolanda Díaz criticó al PP por «ir presumiendo de una reforma laboral extraordinariamente agresiva a Europa» y ha insistido en que el Gobierno de coalición va a derogar la precariedad, la devaluación salarial y la «muerte súbita» de los convenios colectivos.

Una de sus declaraciones fue: «vamos a acabar con la posibilidad de que haya Kellys trabajando y limpiando habitaciones por tres euros la hora y lo vamos a hacer arreglando el mayor problema que tiene España«.

En vista de que muchos miembros del Partido Popular han salido con argumentos precarios sobre la supuesta «inviabilidad» de que se derogue la reforma laboral.

Siguiendo el mismo orden de ideas, Nadia Calviño, vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, aseguró que la «hoja de ruta» es compartida por los agentes sociales y «no solo por el Gobierno«, negando las discrepancias entre socios.

Así que para estos proyectos que se están alimentando de manera interna es importante que todos contribuyan desde sus esferas.

Y a su vez, hará caso omiso a aquellos que se interpongan o pretendan entorpecer el camino que está siendo trazado en beneficio de los españoles.

Calviño, que respondía así a una pregunta del diputado del Grupo Mixto Sergio Sayas, quien había acusado a Calviño y Díaz de parecer «Zipi y Zape» por sus discusiones y de dar un «espectáculo diario» sobre la reforma laboral, afirmó que toda la acción de política económica del Gobierno está marcada por la palabra «confianza y responsabilidad«.

Al igual que obtuvo unas palabras de la Ministra, quien cree fervientemente que el Gabinete actúa de manera responsable y con determinación para lograr una recuperación «justa» y un plan económico «ambicioso«.

Justo ahora, el objetivo es mejorar la competitividad de las empresas, erradicar la precariedad que arrastra el país desde hace años, subir los salarios y mejorar la productividad.

Pero eso se alcanzará con responsabilidad, organización, acción y conciencia de parte de todos aquellos que estén involucrados.