The news is by your side.

El radar: 10 grandes álbumes publicados en julio

Regresamos como es costumbre en la primera quincena, para mostraros los álbumes musicales más destacados de entre los lanzados en el mes anterior.

Estamos aquí de nuevo con tu sección musical favorita: El radar. Para los que acaban de conectar con ella, deben saber que cada primera quincena se hace una selección de los diez álbumes que más nos han convencido, de entre todos los publicados durante el mes anterior.

Pues bien, aquí tenéis los correspondientes al mes de julio. Hay que decir que no han sido unos días muy prolíficos y el número de lanzamientos ha bajado por la época en la que nos encontramos. Sin embargo, hemos tenido buen material igualmente. Tanto es así que, como es habitual y al final del artículo, tendréis igualmente una parte en la que mencionaremos otros diez álbumes que podrían haber merecido un hueco más importante en el artículo.

🇬🇧 Black Midi – Hellfire (Rough Trade)

Estilo del álbum: Avant-Prog, Brutal Prog, Jazz-Rock, Art Rock

Apenas un año después de explotar con su flamante Cavalcadelos británicos Black Midi regresan con Hellfiregrabado en dos meses en los estudios Hoxa HQ de Londres. Por el camino han perdido al guitarrista Matt Kwasniewski-Kelvin, quien llevaba con ellos casi desde los inicios, si bien lo han suplido con creces y han contado con diversas colaboraciones. En este su tercer trabajo de estudio, vuelven a mostrar un universo musical, el suyo propio, que emana un caos complejo que no resulta asimilable de buenas a primeras.

Hellfire no es amable con el oído, pero sí premia a quien con constancia le da las escuchas suficientes como para asentar y percibir debidamente todos sus sonidos. A caballo entre el progresivo vanguardista y el brutal prog, pero con elementos jazz y buenas dosis de art rock, se trata de una colección de composiciones enrevesadas y sorprendentes. No hay nada al azar, aunque su contenido es absolutamente críptico y, por momentos, surrealista. Con tres álbumes en cuatro años, han crecido muchísimo y no paran de sorprender a crítica y público.

Composiciones destacadas: «Sugar / Tzu», «Eat Men Eat», «Welcome to Hell» y «The Race Is About to Begin».

🇺🇸 The Dear Hunter – Antimai (Cave & Canary)

Estilo del álbum: Art Rock, Ópera Rock, Rock progresivo, Pop progresivo

Para entender por completo la carrera de The Dear Hunter y el contenido de sus obras, haría falta un artículo exclusivamente sobre ellos. Liderados por el estupendo músico Casey Crescenzo, han publicado numeroso material desde que se formaron cerca del año 2005. Ahora, a través del sello Cave & Canary, lanzan el flamante Antimai, una obra que viene a convertirse en el primer disco de una saga de ciencia ficción llamada «Indigo Child». Su sonido es diverso, si bien hay que destacar querencias hacia el art rock, la ópera rock y puntuales desarrollos progresivos.

Como decía, con Antimai dan el pistoletazo de salida a una nueva saga, y en este trabajo concretamente, desarrollan la estructura geográfica y jerárquica-social de una ciudad que se encuentra en un mundo ficticio. Por lo tanto, estamos ante un álbum exquisito, tanto a nivel de instrumentación como en el apartado de textos, por lo que se puede disfrutar como trabajo musical y casi literario. La producción es brillante, poco que reprochar, y la calidad de las composiciones roza un nivel que, si bien es alto, es bastante habitual en ellos.

Composiciones destacadas: «Ring 7 – Industry», «Ring 5 – Middle Class», «Ring 4 – Patrol» y «Ring 1 – Tower».

🇬🇧 Fellowship – The Saberlight Chronicles (Scarlet Records)

Estilo del álbum: Power Metal, Metal sinfónico

La irrupción de los británicos Fellowship es una buena noticia para estilos como el power metal y el metal sinfónico, tan denostados en los últimos tiempos por su saturación en años pasados. También porque muchas veces las temáticas y las producciones suelen ser muy similares en su conjunto. De vez en cuando, aparece una banda que alimenta a estos estilos desde una perspectiva algo distinta y necesaria, aportando grandes melodías y un nivel de producción bastante alto. Si el año pasado fueron los sorprendentes Ravenous los que llegaron con fuerza, en esta ocasión es el turno de Fellowship.

