Lo que implica que el “referente progresista” de Errejón sea Joe Biden

El presidente de los Estados Unidos (EEUU) Joe Biden, es el ejemplo progresista a seguir para el líder de Más País Íñigo Errejón.

Los resultados de Más Madrid en las elecciones autonómicas, ha resultado en un impulso a la estrategia que impulsó Errejón cuando salió de Podemos por la puerta de atrás, en silencio y llevándose con él a Manuela Carmena, lo que produjo una inmediata ruptura de la unidad madrileña.

Más País, la propuesta a nivel estatal no pudo, o no supo, conseguir respaldo de otras opciones políticas del campo progresista más allá de Compromís de cara a las últimas elecciones generales de 2019, lo que conllevó un mal resultado electoral, que congeló las aspiraciones del cofundador de Podemos.

Su propuesta programática consiste en el llamado capitalismo verde, muy importante en ciertos países de europa como Alemania, y que consiste en una serie de medidas cosméticas que intentan solventar las consecuencias que el sistema neoliberal tiene sobre la naturaleza, pero sin tocar los pilares básicos de la economía de mercado.

Durante los últimos años, los medios de comunicación del Régimen del 78 han sostenido una campaña mediática de alta intensidad, basada en manipulaciones, medias verdades y en la aplicación del Lawfare (judicialización de la política) contra Unidas Podemos y sus principales líderes, mientras que a la vez han impulsado la alternativa política de Más País, y de su marca regional en Madrid.

El sistema que gobierna España desde La Transición de finales de los años 70 del pasado siglo, ha ido articulando diferentes estrategias para impedir el ascenso de la izquierda alternativa, como “la pinza” en los 90, o la creación de Nueva Izquierda, UPyD y Cs en diferentes momentos, para que el voto rupturista que no atrapase el PSOE siguiera quedando dentro de los márgenes del Régimen del 78.

A tenor del comportamiento de los principales dirigentes políticos del bipartidismo, y de los medios de comunicación, Más País se perfila como el sustituto de Cs, absorbido por el PP.

La defensa pública de Íñigo Errejón del presidente de EEUU, Joe Biden, es una muestra de que pertence a esa izquierda “responsable” que convence con su discurso a los votantes que desean un cambio profundo, para después desmovilizarlo con unas medidas cosméticas que los medios de comunicación venderán como iniciativas de calado.

El líder de Más País lo ha catalogado como ejemplo de lo que un gobierno progresista debe ser, a causa de que el estadounidense desea liberar las patentes de las vacunas del COVID-19, una vez que las empresas fabricantes han ganado sumas millonarias por su venta mientras millones de ciudadanos en todo el mundo, también en EEUU, moría o sufrían a causa de la enfermedad.

Su mensaje público tiene como intención mostrar lo que es para él el modelo progresista, no tocar la economía de mercado, y permitir a la iniciativa privada ganar ingentes cantidades de dinero mientras la mayoría social sufre las consecuencias.

No hay críticas de ex de Podemos a las políticas conservadoras que Joe Biden ha estado aplicando durante su larga carrera política, como el apoyo a la invasión de Irak, al rescate financiero de Wall Street con fondos públicos, a la reducción de impuestos a las grandes empresas.

El presidente de la poderosa nación del norte ha confirmado su apuesta por mantener las sanciones contra Venezuela en plena pandemia, a pesar de que la ONU le ha conminado a levantarlas. Además, el nombramiento de Anthony Blinken como su secretario de estado está ligado a la industria militar, siendo uno de los halcones tras las invasiones a Libia y a Siria.

Íñigo Errejón ya ha comenzado, con el apoyo de los medios, a entablar conversaciones para articular una candidatura estatal de apariencia progresista para evitar que el voto de ruptura con el Régimen del 78 vaya a parar a la Unidas Podemos de Yolanda Díaz, con unas propuestas programáticas que supondrían el inicio de la superación del sistema neoliberal en España.

(Visited 1 times, 1 visits today)