Colombia, luz de rebeldía

Frente al silencio de los poderosos en Colombia, que tan rápido acuden a denunciar la realidad norteamericana de Venezuela, el pueblo neogranadino mantiene su lucha en las calles.

Parece increíble cómo un pueblo, a pesar de la pandemia, sale a protestar y a dar la vida por lo que es justo. Así está sucediendo en Colombia debido a la reforma fiscal que solicitó Iván Duque, que generó la ola de protestas en el territorio nacional.

Estas mismas están sufriendo una represión que ha provocado las lamentables muertes de varios ciudadanos y ciudadanas durante las jornadas, como se ha podido observar en vídeos grabados por los manifestantes, mediáticamente abandonados por las grandes empresas de comunicación.

Los organismos de seguridad han acatado sin fisuras el llamado de usar armas de fuego contra los manifestantes comunicado hecho por el gobierno en la sombra liderado por Álvaro Uribe Vélez, dicho mensaje fue eliminado de Twitter unas horas después, generando más debate en la opinión pública e impulsando la lucha en las calles como respuesta a la acción de la oligarquía colombiana.

Llegamos ante el asunto que señala que el pueblo colombiano tiene un desafío en poner en jaque no solo al gobierno de Iván Duque, sino al de la extrema derecha que lleva gobernando la nación con puño de hierro durante décadas, demostrando con los falsos positivos y la aplicación salvaje del neoliberalismo lo bajo que puede llegar para satisfacer las necesidades de la burguesía colombiana.

Las manos del uribismo, que controla el Estado colombiano, están manchadas de sangre, como expresó el expresidente Rafael Correa hace unos años. Por ello el pueblo colombiano, en su autodeterminación, está tomando la bandera de la dignidad para que su voz sea respetada como ley, a través de la movilización y organización de protestas.

Por otra parte y tras observar el comportamiento de las estrellas de Colombia durante años con Venezuela, ¿han estado las celebridades colombianas pronunciándose ante estos hechos?

Es como si sus amos los tuvieran en constante acoso para que no se pronunciaran radicalmente, como lo hacían en las supuestas protestas que organizó la ya acabada oposición venezolana en años recientes, dando conciertos y giras para recoger dinero y beneficiarse del dolor ajeno. Sin embargo, en su caso cuando sucede en su país hay un atronador silencio que delata los intereses de los famosos y celebridades que comparten con la burguesía colombiana.

Las acciones de estos pseudo líderes de las redes sociales han demostrado que no sirven más que para adormecer a las masas trabajadoras, que son las que sufren los embates del gobierno de Iván Duque, solidaridad desde todo el mundo es lo que necesita el pueblo colombiano para superar estas adversidades y salir victoriosos frente al gobierno represivo.

Entonces, ¿es el gobierno de Iván Duque más peligroso que el virus? Es una pregunta que retumba por las calles de Colombia, pues el virus ha azotado gravemente y se ha cobrado la vida, tanto de profesionales de la medicina como de trabajadores, pero esto no ha impedido que frene la lucha colectiva y las gentes neogranadinas se hayan quedado en sus casa, pues en Colombia hay un gobierno fascista que demuestra ser más peligroso que el COVID-19.

Su política social y económica ha provocado la muerte de cientos de ciudadanos colombianos, a través de masacres continuas, falsos positivos y de la persecución política que han sufrido las organizaciones populares que luchan los por derechos de los colombianos. Hay entonces que reflexionar sobre lo que es ya una cuestión ética: la salida del gobierno de Iván Duque para favorecer la entrada de la dignidad del pueblo colombiano.

Una luz de rebeldía está aclarando la oscura noche neoliberal que padece Colombia, eso lo dirige la clase trabajadora. No hay que apagar el fuego de las calles, hay que encender la antorcha de la libertad ante la opresión salvaje, para así ahuyentar las sombras que reinan en Colombia.

El pueblo, en su afán por la libertad, logrará cualquier meta ante los obstáculos que siembran los sabuesos del imperio, derrotando así de manera histórica a los que manejan los hilos del gobierno colombiano y torcer el brazo al imperio norteamericano.

elestado.net no tiene por qué compartir todo el contenido que se publica en su sección de opinión.
Comentarios