Aunque estos chicos han dado los primeros pasos mediante un meritorio epé en 2020, lo cierto es que no se tratan de novatos en la música, ya que sus integrantes proceden de otras formaciones. Menores sí, pero eso aporta una experiencia. Ahora, con The Saberlight Chronicles, tenemos una obra agradable de escuchar, muy melódica, optimista, de carácter hímnico y con estructuras lo suficientemente sólidas y variadas como para no ahuyentar al oyente tras varios intentos. Si el power metal se va a nutrir de grupos como Ravenous o Fellowship, bienvenido sea. Más álbumes así para el estilo, por favor.

Composiciones destacadas: «Oak and Ash», «The Hours of Wintertime», «Glint» y «The Saint Beyond the River».

🇷🇺 Grima – Frostbitten (Naturmacht Productions)

Estilo del álbum: Black Metal atmosférico

Los rusos Grima están formados por los gemelos Sysoeb, los cuales para la banda se hacen llamar Morbius y Vilhelm. Desde la remota Krasnoyarsk, perteneciente al distrito de Siberia, el dúo está creciendo a pasos agigantados desde el año 2019, que fue cuando explotaron definitivamente con Will of the Primordial, tercer trabajo de estudio, aunque ya llevan un total de cinco álbumes en su haber. Ahora, tan solo un año después de la liberación de Rotten Garden, aparece un nuevo artefacto con portada gélida. Se llama Frostbitten y promete una atmósfera como la que proponen desde la propia ilustración.

Estos músicos desarrollan un black metal de corte atmosférico, muy bien cuidado en la parte más ambiental, ya que en esta vertiente es algo muy importante. Además, el trabajo de guitarras es bastante variado y no se limitan a llenar las canciones sin más. Hay riffs poderosos y meritorios. La base rítmica, que corre a cargo de diversos músicos de sesión, es muy potente. Las voces de Vilhelm, como siempre, se muestran muy profundas y con una fuerza extraordinaria. Frostbitten debería auparles definitivamente a la élite del black metal de corte atmosférico. Méritos han hecho para ello y, una vez más, han cumplido con su parte con creces.

Composiciones destacadas: «Gloomy Heart of the Coldest Land», «Giant’s Eternal Sleep» y «Winter Morning Tower».

🇺🇸 Imperial Triumphant – Spirit of Ecstasy (Century Media)

Estilo del álbum: Avant-Garde Metal, Avant-Garde Jazz, Death Metal disonante

Los estadounidenses Imperial Triumphant, liderados por el talentoso Zachary Ilya Ezrin, se han propuesto llevar el metal extremo a un mayor nivel de complejidad, vanguardismo y creatividad. Eso sí, a cambio de álbumes exigentes a la hora de atacarlos por el oyente, si bien a base de escuchas, la propuesta se va adhiriendo con fuerza a nuestro cerebro. El trío neoyorquino plantea una fusión de metal vanguardista, death metal de corte disonante y algo de jazz. A simple vista, la mezcla de estilos parece interesante, y por supuesto que lo es, pero quizás no esté fusionado como algunos podrían haberlo idealizado.

Spirit of Ecstasy es el quinto álbum de estudio, cuya fórmula se viene depurando desde el flamante Vile Luxury. La música es densa, con pinceladas noise en la producción, oscura y por momento abstracta. Muy técnica, eso sí, y cuenta con colaboraciones que uno jamás podría esperar. De hecho, en la composición «Merkurius Gilded», aparece el archiconocido Kenny G para aportar con su saxofón.
El álbum no permite un solo respiro, pues contiene capas y capas de información en forma de instrumentación, detalles de producción y un planteamiento que es todo un desafío para cualquiera que decida escucharlo. Eso sí, presenta candidatura desde ya para estar entre lo mejor del metal extremo a final de año.

Composiciones destacadas: «Tower of Glory, City of Shame», «Merkurius Gilded», «In the Pleasure of Their Company» y «Maximalist Scream».

🇺🇸 Birth – Born (Bad Omen Records)

Estilo del álbum: Rock psicodélico, Rock progresivo

Los estadounidenses Birth nacen de la experiencia de músicos como Brian Ellis (Astra), Trevor Mast (Psicomagia) y Conor Riley (Astra), cuya propuesta musical se encuentra a caballo entre el rock psicodélico y el progresivo. Además, han optado por una producción añeja como si el álbum fuese gestado en la década de los 70. No sé si es una ventaja o desventaja, depende de cómo lo gestione cada uno, pero lo cierto es que nos traen aquellos sonidos tan en boga por aquel entonces, y con un enfoque  similar al de aquellos días.

El disco se compone de seis piezas musicales, todas ellas de un nivel que ya quisieran para sí algunos pesos pesados del estilo. De todas ellas, creo que la que mejor resume la música de Birth es «For Yesterday». Es tremendamente agradable de escuchar, con diferentes cambios de intensidad, grandes melodías y una instrumentación que es exigente cuando la ocasión lo requiere. Los teclados aparecen en momentos clave, aunque tienen mucho protagonismo a lo largo del disco. No sé si conseguirá llamar la atención demasiado, pero en materia de prog y psicodelia, es hasta ahora uno de los grandes del año. Lo que sí está claro es que ponen las bases para ver qué nos pueden ofrecer en futuros álbumes.

Composiciones destacadas: «Descending Us», «For Yesterday» y «Long Way Down».

 

🇺🇸 Beyoncé – Renaissance (Parkwood)

Estilo del álbum: R&b contemporáneo, Dance-Pop, House, Afrobeats

El esperadísimo nuevo trabajo de Beyoncé prosigue con el asentamiento de un sonido más adulto, arriesgado, diverso y de mayor calidad. Esto se viene dando desde su disco homónimo de 2013, aunque la nueva etapa de la estadounidense se apuntaló con el anterior y flamante LemonadeAhora llega con Renaissance, y en él sigue optando por el r&b contemporáneo, aunque fusionado de manera inteligente con algo de dance-pop, un poco de house y elementos cercanos o emparentados con el afrobeats. Incluso presenta algunos elementos alternativos en puntuales composiciones, para aportar mayor diversidad si cabe.

Sí, sé que Beyoncé adquirió todo su estatus con álbumes mucho más populares, aunque también menores que el que nos ocupa, desde un punto de vista musical y artístico. Suele pasar. Ahora lo importante es que la estadounidense ha querido seguir apostando por una mayor elaboración compositiva -si bien es ayudada por agentes externos-, y eso hace que su carrera consiga eliminar la fecha de caducidad que sí aparece en ciertos productos «mainstream». Quien haya rechazado su música, puede que lo siga haciendo ahora. Quien se libere de prejuicios, encontrará a una artista que ha querido romper las barreras de su zona de confort. Esto lo hace cuando ya lleva siete álbumes de estudio, más otros lanzamientos extra.

Composiciones destacadas: «Alien Superstar», «Virgo’s Groove», «Pure / Honey» y «Summer Renaissance».

🇬🇧 Ashenspire – Hostile Architecture (Code 666)

Estilo del álbum: Avant-Garde Metal, Metal progresivo, Black Metal

Otra banda que, si bien no debuta, ya que publicó su primer lanzamiento en 2017, sí que podríamos hablar de que viene con paso firme para sorprender con su segunda obra de estudio, la cual lleva por título Hostile Architecture. Además, lo hace con evidentes cambios en lo musical. Ahora son menos viscerales y más preciosistas, por lo que el tiempo transcurrido les ha aportado ideas nuevas. Si bien antaño bebían directamente del black metal, ahora eso es un recurso más, pero sin apenas protagonismo. Ashenspire ha preferido moverse por el metal vanguardista y el metal progresivo, con espacio para el post-metal y, como decíamos, momentos casi residuales para elementos black.

Con el cambio han ganado bastante, ya que el ejercicio actual nos muestra una inventiva que no veíamos en su debut. Sí es cierto que se agarran con frecuencia a los sonidos disonantes, pero también cuidan las melodías para amenizar un poco más el primer descubrimiento de su propuesta. De carácter político y anarquista. Con espíritu rebelde y combativo. Así se muestran los escoceses Ashenspire a través de un disco interesante, que ha tenido una muy buena acogida y está logrando una presencia en medios especializados que ni ellos mismos podrían haber imaginado. Todo ello con tan solo dos álbumes de estudio en su haber.

Composiciones destacadas: «The Law of Asbestos», «Plattenbau Persephone Praxis», «Tragic Heroin» y «Cable Street Again».

🇸🇪 Gathering of Kings – Enigmatic (RN Records)

Estilo del álbum: AOR

Parece que fue ayer cuando los productores Ron y Nina Dahlgren tuvieron la idea de crear el proyecto Gathering of Kings, en el cual pretendían reunir a varios de los músicos importantes de rock de la escena actual sueca. Lo han conseguido, aunque no todos los músicos son del citado país sueco, por lo que hay excepciones. Pues bien, se acaba de lanzar al mercado el tercer álbum de la formación. Se titula Enigmatic y en él han vuelto a cambiar algunos de los protagonistas. Eso sí, con unos resultados similares al de los álbumes previos, por lo que estamos ante un trabajo formidable de AOR y hard rock melódico. Como viene siendo habitual, las composiciones y parte de la producción corren a cargo del guitarrista Victor Olsson, de los también suecos Saffire.

Además de Olsson, la banda cuenta con el guitarrista Magnus Mild (Air Raid, Perpetual Etude), el bajista Mikael T Planefeldt (Northtale), los baterías Efraim Larsson (Diamond Dawn, Saffire) y Jonas Källsbäck (The Night Flight Orchestra), el teclista Joel Selsfors (Creye), los vocalistas Apollo Papathanasio (We Sell the Dead, Spiritual Beggars), Jonny Lindqvist (Nocturnal Rites, Impera), Rick Altzi (Masterplan), Tobias Jansson (Saffire) y Alexander Frisborg (The Divine Baze Orchestra); y también la corista Theresia Svensson (Saffire).

La obra posee una producción muy cuidada, con un nivel compositivo inspirado que hará las delicias de los rockeros melódicos.

Composiciones destacadas: «Vagabond Rise», «Here Be Dragons», «How the Mighty Have Fallen» y «Fool’s Cabaret».

🇨🇦 Wake – Thought Form Descent (Metal Blade Records)

Estilo del álbum: Black Metal, Sludge Metal atmosférico

Con seis álbumes en su haber, los canadienses Wake han ido evolucionando con el paso del tiempo. De hecho, comenzaron bajo el amparo del grindcore y el crust punk, mientras que actualmente están apostando por un black metal con elementos sludge y progresivos. El punto de inflexión en su discografía vino de la mano de su anterior Devouring Ruin (2020), en el cual la música se volvía más elaborada y ambiciosa. Sabiendo que fue tan importante, Thought Form Descent aparece para proseguir con la lógica evolución y así mantener un nivel importante de inspiración musical.

El disco es oscuro, introspectivo, con una gran cantidad de riffs de guitarra y una base rítmica a la altura de las circunstancias. La atmósfera es realmente densa y caótica, fomentando esa sensación de desasosiego que buscan provocar. El disco posee una duración justa, de poco más de 46 minutos, por lo que no resulta demasiado largo. Es un factor importante para que música tan exigente no termine por fatigar al oyente. Ellos saben que han entregado una obra importante. No sé si a la altura de su antecesor, pero podemos decir que el presente de los canadienses Wake es formidable. Y como sigan por este camino, podemos hablar de un referente en la fusión black/sludge.

Composiciones destacadas: «Swallow the Light», «Mourning Dirge (Repose of the Dead)», «Venerate (The Undoing of All)» y «Bleeding Eyes of the Watcher».

 

Otros diez álbumes para que sigas disfrutando de la música: